Desde una app gratuita, los actores les leerán cuentos a los chicos

La plataforma “Foquito” tendrá 11 ficciones de escritores nacionales, animadas y narradas. Leo Sbaraglia, Julieta Ortega, Eugenia Tobal son algunas de las voces. Estará disponible desde el jueves.

Con Un año con Amanda, la actriz Julieta Ortega incursionó este año como escritora con una historia para los más chicos. Con ilustraciones de Fernanda Cohen, presentó el texto en la Feria del Libro, en la Biblioteca Nacional y luego hizo lecturas en centros culturales y escuelas públicas y privadas. Ahora, su creación formará parte de Foquito, la primera aplicación de cuentos infantiles animados, creada por la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (Sagai) y que estará disponible desde el jueves, luego de su presentación a las 14 en el Teatro Picadero.

¿Cómo aprovechar el uso de la tecnología por parte de los chicos y, al mismo tiempo, incentivar la lectura desde los primeros años? La app, en la que la Sagai trabaja desde hace dos años con la idea de hacer un aporte educativo y cultural, está destinada a un público de entre 3 y 8 años, y ofrecerá en su menú de inicio once cuentos infantiles animados de escritores y editoriales locales, de corta duración —unos tres minutos aproximadamente— y narrados por actores argentinos.

Según explicaron desde Sagai, con la intención de hacer un relato visual atractivo, el actor lee, interpreta o narra el cuento en cuestión, a veces solo, a veces acompañado de un niño, y además aparecen de forma animada los personajes originalmente dibujados en las páginas del libro.

Escritora, ilustradora y cantante, la primera convocada para poner en marcha el proyecto fue Isol, especie de “curadora” de esta iniciativa, cuyos relatos estarán presentes en tres ocasiones. De descarga gratuita, Foquito tendrá una primera propuesta con once cuentos, pero la idea es sumar más escritores y actores. Los videos podrán descargarse y verse, incluso, sin conexión.

De las narraciones de los cuentos animados, también participan Rafael Spregelburd (con Petit, el Monstruo, de Isol), Julieta Otero (con Cu Canguro, de Gabriela Keselman y Nora Hilb), Leonardo Sbaraglia (con Vida de perros, también de Isol), Tomás Fonzi (con La decisión de Teodoro, de Irene Singer), Emilia Attias (con Hay días, de María Wernicke), Ana María Orozco (con El insólito ascenso de Madame Pôl, de Nicolás Arispe), Andrea Pietra (con Ramón, el optimista, de Lepe Rosental e Irene Sexer), Eugenia Tobal (con Los monstruos ya no asustan, de Javier Peña), Benjamín Rojas (con Doña Pocha va de compras, de Pablo Zweig), Violeta Urtizberea (con Regalo sorpresa, de Isol) y Julieta Ortega (con su libro Un año con Amanda).

Con cierta inclinación a tener en su casa libros infantiles incluso antes de tener un hijo, Julieta Ortega es una de las intérpretes de los cuentos animados de Foquito: “Un año con Amanda es la historia de una niña de unos 9 años, contada mes a mes: en enero, siente el aroma del pasto cortado de la casa de al lado; en julio la madrina la lleva al teatro por primera vez; en diciembre lee un poema escrito por ella. O habla de su dificultad para ir al colegio, de sus cinco amigas que son la razón por la que se levanta a la mañana o del chico que le gusta y al que no se anima a hablarle. También están los regalos que su papá le trae de los viajes o está su mamá a la que escucha detrás de la puerta con un vaso para ver de qué habla”. Y confiesa: “Está íntegramente basado en la niña que fui. Son los personajes de mi infancia. Me gustaría seguir su historia y hacerla crecer”.

Nota: Clarín Cultura

Compartir

Autor