Alzando la voz contra un flagelo

El flagelo del consumo de drogas se va expandiendo como una mancha de aceite que busca cubrirlo todo. Así lo muestran estadísticas propias y ajenas. No se necesita recurrir a datos. Alcanza con mirar a nuestro alrededor, en cualquier barrio del país, escuchar a los docentes, a las familias. “Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos” es una frase del sabio Confucio. El mundo de la drogas es un fenómeno tan especial que tiene una lógica propia: por un lado se automantiene y se autoperpetúa como negocio; por otro es sostenido por fabulosas fuerzas económico-políticas que no pueden ni quieren prescindir de él, en tanto coartada y ámbito que facilita el ejercicio del poder.
De esto sí se habla es una obra que refiere al negocio de la droga, parida por la Cooperativa La Comunitaria a través de su grupo de teatro comunitario. Una producción artística integral en la que 80 niños y jóvenes pertenecientes a cinco sitios de las provincias de La Pampa y Buenos Aires (General Pico, González Moreno, América, Sansinena y Fortín Olavarría) alzan su voz contra ese flagelo que convive con nosotros. El estreno se producirá hoy domingo, a las 19:30 horas, en el salón de la Asociación Vecinal del barrio Carlos Berg, en calles 13 y 48 de nuestra ciudad. La entrada general tiene un valor de 60 pesos.
Dirigida y coordinada por María Emilia De la Iglesia, en las últimas semanas se sucedieron diferentes ensayos en los que se involucró la mayor predisposición de todos, quedando a su vez en evidencia el esfuerzo y el sentimiento que los une desde el mismo momento en que se armó la escena, bosquejándose algo que se ha constituído en una experiencia inédita en el interior del país.
La jornada involucrará teatro, artes, plástica, murga, música en vivo y dramaturgia colectiva, generando un mensaje que permite borrar fronteras, además de unir a una juventud despierta y activa que lejos de todas las etiquetas y estereotipos denuncia el juego de intereses que está destruyendo vidas y comunidades. Desde el mes de marzo de este año La Comunitaria viene trabajando en esta obra, apostando a un proyecto que fue ganador de la Beca Bicentenario del Fondo Nacional de las Artes, organismo autárquico que forma parte del Ministerio de Cultura de la Nación.

Compartir

Autor

Raúl Bertone