Cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio, según la ciencia

facebook sharing button
twitter sharing button
whatsapp sharing button

Un estudio científico australiano indicó que el género tiene un papel importante en la elección y los resultados. Cuál es la relación con los procesos hormonales

El ejercicio es bueno sin importar la hora del día en la que se realice, pero un nuevo ensayo de control aleatorio descubrió que sudar por la mañana y por la noche podría apuntar a diferentes partes del cuerpo y la mente. El objetivo de la investigación estadounidense de 12 semanas fue encontrar el momento del día ideal para aprovechar al máximo el entrenamiento dadas las diferencias en cómo hombres y mujeres responden al ejercicio. Es que, al parecer, factores como las hormonas, los ciclos de sueño y otras diferencias biológicas pueden indicar por qué existe una diferencia de género.

En el transcurso de 12 semanas, 27 mujeres saludables y activas y 20 hombres saludables y activos participaron en un estricto programa de dieta y entrenamiento. La rutina semanal implicó cuatro días de ejercicio, incluidos sprints, entrenamiento de resistencia, estiramiento y entrenamiento de resistencia, más tres días de descanso (miércoles, sábado y domingo). La mitad del grupo realizó sus ejercicios diarios de una hora de duración por la mañana antes del desayuno, mientras que el resto completó su rutina antes de la cena, por la noche.

Todos los participantes del estudio, publicado en la revista Frontiers in Physiology, finalmente mostraron mejoras significativas en su estado físico y salud, pero los ejercicios matutinos y vespertinos tuvieron resultados diferentes, especialmente para las mujeres. Las participantes femeninas que hacían ejercicio por la mañana quemaron un 7% más de grasa abdominal y redujeron su presión arterial un 7% más que aquellas que hacían ejercicio por la noche. La rutina de la mañana también resultó en una mayor fuerza en las piernas.

El estudio es el primero en explorar cómo un régimen de ejercicio diverso afecta a las personas según la hora del día en que se realiza el entrenamiento (Getty Images)

El estudio es el primero en explorar cómo un régimen de ejercicio diverso afecta a las personas según la hora del día en que se realiza el entrenamiento (Getty Images)

Las mujeres que hacían ejercicio por la noche, por otro lado, mostraron mayores ganancias en la fuerza de la parte superior del cuerpo, el estado de ánimo y los antojos de comida. Además, la potencia muscular mejoró en un 29% y la resistencia mejoró en un 15% en comparación con los que hacían ejercicio por la mañana.

En comparación con las mujeres, los hombres en la prueba generalmente estaban menos influenciados por el tiempo de ejercicio. Dicho esto, el entrenamiento nocturno condujo a una presión arterial ligeramente más baja y a una mayor oxidación de grasas en comparación con el ejercicio matutino. El entrenamiento nocturno también mejoró la fatiga en un 55%.

“Según nuestros hallazgos, las mujeres interesadas en reducir la grasa abdominal y la presión arterial, al mismo tiempo que aumentan la potencia muscular de las piernas, deberían considerar hacer ejercicio por la mañana. Sin embargo, las mujeres interesadas en ganar fuerza, potencia y resistencia muscular en la parte superior del cuerpo también ya que mejora el estado de ánimo general y la ingesta de alimentos, el ejercicio nocturno es la opción preferida”, explicó el fisiólogo Paul Arciero de Skidmore College. Y añadió: “Por el contrario, el ejercicio nocturno es ideal para los hombres interesados en mejorar la salud cardíaca y metabólica, así como el bienestar emocional”.

Las participantes femeninas que hacían ejercicio por la mañana quemaron un 7% más de grasa abdominal y redujeron su presión arterial un 7% más que aquellas que hacían ejercicio por la noche
(Getty Images)

Las participantes femeninas que hacían ejercicio por la mañana quemaron un 7% más de grasa abdominal y redujeron su presión arterial un 7% más que aquellas que hacían ejercicio por la noche (Getty Images)

El estudio es el primero en explorar cómo un régimen de ejercicio diverso afecta a las personas, según la hora del día en que se realiza el entrenamiento. Investigaciones anteriores también encontraron que el ejercicio matutino tiene diferentes resultados físicos en comparación con el ejercicio vespertino o nocturno, pero los datos sobre diversas rutinas de ejercicio son escasos y la mayoría de los estudios se han centrado solo en hombres.

