Antonela Alfonso presenta su primer trabajo discográfico

anto1
La cantante piquense Antonela Alfonso pasó por varios Pre Cosquín, por Soñando por cantar, por ilustres noches pampeanas y sobre todo ha conseguido profesionalizar su voz y su día para que en su jornada no haya más que música y todo lo que rime con ella. Sin embargo y desde aquí nos aventuramos a decir que el ápice de su joven carrera está por venir, y está por venir muy pronto, este sábado 9 de agosto sin ir más lejos, cuando se suba a las 22 hs. al escenario de Médano acompañada de del polifacético Néstor Basurto, los bailarines Laura Molina y Emanuel Riquelme, y un armoniquista de La Plata, Daniel Chappet (ganador en 2014 del Pre Cosquín como solista instrumental). Es que en la ocasión se presentará su primer CD, el cual estará en la calle antes de fin de año y contará con sendas presentaciones en nuestra ciudad y en Buenos Aires.
A pesar que el disco aún no tiene título y aún se encuentra en proceso de grabación, ya tiene un principio de historia: “A Néstor Basurto (ver más abajo) lo conocí en La Pampa, en una peña que se hizo en Santa Rosa”, recuerda Antonela Alfonso y agrega, “allí él me escuchó y quedamos en hacer algo más adelante. Más tarde me invita a un programa de televisión en Buenos Aires, en la casa de Aníbal Troilo, y allí fuimos delineando el proyecto de hacer el disco.”
Tal fue el puntapié inicial de un periplo bastante arduo, de un viaje de 20 mil leguas (como diría el adagio) y conoció con exactitud todos y cada uno de los bemoles que trae aparejado la grabación de un disco para un artista independiente. De hecho el proyecto tuvo varios intervalos “porque viajaba cuando podía y hubo una época que se me hizo imposible por los costos. Grabar un disco es muy caro, yo sola no lo hubiese logrado jamás, incluso mi aporte económico saldrá de lo que recaude con las entradas del recital”, cuenta Antonela. Y tan es así que basta con graficar que el disco aún no está terminado. De momento están grabados nueve de los doce temas seleccionados. Lao Tsé nos diría desde el fondo de los tiempos que ése era el Tao de Antonela, y Hermes Trimegistus, el primer pensador de la humanidad, que tal era el ritmo que debía cumplirse para llegar entera a este momento. Ese ciclo fue penoso por cierto, un camino plagado de dificultades pero que, en consonancia a lo antedicho le dio a nuestra cantora un nuevo grado de maduración artística, pies alados para superar los obstáculos y arribar a este momento exacto: “si hubiese llegado antes al disco creo que hubiese cometido muchos errores –reconoce-, pasa muy seguido que nos llevamos por el entusiasmo y no medimos bien el tiempo. Estoy segura que si hubiera grabado antes no habría elegido bien el repertorio. Es cierto que nunca hice un repertorio muy popular porque constantemente estoy a la búsqueda de cosas nuevas. Me pasa cuando voy al estudio de Néstor en Buenos Aires, que siempre está lleno de músicos, y representa una oportunidad excelente de escuchar otras cosas, cosas nuevas, muy lindas. Siempre fui así, me cautiva más escuchar cosas que nunca escuché a estar siempre con lo mismo, y esa búsqueda me llevó a encontrar el repertorio del disco.”
Dicho repertorio está seleccionado de melodías inéditas de Alejandro Zswarcman principalmente, de Eduardo Guajardo y Mony López, y si bien el trabajo es de corte netamente tanguero “también habrá un vals peruano, alguna milonga, un vals”, adelanta la artista piquense que verá coronado su trabajo recién a finales de este año cuando pueda sostener la placas entre su manos. Pero dicho repertorio no fue obra de la contingencia ni de la casualidad, aunque haya sido (como para Deleuze) la “hermosa razón del azar” lo que la trajo hasta estas canciones: “Me gusta todo lo rebuscado para cantar, las melodías que abarcan un registro amplio, que permitan mucha amplitud de voz, y en ese sentido me llevo muy bien con las canciones escogidas y con el trabajo de Néstor (Basurto). La verdad es que me preparé mucho para este momento, estoy cantando en casa todo el tiempo, y después está todo el trabajo vocal que estoy haciendo con Néstor cada vez que voy a grabar”, indica.
Ese trabajo vocal que está haciendo Antonela en solitario le sirve para tantas cosas, para estar afinada, desde luego, para estar preparada para sacar ese duende/ángel que sobrevuela nuestros oídos cuando la escuchamos, incluso le sirve para afrontar las duras sesiones de grabación, ya que “grabar un disco es muy raro además –apunta la cantante bajando la mirada-, me parece muy frío tener la música en los auriculares y cantar sobre eso, será que estoy más acostumbrada a lo espontáneo, a estar cara a cara con el músico y que todo vaya surgiendo a partir de ahí. Todas estas cosas hacen que me cueste muchísimo esta primera experiencia, aunque por suerte está Néstor (Basurto) que me va guiando y me enseña todo, no se guarda nada, me va marcando las cosas y yo particularmente confío mucho en él, sé que estoy en buenas manos.”

