“Esto demuestra fielmente que el trabajo no es en vano”

Integrado por los Talleres de clarinete, trompeta, flauta, corno francés, saxofón y lenguaje musical, el Ensamble de Vientos y Percusión comenzó a funcionar a comienzos de 2014 en el Centro Cultural Maracó de nuestra ciudad, con el objetivo de brindar un espacio de formación y contención para aquellos niños y adolescentes con inquietudes de comenzar a tocar un instrumento de viento. Después de cinco años de tarea sostenida por las mejores intenciones, y de presentaciones que permitieron plasmar en el escenario todo lo aprendido, esta noche cumplirá con otra estación previa a lo que será un mojón inolvidable: salir al ruedo en el mes de julio en el CCK de Buenos Aires. El Ensamble cumplirá hoy con su primer concierto de gala en el teatro Español de Santa Rosa, a partir de las 21:00 horas, y con una entrada cuyo valor es de 100 pesos. El repertorio de esta noche será entonces muy diverso, abarcando desde Ravel a Charly García. Los solistas en esta oportunidad serán Pablo Wagner (trompeta), Juani De Pian y Germán Paglino (voces).
“Se trata del segundo concierto de la serie que denominamos Rumbo al CCK, que se inició en General Pico, continuará después en Rancul, y muy posiblemente también nos presentemos en Realicó. El programa consta de las obras que han sido más significativas para el Ensamble en estos cinco años que llevamos transitando, es un repertorio que cuenta con obras originales para bandas sinfónicas, y otras que tuvieron arreglos, y además se estarán presentando también los integrantes del Pre-Ensamble, a cargo de Silvano Fuentes, interpretando dos obras. Ellos están haciendo sus primeros pasos en la música, cantando, y tocando instrumentos de percusión y flauta dulce. El acompañamiento de la Asociación Amigos del Ensamble es fundamental, y como ha venido sucediendo, todo lo recaudado será destinado a seguir adquiriendo instrumentos nuevos”, contó Matías Rach, director de la formación, consultado por El Lobo Estepario.
En cuanto al Pre-Ensamble, se trata de un espacio donde se realizan actividades de juegos sonoros y canciones, y se agregan las de ejecución musical con paulatina presentación y ejecución de instrumentos de viento adecuados en tamaño para la edad de los chicos. En la actualidad cuentan con una matrícula de 95 alumnos que forman parte del proyecto, de los cuales 40 ya son parte de la formación sinfónica Ensamble de Vientos y Percusión. El cuerpo docente está integrado por los profesores Darío Gigena (corno francés), Pablo Wagner (trompeta), Silvano Fuentes (flauta traversa y Pre Ensamble), Fabián Benéitez (percusión y lenguaje musical) y Matías Rach (saxofón). Como asistentes están Facundo Juárez (clarinete), Mauro Arrieta (trombón) y Franco Ferreyra (saxofón).
“La llegada al CCK marca un punto altísimo en el proyecto, y en lo personal dirigir en una sala tan importante del país redobla la apuesta para seguir estudiando y seguir formándome. Pero principalmente para el equipo del Ensamble, a todos los que están incluídos, tanto los papás, los alumnos y la Dirección de Cultura, esto demuestra fielmente que el trabajo no es en vano, y que cuando hay ganas de trabajar, se dejan los egos de lado y se tira para un mismo lugar, suceden cosas maravillosas como estas. Después del CCK vamos a renovar el repertorio, y prepararnos para el Festival de Vientos y Percusión a realizarse durante el primer semana de octubre, con un homenaje a Astor Piazzolla, todas obras originales adaptadas al formato de banda sinfónica”, cerró Rach.

Programa

Primera parte: Barco pirata (David Postiguillo), Los habitantes del imperio perdido preparan su regreso (Guillermo Schiavi Gon), Amerland (Jacob de Haan), con Darío Gigena como director invitado; Warp Speed (Michael Story), Coya, Pre huaino (Silvano Fuentes), Bolero (Maurice Ravel), Oblivion (Astor Piazzolla), solista Pablo Wagner.

Segunda parte: Tributo Ray Charles; Seminare (Serú Girán), solista Juani De Pian; Santana in concert; Un pacto, solista Germán Paglino; Michael Jackson hit mix.

Compartir

Autor

Raúl Bertone