«Debo confiar que la humanidad alumbrará quizás un nuevo Renacimiento»

«Durante esta cuarentena todos hemos recibido decenas de imágenes y hay una que grafica perfectamente lo que como artista siento y me pasa; en ella se ve a un pintor frente a su caballete con la leyenda «Pintor antes de la cuarentena». La segunda imagen es idéntica a la primera y la leyenda dice «Pintor durante la cuarentena». Por fin, la última es igual a las anteriores y la leyenda reza «Pintor después de la cuarentena». La del artista plástico es una actividad que, en general, se realiza en soledad. Para quienes tenemos la suerte de tener una vocación muy clara desde muy pequeños, nos hace acudir a nuestro trabajo a pesar o a favor de cualquier circunstancia. La humanidad sufrió muchas epidemias, siempre sentí curiosidad por la llamada peste negra o bubónica que eliminó a casi el 50 por ciento de la población, sobre todo en las ciudades. Las consecuencias fueron muchas, obviamente, las relaciones culturales y sobre todo económinas cambiaron para siempre. Después de esa noche tan negra nació nada menos que el Renacimiento, de entre la muerte surgió la vida, con ella las artes y la ciencia. Sin duda estos serán tiempos muy duros, galerías y museos permanecerán un tiempo más cerrados, toda la actividad económica se verá afectada. Sin embargo, debo confiar que la humanidad alumbrará quizás un nuevo Renacimiento. La naturaleza se tomará un respiro y los pintores seguiremos estando frente a nuestro caballete, en la resistencia silenciosa».

Eduardo Cetner

Nació en Buenos Aires, en 1956. Vivió en España y Francia, y en el año 2005 volvió definitivamente a la Argentina. Durante su carrera artística ha realizado muestras individuales y colectivas en galerías de España, Argentina, Francia, Bélgica, Portugal y Estados Unidos. Participó en destacadas ferias de arte internacionales como Shanghai Art Fair (China); Amberes Art Fair (Bélgica); De Arte Feria de Galerías (España); Art Lima (Perú); Los Angeles Art Show (EE.UU.); Silicon Valley Art Fair (San Francisco, EE.UU.); Art Miami, Art Context, Art New York (New York, EE.UU.); Art Context (Miami, EE.UU.); Art Hamptons (New York, EE.UU.); Palm Springs Fine Art (California, EE.UU.); ArteBA (Buenos Aires). En 1982 expuso en el Salón La América Latina en París, junto a destacados artistas como Antonio Seguí, Julio Le Parc, Oswaldo Guayasamin, Rodolfo Krasno, Julia Lublin y Luis Felipe Noé, entre otros. Participó en numerosas ocasiones del Salón de La Figuration Critique, en el Grand Palais de París (Francia). Fue finalista de los premios de pintura Constantini, Fortabat, INET, Universidad de Palermo y Novartis, realizados en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, y obtuvo el Primer Premio de Pintura Ejército del Aire en Madrid (España). Entre los años 2013 y 2014 pintó La gran bajante, una obra monumental de 1,80 x 25 metros, expuesta en el Paseo de las Artes Duhau.

«Aire puro» (2006). Una premonición.
«Te extrañé tanto!».
«Tres amigos» (2015).
«Ciudades vacías».
«La bañista del turbante» (2013).
«La gran bajante» (2013/14).
«Ciudades vacías».
«Volver a casa» (2011).
Compartir

Autor

Raúl Bertone