Canto coral articulando una conciencia común

Una manera distinta de compartir. El modo ideal de establecer nuevos vínculos, donde todos aprenden de los demás. Cantar puede ser un esfuerzo, pero en un sentido positivo, porque lleva a entrenar la respiración. Parece algo muy simple, pero lo cierto es que si uno le exige ciertos ejercicios a los pulmones en una práctica semanal, irá adquiriendo mayores capacidades y no se quedará sin aire en otros momentos de la vida cotidiana. El efecto que tiene el canto en la gente de la tercera edad es especial, porque antes cantar formaba parte de la vida de todos los días. Las generaciones pasadas cantaban en la escuela y en el tiempo libre, y eso hace que, para la gente mayor, recuperar las canciones que solía cantar de joven traiga muchos recuerdos.
En la ciudad de Villa Carlos Paz tuvo lugar el 18° Encuentro Argentino y Latinoamericano de Coros de la Tercera Edad y allí confluyeron historias que nacen de la gente y que hablan justamente de eso, de corazones robados por una pasión aprendida cuando los años se niegan disfrazarse. Cuentan de prestar el corazón y la voz para que el tiempo, que pasa rápido, no lo haga desapercibido. El Coro Municipal de la Tercera Edad de General Pico que dirige Sebastián Díaz conjuga desde hace muchos años los sentimientos de compañerismo, responsabilidad, tolerancia, constancia, algunos de los rasgos distintivos de un grupo que repitió allí la vivencia artística, con el canto coral articulando una conciencia común.
Unas 25 agrupaciones de diferentes provincias y de países limítrofes como Uruguay, Paraguay y Chile le dieron vida a esta cita tan esperada, que abrió su programa en las dos salas del teatro Candilejas y tuvo su continuidad con actividades en los jardines municipales de Carlos Paz, para cerrar el sábado en la plaza Próspero Molina de Cosquín, con la tradicional cantata sobre el escenario Atahualpa Yupanqui, donde se dejó escuchar Roberto Chavero, el hijo de don Ata. Junto al Coro Municipal piquense, que asistió por tercera vez, estuvieron representando a nuestra provincia el Coro Municipal de Rancul, dirigido por Miguel Ferrando y con una trayectoria de 20 años, y el Coro Canto a la Vida, de Intendente Alvear.
La delegación piquense estuvo conformada por los coreutas Restituto Irusta, Elisa Sánchez, Valerio Díaz, Alicia Peralta, Ester Díaz, Ilda Cisneros, Dora Scaglia, Norma Testa, Dante Peppino, Ana Hondere, Ana Viglianco, Elsa Senosian, Clara Moreno, Hilda Mugabure, Luis Teja, Yolanda Michelis, Ursula Honorato, José Torta, José Trovato, Ana Peppino, Inés Orellano, Alicia Martirena, Abel Torrilla, Corina Zuchini y Elsa Benito, y junto al profesor Díaz -dirige al coro desde el año 2010- actuaron como coordinadoras Natalia Robatto y Mari Magnato.
Los restantes protagonistas de esta edición fueron el Coro Quiéncanta Sumalespanta (Cañada Rosquín, Santa Fe), Coro Vocal Encuentro de Santa Galla (Rafaela), Coro de Adultos Mayores Fray Mamerto Esquiú (Catamarca), Coro del Centro Recreativo Guardia Vieja (Zárate, Buenos Aires), Ensamble Coral Real (Canelones, Uruguay), Coro Malagueñas (Mercedes, Departamento Soriano, Uruguay), Coro Voces del Atardecer (Asunción, Paraguay), Coral Las Cañuelas, Coro Canto a la Vida (Villa Mercedes, San Luis), Coro Cuatro Estaciones (Uruguay), Coro Canto a la Vida (Mendoza), Coro Renacer (Concordia), Coro Flores de Plata (Gálvez, Santa Fe), Coral III (Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe); Coro Municipal Laguna Paiva, Proyecto III y Coral Remanso (Santa Fe), Coro Futa-Che (Universidad para Adultos Mayores Integrados, Universidad San Juan Bosco de Puerto Madryn), Voces Otoñales (Puerto Madryn), Coro Payay (Salta) y Coro Municipal de la Tercera Juventud Silvia Ocampo (Reconquista, Santa Fe).

Compartir

Autor

Raúl Bertone