«A preguntarse llaman», un poema de Rolando Revagliatti

A preguntarse llaman

1

aribela no quiere depender de su marido

así que depende de su comisionista de bolsa

acaropita no quiere depender de valeriana, hierbas aromáticas y

    [tiernos yuyos de impreciso encanto

así que depende de bencedrina, apomorfina, peyote, bannisteria

    [caapi, barbitúricos y cortisona cuando se la inyecta

    [endovenosamente

aglaya no quiere depender de varones que podrían ser su padre

así que depende de varones que podrían ser su hijo

anakee no quiere depender de un analista

así que depende de una psiconeurosis de defensa

anahí no quiere depender de su sed de amar

así que depende de la sed de amar del capitán astiz y de las

    [hambres de infinito apego de sus amigos los picaneadores

¿y usted, ataliba?

2

¿adscribe usted, enrico, a la melancolía (por su pátina de bolero)?

¿adscribe usted, ercole, a las cuevas de ladrones (por aquello de la

    [fascinación del delito)?

¿adscribe usted, enrichetta, a la poesía ecoica (por alguna

    [estimulación conyugal)?

¿adscribe usted, eudocio, a la deliberada inefabilidad de los

    [parafrásticos versos inmortales: “beatitud divino tesoro/

    [como una hijita/ te quedaste probablemente para siempre

    [entre nosotros/ después del copular” (por aquello de la hijita)?

¿y usted adscribe, eduvigi, también?

3

¿se inclina, erland, por la modestia amplificatoria?

¿se inclina, poldi, a seguir en orden a lo quingentésimo

    [nonagésimo nono?

¿se inclina, renzo, por el fútbol australiano, la plenitud

    [obsolescente, la división de las aguas y de la cegeté, el

    [piramidalismo?

¿se inclina, licha, por la suspensión del amor (al estilo presumible

    [de la referenciada heroína de “volvió una noche” [tango])?

¿se inclina, chona?

¿se inclina, edy, y como se arguye, inclusive se dobla, pero no se

     [quiebra?

4

¿le calza, walter, a usted: inspirador de confianza?

¿jacinto, a usted le calza cómodo: alnado, ebrioso, donostiarra?

     [¿jefe militar alto? ¿paraninfo?

¿usted calza, yessi?

5

cixilona es adicta a contraer dudas

cecily es adicta a dejar sus huellas en las llaves

coral es adicta a tonificarse en el sufrimiento

colette es adicta a los antifaces, caretas de colmeneros, de

     [esgrima o antigás, carátulas, mascarillas de cirujano,

     [máscaras de la virtud, de pesca submarina, de madera

     [(de la melanesia), de teatro griego

constance es adicta a la masturbación mediatizada

corinne es adicta a ser “el caso corinne”

clide es adicta al pito marinero y al nudo catalán

claire es adicta al muy trovado strip-tease de la cebolla (catáfila

     [por catáfila)

¿y usted, charity?

6

¿es su fuerte, decudemio, francisco de quevedo, la polisemia, la

    [epanástrofe (concatenación o conduplicación), inventar a

    [tientas, sus músculos?

¿es su fuerte, diosa, la paragoge?

anímese antes de adquirir prestigio:

¿es su fuerte, douglas, tal cosa, su debilidad?

7

¿pertenece usted, idelberto, a la especie de los muy sujetos?

¿usted, sayana, pertenece a las henchidas de umbilicalismo?

¿es usted, quilímaco, simpatizante de los que indultan genocidas?

¿usted, pascual, pertenece a los que se desorientan en los

    [sanitarios?

¿es usted, goldsvinda, de las que cuando callan, acallan (se sabe)

    [y logran no decirse (¡qué suerte!) y luego vomitan?

¿y usted, zulma, pertenece?

8

¿si en una de esas llegara a toparse con el que hay en usted,

    [oderico, lo reconocería?

¿teme, dominique, aloquecerse, alobunarse, androlatrizarse?

¿se encolumnaría, omar, detrás de su secretaria?

¿“desear mucho no sé”, tamara?

¿razones policiales, alexei?

¿añorar, viviana, en una lengua muerta?

¿alguien se identifica, rené, con su inafectividad hacia las

    [escalas de valores?

¿incitando a su orgasmo, sirena?

¿se ahoga o no se ahoga, orlando, en la pileta, después del

    [empujón del maestro?

¿matado qué perro, otto, se acabó qué rabia?

¿se echa usted, ofelia, en ocasiones, de menos?

¿usted supone, vladimiro, que ese en el que está pensando no es

    [puramente, exactamente un traidor?

¿hacer la vida en un puño, vidal?

¿parir error u omisión, maría rosa?

¿anotarse, josé luis, en un plan de odio previo?

¿y hacerse las preguntas, onofre, lo preguntan?

9

estaba escrito

nacidos para

el destino no quiso que yo fuera

al que le caiga le caiga

al que le quepa le quepa

el sayo

el sayo te va o elige tú el sayo que te va/ya

recobrar la sayuela

               el sayete

               el sayo

                           perdidos

“si mal no me equivoco”

*

Poema de Rolando Revagliatti

Rolando Revagliatti nació el 14 de abril de 1945 en Buenos Aires (ciudad en la que reside), la Argentina. Publicó en soporte papel un volumen que reúne su dramaturgia, dos con cuentos, relatos y microficciones y quince poemarios, además de otros cuatro poemarios sólo en soporte digital. En esta condición se hallan los Tomos I, II, III, IV y V, conformados por 128 entrevistas realizadas por Revagliatti, de “Documentales. Entrevistas a escritores argentinos”. Todos sus libros cuentan con ediciones electrónicas disponibles en http://www.revagliatti.com

Compartir

Autor

Avatar