Cuando la paciencia es clave

La fotografía de la naturaleza requiere paciencia infinita, y quienes cultivan ese arte saben que la recompensa, en la mayoría de las ocasiones, es grandiosa. De esa manera se instalan imágenes que pueden servir como puentes que permitan elevar nuestra conciencia en la conservación del ambiente, de especies animales o de ecosistemas constantemente amenazados en un planeta cada vez más vapuleado.

El fotógrafo pampeano Jorge Dal Bianco es un viajero incansable, y en ese derrotero permanente busca nutrirse de la gran cantidad de estímulos visuales de cada entorno natural visitado que permiten seguir alimentando la búsqueda de esa construcción, donde la sensibilidad y la emoción del fotógrafo obviamente juega también un rol destacado. Sabedor, además, de que la madre naturaleza le seguirá ofreciendo más oportunidades.

Nuestra provincia cuenta con exponentes reconocidos a nivel nacional e internacional, y Meche Dal Bianco es uno de ellos. Se ha transformado en un referente a partir de la evidente calidad de su fotografía, y a un currículum que incluye trabajos en publicaciones prestigiosas y reconocimientos en forma de diversos premios. Un par de meses atrás El Lobo Estepario dio a conocer su desempeño en dos tradicionales convocatorias de la Federación Argentina de Fotografía, donde el santarroseño cumplió un papel destacado, logrando el primer premio en la Copa Interclubes con Sociedad Fotográfica y la tercera posición individual en la Copa Autores de Argentina.

La última intervención del fotógrafo pampeano fue en el 55° Salón Internacional de Fotografía Artística 2020, organizado por la Peña Fotográfica Rosarina. El juzgamiento se hizo en agosto y la inauguración del Salón se producirá en noviembre. Dal Bianco fue uno de los 328 autores de todo el mundo que participaron en la convocatoria, recibiéndose 4404 obras y siendo aceptados 886 trabajos, cuatro de ellos pertenecientes a Meche, que intervino en la sección Naturaleza, una de cinco habilitadas, junto a General Color, General Monocromo, Travel y Retrato ambientado.

«Seguridad materna». Jorge Dal Bianco. Ribbon FIAP en Naturaleza.

En Naturaleza fueron aceptadas 170 fotografías de las 707 recibidas, logrando Dal Bianco las distinciones Ribbon FIAP por Seguridad materna, y Ribbon PSA por Duelo aéreo. En la sumatoria de puntos, el santarroseño se ubicó en un destacado quinto puesto, detrás de Ian Whisto (Gran Bretaña), Beverly Hayes (Gran Bretaña), Guek Cheng Lim (Malasia) y Harry Daemen (Luxemburgo). En tanto, Cordillera salvaje y Chinchimalle fueron las restantes obras de Dal Bianco aceptadas. La mejor obra de autor argentino en Naturaleza la logró Luis Tejo, con Toboba de altura. Im Kai Leong (Macao) obtuvo el premio mayor gracias a Catch.

En las restantes secciones del 55° Salón Internacional de Fotografía Artística 2020, Danny Zelener (Argentina) prevaleció en Color General con Ataduras al pasado, Sherman Cheang (Macao) se hizo del premio FIAP Gold Mead en Monocromo por My Noodles, Iam Kai Leong (Macao) fue distinguido en Travel por su obra New year fire dragon y Mao Yuan Chen (Taiwán) se alzó con el premio mayor en Retrato ambientado, con Working in the rain.

«Catch». Iam Kai Leong (Macao). FIAP Gold Medal en Naturaleza.
«Ataduras al pasado». Danny Zelener (Argentina). FIAP Gold Medal en Color.
«My noodles». Sherman Cheang (Macao). FIAP Gold Mead en Monocromo.
«Working in the rain». Mao Yuan Chen (Taiwán). FIAP Gold Mead en Retrato ambientado.
«New year fire dragon». Iam Kai Leong (Macao). FIAP Gold Mead en Travel.
«Totoba de altura». Luis Tejo. Mejor obra autor argentino en Naturaleza.
Una de las obras del británico Iam Whisto, primero en la sumatoria de la sección Naturaleza.

Foto de portada: «Duelo aéreo». Jorge Dal Bianco. Ribbon PSA en Naturaleza.

Compartir

Autor

Raúl Bertone