En la actualidad, algunas estimaciones sugieren que las participantes femeninas se han incluido en solo el 3% de todas las investigaciones de ciencias del deporte, y los estudios con animales a menudo no son mejores. Estudios previos en ratones, por ejemplo, han encontrado que el ejercicio matutino contribuye más a la pérdida de grasa, mientras que el ejercicio vespertino tiene un mayor control sobre los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, esta investigación solo se centró en ratones machos que realizaron una serie de ejercicio aeróbico.

El ejercicio regular y una dieta equilibrada siguen siendo beneficiosos para la salud, incluso si algunas investigaciones indican que hacer ejercicio en un momento determinado ayuda a perder más peso (Getty Images)

El ejercicio regular y una dieta equilibrada siguen siendo beneficiosos para la salud, incluso si algunas investigaciones indican que hacer ejercicio en un momento determinado ayuda a perder más peso (Getty Images)

El nuevo ensayo a largo plazo incluye tanto a hombres como a mujeres, aunque el tamaño de la muestra es limitado en otros aspectos. Casi todos los participantes eran caucásicos y estaban en buena forma física. A pesar de estas limitaciones, los hallazgos sugieren que el momento del ejercicio diario afecta el rendimiento físico femenino en mayor medida que el rendimiento físico masculino.

No se sabe por qué, pero los autores tienen algunas hipótesis. Estudios anteriores han demostrado que los hombres y las mujeres tienen diferentes ritmos circadianos, lo que afecta la fisiología y la psicología de una persona a lo largo del día. De hecho, cada célula del cuerpo humano está en sintonía con su propio reloj, ciclando a través de patrones de actividad en aproximadamente 24 horas.

Programar el ejercicio para que coincida con ciertos picos y pozos en los niveles hormonales, el metabolismo y los factores neuromusculares podría, en teoría, influir en la fuerza muscular de una persona, su sistema cardiovascular, su composición corporal y su rendimiento físico.

Si bien las pérdidas de grasa corporal fueron similares en los participantes masculinos sin importar la hora del ejercicio, los que hacían ejercicio por la noche mostraron una mayor oxidación de grasa (Getty Images)

Si bien las pérdidas de grasa corporal fueron similares en los participantes masculinos sin importar la hora del ejercicio, los que hacían ejercicio por la noche mostraron una mayor oxidación de grasa (Getty Images)

Los autores sospechan, por ejemplo, que una noche de ayuno de alguna manera prepara al cuerpo femenino para una mayor pérdida de grasa por la mañana. Por otro lado, los hombres que hacen ejercicio por la noche están trabajando con un metabolismo en su apogeo. Esto puede proporcionar una ventaja cuando se trata de utilizar la grasa corporal como combustible para los entrenamientos nocturnos.

Si bien las pérdidas de grasa corporal fueron similares en los participantes masculinos sin importar la hora del ejercicio, los que hacían ejercicio por la noche mostraron una mayor oxidación de grasas, lo que podría ser una señal de que el cuerpo se está preparando para la pérdida de grasa real a largo plazo. Las sesiones de entrenamiento que duran más de 12 semanas podrían ayudar a determinar si ese es realmente el caso.

El estudio es el primero en explorar cómo un régimen de ejercicio diverso afecta a las personas según la hora del día en que se realiza el entrenamiento. El ejercicio regular y una dieta equilibrada siguen siendo beneficiosos para la salud, incluso si algunas investigaciones indican que hacer ejercicio en un momento determinado ayuda a perder más peso. Por lo tanto, si bien hacer ejercicio por la mañana puede ser mejor para las mujeres, cualquier ejercicio en general es bueno para la salud y mejor que no hacer nada.

Fuente: Infobae

Compartir

Autor

Avatar