Casa Museo Olga Orozco: obra y futuro

Mirá el antes y el después.La Casa Museo Olga Orozco recibió la remodelación que necesitaba y está a punto de exhibirse, con fecha para marzo.

Estado anterior

thumbnail_final post

Declarada Monumento Histórico Nacional y Bien Patrimonial de la provincia, la casa natal de la Escritora Olga Orozco implicó un abordaje técnico que en cada instancia procuraba acompañar la valoración del bien. Esta valoración no solo reside en su jerarquización edilicia sino que se se equipara a la importancia de los conceptos museológicos, donde las personas son protagonistas de sus espacios.

Cada museo tiene sus propios rituales, usos del espacio, implicancias en cuanto al diseño y prácticas particulares con relación a la comunidad. Según las estadísticas los visitantes acuden a las casas museo, porque los anima la curiosidad o la esperanza de encontrar algo que les ayude a comprender mejor a un personaje o a la obra de ese autor que les conmueve. En el caso particular de Orozco, los visitantes/lectores llegan principalmente motivados por la idea de poder transitar y habitar un espacio real y al mismo tiempo simbólico, ya que “la casa” es protagonista en la literatura orozqueana, “es el eje del mundo que comunica con el centro del cielo”, así como un espacio donde disfrutar de exposiciones, lecturas, conciertos y de un hermoso jardín donde pasar el rato.

Construida en el año 1906 la casa museo fue presentando deterioros edilicios que con el paso del tiempo comenzó deshabilitando el uso de algunos sectores, hasta llegar a tomar la decisión inevitable de retirar su colección y mantenerla cerrada al público.

La Secretaría de Cultura, junto a la Municipalidad de Toay y en conjunto con el acompañamiento de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural dieron comienzo a los trabajos para revertir la situación, remarcando la importancia de tener sus salas aptas para recibir a sus visitantes, resguardar en condiciones su acervo e instalaciones en funcionamiento, pensado para involucrar a personas de todas las edades en la exploración y la experimentación de los usos y disfrute de la literatura, la poesía y las palabras.

Recuperación edilicia

En una primera instancia se comenzaron aquellas tareas específicas que supiesen frenar el deterioro progresivo que venía afectando al edificio, entradas de agua, pisos en mal estado y revoques sueltos y manchados, luego se avanzó en tareas más específicas. En cada caso las intervenciones sobre la casa museo se consideraron en particular para proteger el patrimonio que es en sí misma y que alberga.

Comenzando por la cubierta, se debieron reemplazar algunos cabios de madera y la totalidad de las canaletas, fueron desmontadas todas las chapas y sobre la sala principal se hizo el cambio completo de las mismas quedando a nueva. Prosiguió el trabajo en revoques que mostraban signos de humedad ascendente, manchas, y desprendimientos, se picaron hasta una altura de 1m en todo el perímetro del edificio y se realizaron nuevos con un impermeabilizante específico para la patología que presentaba. En el exterior se repararon revoques y cargas en terraza. Otra tarea de gran importancia fue la realizada sobre los pisos originales de madera, fueron levantados y reforzada su estructura de sostén. Para aquellos sectores donde la pinotea se encontraba completamente irrecuperable, se consiguieron nuevas partidas para reemplazar. A su vez, se realizaron nuevas cámaras de ventilación y una vez que fuera vuelto a colocar el mismo se realizó pulido de sectores, colocación de zócalos y protección con barniz para piso.

Complementando cada una de estas tareas se repararon cielorrasos de madera originales y carpinterías de madera que se encontraban muy deterioradas. Se realizaron mejoras y cambios en la instalación sanitaria, puesta a punto de la instalación eléctrica, y poda controlada de las áreas verdes que rodean la casa como son el acceso y el jardín. Por último se realizaron las tareas de pintura tanto interior como exterior.

Proyecto de reapertura

Todas las acciones en los museos tienen una dimensión política, el trabajo que se realiza en la casa de la poeta, su colección patrimonial y fondo documental le permiten enunciar múltiples sentidos, fomentar vidas creativas y hacer un aporte a la cultura. El nuevo guión museológico refuerza la misión del museo proporcionando recorridos participativos e enriquecedores a partir de un diseño de exposición que interpele a los visitantes desde sus propias vivencias. La nueva puesta contará la vida de la poeta a través de los objetos que posee el museo como parte de su patrimonio y la intangibilidad de sus relatos y poemas. Por medio del diseño y la museografía se propondrá ingresar de manera activa a las experiencias de los primeros años de la infancia de Olga Orozco en Toay, a las inquietudes que moldearon su universo creativo y a su legado literario.

Con un proyecto que se inaugurará en marzo del próximo año, la Casa Museo ofrecerá a la comunidad salas de exposición renovadas, dos nuevas salas de exhibición permanente, propuestas didácticas, una sala de exhibiciones temporales, dispositivos de consulta de colecciones y sugerencias de acceso a la biblioteca personal de Olga Orozco además de un lugar de funcionamiento permanente a su programa educativo en espacios del Auditorio “ La Fantasma”, entre algunas otras novedades.

La Casa Museo Olga Orozco necesitaba recuperarse y proyectarse hacia el futuro como una pieza clave de los recorridos literarios del país, ampliar su campo de resonancia conceptual, junto a la apertura de sus colecciones en repositorios públicos y a un trabajo de extensión localizado en sus comunidades.

Si necesita ponerse en contacto el nuevo teléfono del museo es 02954-431528 interno 4728.

Compartir

Autor