Andrés Echeveste: de Favio a los toros andaluces

Por Yamila Juan (Especial para El Lobo Estepario)

Andrés habla tranquilo, anda por las callejuelas de Sevilla saludando a la gente, invitándola a pasar por la galería de arte donde él expone sus obras. Hace un año llegó a España desde Argentina. La península europea le da motivos para pintar, al tiempo que recuerda a la distancia lo que significó para él ser el director artístico de las últimas películas de Leonardo Favio.
Las expresiones de caballos y toros sobresalen del lienzo. En los dos sitios donde exponía, la fuerza de los animales dan sentido a su obra. “Yo vengo de la Patagonia, de Las Grutas, donde la luz en verano es muy similar a la luz de Andalucía… Los colores de las piedras, los colores del mar son muy intensos y eso se reflejó en mi pintura desde los 19 o 20 años. Llevo muchos años haciendo este tipo de pintura, donde la pincelada principal está cargada de mucha materia, con colores que pelean y dialogan entre sí, yo lo llamo fovismo o expresionismo patagónico”.

Andrés Echeveste 3
En Sevilla, en plena feria, donde la Plaza de Toros se erige como ícono cultural e histórico de la ciudad ante locales y extranjeros, donde también la tauromaquia se pone en cuestión a nivel país, Echeveste responde con sus trazos: “Empiezo a pintar toros porque empecé a encontrar en mis paisajes o en los retratos que yo hacía partes de toros, y ahora cuando pinto toros puedo expresar todo con mucha naturalidad y fluidez”.
“Descubro en Sevilla algunos orígenes de la cultura argentina: el caballo viene de las marismas de Santa Ana, son los barberiscos y los caballos andaluces los primeros que fueron a América junto con las primeras migraciones que eran de esta zona; descubro que el gaucho tiene mucho del llanero andaluz, en su forma de vestir, en su forma de montar, también encuentro similitudes en la música, ya sea el tango o el folclore están muy unidos a la música andaluza. Toda esta raíz cultural hace que me quede aquí”, expresa.
Así habla de su presente, mas no deja de recordar su etapa anterior, donde sus trabajos artísticos dieron escenario a películas como ‘Perón, sinfonía de un sentimiento’ o ‘Aniceto’, de Leonardo Favio. “Trabajar con él fue para mí nutritivo culturalmente”, sostiene. Relata que luego de conocerlo, Favio le propuso que fuera él quien se encargara de la dirección de arte de la película de Perón, a fines de los ’90.
“Mis pequeños bocetos se transformaban en grandes escenarios, hubo más de 500 dibujos míos, tres grupos escultóricos de 40 esculturas que narran el 17 de octubre, la tragedia y los fusilamientos, también hice animaciones dentro de la película y un gran trabajo de investigación documental, para poder contar la historia”, detalla.

Andrés Echeveste 5
En cuanto a su tarea en “Aniceto” (2009), que fue una remake de una película dirigida por Favio en el ’65: ‘El romance del Aniceto y la Francisca’, Echeveste manifiesta que fue una experiencia distinta, ya que se trató de filmar un ballet: bailan Hernán Piquín, Natalia Pelayo, Alejandra Baldoni, entre otros, con una música muy poderosa. “Esa película, para mí, marca un regreso al cine tradicional, al cine mítico, porque prácticamente no hay diálogo, todo está contado en imágenes, en danza, como eran las películas antiguas, y no podés quitar un segundo la vista de la pantalla, te atrapa. Estoy orgulloso de haber formado parte del equipo de esa película y de haber trabajado junto a Leonardo”, finaliza.

Compartir

Autor