Águeda Franco: “Podría decir que es un libro de duelos”

El año que no hubo verano es el nuevo título de la poeta piquense Águeda Franco que será presentado en público mañana viernes desde las 19.30 hs. en la Casita de los Escritores del GEP, en Avenida San Martín y calle 19.

“Podría decir que es un libro de duelos. Durante seis meses en mi vida se sucedieron hechos muy conmocionantes. No acertaba a reponerme de uno que aparecía otro igualmente complicado y doloroso. Escribí los poemas de El año que no hubo verano de un tirón, como un exorcismo, como quien llega al fondo del pozo y sólo le queda iniciar la subida. O morir. A mí la poesía siempre me salva, me ordena la cabeza, me señala el camino.” Estas palabras iniciales de Águeda marcan a las claras el sinuoso camino de la literatura y de cómo el duelo y la pena pueden transformarse en belleza.

Por eso tan interesante como el libro mismo resulta muy a menudo la historia que viene por detrás: “El único poema del libro que fue escrito unos meses antes que el resto fue La usina vieja -contó Franco en vísperas de la presentación-. Allí hablo del grupo literario que conformamos en 1975 con Juan José Sena y otros queridos compañeros, que terminó abruptamente después del golpe cívico-eclesiástico-militar de 1976. A Juanjo le gustó mucho ese poema, la recreación de la atmósfera de aquella experiencia literaria que truncó la dictadura.
Los poemas comparten un mismo clima, hay una unidad de sentido que hace que resulte difícil leerlos por separado, al menos a mí me resulta difícil.”

El año que no hubo verano
Águeda Franco ha recorrido ya un extenso camino junto a las letras que lleva a reconocerla como una de las poetisas destacadas de la literatura pampeana. Llegada en su juventud desde Buenos Aires, hizo querencia en General Pico para echar raíces definitivas y construir desde aquí una interesante obra que aún manteniendo su sello, evidencia una clara evolución.

Este libro, editado por Lamás Médula, estuvo entre los 10 seleccionados del concurso internacional Raúl González Tuñón organizado por esa editorial y el Grupo Editorial Sur, del que participaron 453 autores. Fue la segunda mención especial. El jurado estuvo integrado por tres grandes poetas, que son de la admiración de la poetiza local: Alberto Szpunberg, Laura Yasan y Horacio Salas.

El año que no hubo verano tiene ilustraciones y fotos de Maité Delgado Franco. En la contratapa mientras tanto –y como un mimo editorial- el poema que le escribiera Juan Carlos Bustriazo Ortiz a la propia Águeda cuando era “una tierna muchacha de General Pico”.

Compartir

Autor