Arte sutil de la cultura popular

Una pareja de baile traduciendo los acordes en sensuales movimientos que transportan al tiempo más sublime de las milongas del novecientos. El tango danza como un estallido, una misa pagana, un fantástico despliegue de sensualidades. Baile de prepotente libertad y alarde. El lenguaje de los cuerpos. Moviéndose de a dos bajo las normas de una danza compleja y extraordinaria. Permitiendo el reconocimiento mutuo a cada instante. Los que miran sienten placer, los que bailan simplemente gozan.
El cuerpo que habla. Eso es la danza. Alma y cuerpo, danza y música unidos. Plasmando un instrumento para que el hombre se exprese; por eso, a través del hombre hablara el espíritu. El arte de la danza consiste en sublimar la materia, convirtiendo el cuerpo en un elemento del arte. El bailarín solfea con su cuerpo, pintando en el aire la música que lleva en su alma. El baile como reconocimiento. Como destreza. Como ensamble del cuerpo con el aire. El alma elevándose en cada pirueta. En cada giro.
Este domingo 10, en El Viejo Galpón, la Compañía Pampa Tango estará convocando desde las 20:00 horas a una milonga bailable que servirá para celebrar el Día Nacional del Tango, que tiene tiene lugar cada 11 de diciembre por iniciativa del compositor y productor artístico Ben Molar, y en conmemoración a las fechas de nacimiento de los creadores de dos vertientes del tango: Carlos Gardel, el Zorzal Criollo, ídolo y figura representativa, nacido el 11 de diciembre de 1890; y Julio De Caro, gran director de orquesta y renovador del género, nacido el 11 de diciembre de 1899.
La segunda vertiente del binario colonial que confluyó en el nacimiento del tango es la milonga. La palabra es de origen africano y significa lío, problema, batahola, enredo. Por extensión, servía para designar a las casas de baile de los barrios periféricos y a las mujeres que trabajaban en ellos. Coexistió con la habanera, pero reinó en ambientes sociales muy humildes. Por eso, incluso se la ha llamado la habanera de los pobres. Sin embargo, aunque sea hermana de la habanera, la milonga tiene una mayor relación con la música afroamericana. Según Horacio Ferrer, “bien podemos concebir su origen como la contradanza europea en su versión ciudadana rioplatense, y siguiendo la idea de Grenet, describirla como una melodía criolla rioplatense fundida al poderoso aliento de los tambores candomberos”, de cuyos ritmos “es hija dilecta”.
“La compañía es dirigida por Claudio Orso y la integramos Marina González, María Eugenia Boloquy, Andrea Muñoz, Lucas Quintero, Claudio y yo. Esto nació hace algún tiempo, estuvimos trabajando juntos, después se interrumpió y ahora volvimos a juntarnos, por lo que quisimos mostrarnos con esta velada que se denomina Respirando tango. La idea es empezar a recaudar fondos que nos permita salir a la ruta otra vez. Más adelante se sumarán las voces de Daniel González y de una intérprete santarroseña. Se trata de un lindo proyecto, que ya lo tuvimos, que funcionó pero que por diferentes motivos se interrumpió. Estamos con todas las fuerzas. El domingo ofreceremos un show con la participación de los bailarines que estamos integrando en este momento Pampa Tango, y después se abrirá la pista para que toda la gente baile, no solo tango sino también otros ritmos”, contó Pedro Soria, consultado por El Lobo Estepario. La entrada tiene un valor de 70 pesos y habrá un esmerado servicio de cantina.

Compartir

Autor

Raúl Bertone