Cantar para estrechar lazos afectivos

Los niños siempre perciben de forma nítida sonidos que surgen en los ámbitos que recorren, abarcando un abanico amplio de sentimientos y sensaciones generados por la música. En ese transcurrir arman un bagaje de experiencias a partir de situaciones vividas. Una banda de música llamada Perro Salvaje viene desde hace algunos años revalorizando el cancionero infantil, incluyendo en esa puesta en escena vestuarios coloridos, diferentes coreografías y un repertorio bien variado. Una buena manera de acercarlos, también a los adultos, al conocimiento y la valorización de diferentes manifestaciones artísticas, estimulando la creatividad, interpretación, expresión y comunicación.
Este grupo que conforman docentes le suma, al amplio recorrido de melodías, ritmos y armonías, todas las situaciones que pueden producirse con músicos actuando en vivo, exponiendo en cada una de sus presentaciones dinámicas grupales, con proyección de imágenes, representaciones teatrales y mucho humor, estará presentando mañana sábado su primer disco en un espectáculo a realizarse en el Cine Teatro Pico, a partir de las 18:00 horas. Lenguajes artísticos que se constituyen así en un medio de expresión para ser utilizados naturalmente y en forma de juego.
Perro Salvaje está integrado por los músicos Ezequiel Coronel (voz, guitarra acústica, guitarra eléctrica y violín), Guillermina Corrales (teclados), Alejandra Reyes (voz, guitarra, ukelele), Pablo Coronel (bajo) y Adrián Barroso (batería y percusión), en tanto Verónica Zeballos, Gisela Castillo y Kela Ursino, esta última le da vida a un personaje sobre el escenario, completan el grupo con su importante tarea en el armado y organización, entre otros detalles esenciales. “La presentación incorporará un montón de estímulos, el público se encontrará por supuesto con música y canciones, pero también habrá proyecciones de imágenes, efectos, es decir, mucha diversión, mucho baile, a lo que siempre apuntamos que es tratar de cautivar a la gente, principalmente a los más chicos”, relató Ezequiel Coronel.
A lo largo de su recorrido en todos estos años, y enmarcados en distintas temáticas para armar sus espectáculos, Perro Salvaje ha venido divirtiendo mayormente a niños, conectándolos con canciones como La bruja enamorada, El monstruo de la laguna, La Mona Jacinta, Soy una taza, La receta, La barca, El gallo y la pata, El aldeano, La mané, Pie Pie Pie, El marinero baila, Voy a dibujar mi cuerpo o Hocky Poky, entre varias más, siempre con una propuesta lúdica y participativa.
“Somos una banda en vivo que trata de revalorizar el cancionero infantil, buscando la unión de la familia, que se integre en ese momento para jugar y así olvidarnos de la rutina. Ese es el objetivo. Este disco es un logro muy importante porque después de dos años de mucho trabajo y de tiempo invertido pudimos darle una salida a todas esas melodías y canciones que fueron construyéndose desde una base como si fuera una torre. Colocamos ladrillo sobre ladrillo para poder mostrar orgullosos este trabajo que fue mezclado y masterizado en el estudio de grabación de nuestra ciudad Ley Primera, completándose en una productora de Buenos Aires”, destacó Coronel, durante la entrevista con Lobo Estepario.

– ¿Qué contiene el disco, de qué forma se fue nutriendo de canciones?
Considero que es muy completo en cuanto a géneros musicales. Hay rock, pop, bossa, folclore, como una zamba, un huayno o una chacarera, también hay una cumbia, es decir, se lo puede escuchar desde el primer al último tema pasando por un montón de estilos, generando un ida y vuelta interesante desde las armonía similar al que se produce cuando estamos en vivo, una montaña rusa de canciones para bailar, jugar…Es un orgullo poder ofrecerlo en esta vorágine actual, de tanta globalización, donde los géneros se han mezclado y fusionado tanto. Nosotros tratamos de poner nuestro sello y en una provincia que no tiene tantos registros de este tipo.

– ¿Cómo ha sido la agenda de Perro Salvaje durante este 2017?
Arrancamos en el mes de julio y estuvimos tocando en muchas localidades de la provincia, venimos presentando este trabajo por lo que este sábado será de alguna manera el cierre de la gira. Hubo mucho ensayo, se armó bien la historia, con los diálogos, recordando en ese sentido que Perro Salvaje tiene como estilo buscar imprimir un objetivo a cada espectáculo. Este se llama Juguemos, jugando, y si bien no somos actores, logramos que justamente el juego sea el centro de todo. Después del sábado habrá que salir a defender y mostrar el disco, seguiremos llevando nuestra música a diferentes lugares, buscando insertar el cancionero infantil, que los adultos tengamos en cuenta que siempre hay niños en cualquier evento y ellos también tienen derecho a recibir un mimo desde lo artístico, que se sientan incluidos. Nos cuesta bastante ingresar en ese circuito de los festivales y las peñas, ya sea de folclore o de rock, cuando en realidad estamos a la altura de cualquier exigencia, este grupo se basa en manejar un montón de estilos. Buscaremos además organizar eventos para las escuelas.

Compartir

Autor

Raúl Bertone