Soñando por cantar
“Yo no estoy muy a favor de esos programas”, nos dice rápidamente Antonela cuando le recordamos su participación en el popular programa de Canal 13 que le brinda la oportunidad de mostrarse a cientos de artistas, aunque todo dentro, por supuesto, de ciertas reglas circenses, “pero reconozco que la experiencia fue muy buena –prosigue-, desde todo lo que pasa abajo del escenario que es muy pero muy profesional, hasta que estás ahí arriba. También sirve para que te conozca más gente, otro público, incluso hay gente que me conoció de haberme visto ahí, gente acá de Pico que antes ni me registraba.”
Y por encima de todo eso y de haber pasado a la final de un concurso entrecomillado, están las palabras que le dedican primero Valeria Lynch y luego Alejandro Lerner para laurear su presentación. La intérprete de viejos hits populares como “Qué ganas de no verte nunca más” o “Ámame en cámara lenta” resumió su apreciación conjugando palabras como “luz y magia” y rematar con un “súper afinada”, mientras que Lerner, tan recordado por letras como las de “Por un minuto de amor” o “Algo de mí en tu corazón”, le dijo a Antonela que “hay otros valores que son muy importantes además de afinar, seguir bien la letra y todo eso, y es que cuando uno tiene magia, tiene magia, y eso es lo que nos toca el corazón”.
Naturalmente para Antonela estas palabras no pasaron desapercibidas: “Lo que me dijo Lerner está muy bueno –consideró-, si él vio eso es buenísimo que así sea. Cuando estoy arriba del escenario estoy totalmente plena, dejo que me vean por completo, a corazón abierto y muy conectada con la canción, por eso digo que si a la gente le llega eso está muy bueno, y está bueno que me lo digan porque cuando estoy ahí arriba no me doy cuenta de nada, me abstraigo en la música.”
Imaginamos que Lynch, Lerner y la propia Alfonso nos quieren decir, entrelíneas, que cuando Antonella canta la dosis de realidad se aliviana, que ella camina sobre el escenario como si caminara como por los bordes de un sueño, su cornisa o su tapial, y que de su boca sale la obsesión de olvidarse de este mundo y encontrarse otro, incierto y propio.

anto

Néstor Basurto
Autor, compositor, intérprete, guitarrista, cantante, arreglador, director y productor artístico. Cuenta en su haber con una importante cantidad de composiciones en letra y música propias, tanto en el ámbito del tango como del folklore. Muchas de ellas han sido interpretadas y grabadas a lo largo de estos años por importantes artistas.
También ha conformado duplas compositivas junto a Hamlet Lima Quintana, Alejandro Szwarcman, Julio Olivera Chazarreta, y Cecilia Stanzione entre otros. Desde hace doce años dirige su propio estudio de grabación, en el cual trabaja como arreglador, productor y director. En él ha realizado grabaciones y ediciones para artistas, por ejemplo, de la talla de Daniel Maza, Enrique Llopis, Quinteto Ventarrón, Omar Moreno Palacios, Teresa Parodi, Omar Cerasuolo, Oscar Alem, Manolo Juárez, Claudio Sosa, Eduardo Guajardo, Santaires, Roxana Fontán, Martín Alvarado, Luis Baetti, Pablo Agri, Ernesto Baffa, Franco Luciani, etc.

La cita
La presentación del disco en General Pico se llevará a cabo en el auditorio de MEDANO, las entradas costarán $ 60, y se podrán comprar en forma anticipada en Amanecer Contigo (calles 18 entre 11 y 13), Deli Antú (24 entre 21 y 23),o al siguiente número telefónico: (02302) 15440553.

Compartir

Autor

Eduardo Senac

Eduardo Senac ha sido director de la revista literaria “Sueños”, condujo los programas radiales Confortablemente adormecidos (música) y Babel (literatura), también fue co-creador (junto a Ibero Arroyo y Raúl Bertone) y director (desde 2003 hasta el 2008) el suplemento cultural “La Galera”, editado semanalmente por el diario La Reforma. Ha publicado “Instrucciones para ser un Quijote” (1° ed.: 2003; 2° Ed.: 2004, 3° Ed.: Llanto de mudo, 2009); “El vals del duende” (Sueños, 2005); “La precisión de la fiebre” (Llanto de mudo, 2006); “Satori” (2008). También dirigió las publicaciones “El Diario del Siglo” editado por el diario La Reforma en ocasión de cumplirse los 100 años de General Pico, y el “Libro del Centenario” en ocasión de historiar los 100 años de la Biblioteca Estrada también de esa ciudad. El Concejo Deliberante de General Pico declaró de “Interés Cultural” los libros “Instrucciones para ser un Quijote” y “La precisión de la fiebre”, presentados en la Feria Nacional del Libro de Tucumán y en la Feria Nacional del Libro de Entre Ríos, respectivamente. Publicado por distintos diarios y revistas del país, recibió los elogios de Alejandro Dolina y Daniel Posse: "Es uno de los mejores escritores del país", coincidieron. No participa en certámenes y concursos.