“El disco busca extender un poco la provincia”

La luiggense Lucrecia Rodrigo se presentó en Casa de La Pampa en el marco del ciclo Cancionero Folclórico Pampeano, y lo hizo luciéndose en la interpretación de varias canciones de su último disco El baile pampa. En la velada estuvo como invitada especial la folclorista piquense Ángela Irene. “Estoy muy feliz por todo lo que significa cantar en Casa de La Pampa. Desde hace dos años que venía conversando con Cristian Accattoli la idea de de tocar acá y ahora se dio, justo con disco nuevo, por lo que para mí es un placer enorme”, señaló.
La artista pampeana promocionó en Buenos Aires su trabajo discográfico, en el que propone un rescate de las danzas sureñas. “El disco busca extender un poco la provincia en sí para irnos a la llanura pampeana, porque más allá de tener autores como Julio Domínguez El Bardino, Edgar Morisoli y Pedro Cabal, hay también danzas de la región. Tenemos huellas, triunfos, remedios y zamba toldera. Hay un poco de todo”, explicó.
Desde muy pequeña Rodrigo heredó de su papá la pasión por la música. Y al finalizar sus estudios secundarios emigró a la ciudad de Córdoba donde se formó profesionalmente. “Me fui a Córdoba hace 19 años, cuando terminé el secundario. Económicamente no estaba como para irme a estudiar afuera pero mi mamá me dijo ‘te doy alas para que vueles’. Y agarré mi guitarra y lo primero que hice fue cantar en la peatonal con mi hermano. Ese fue el primer escenario que nos vio cantar en Córdoba. Cantábamos todos los fines de semana. Y ahí me quedé. Después estudié fonoaudiología y me dediqué al entrenamiento de la voz y a seguir mi camino musical que comenzó en La Pampa”, afirmó.

“Lo nuestro fue amor a primera vista”

La apertura del ciclo Cancionero Folclórico Pampeano contó con la participación especial de Ángela Irene. “Estoy muy feliz porque vine a acompañar a una amiga que conocí en una noche de peñas en Cosquín. Cuando me la presentaron me dijeron: ‘ella es pampeana y canta’, y la invité a cantar conmigo. Lo nuestro fue amor a primera vista. Me pareció hermoso acompañar a Lucrecia que es una cantante pampeana que está viviendo lejos y yo sé cuál es el camino cuando se está lejos de La Pampa, por eso decidí que la iba a apoyar de todas las maneras que pudiera”, comentó quien es dueña de una larga trayectoria en el cancionero popular argentino, consagrada en 1977 en Cosquín interpretando la zamba Cruz de quebracho.
Su primer álbum fue Ariel Ramírez presenta a Ángela Irene, y en 2008 presentó su último trabajo discográfico “Soy”, acompañada por Luis Salinas, Raúl Carnota, Domingo Cura y Pedro Aznar, entre otros. Su actualidad artística la encuentra entre la finalización de un nuevo disco –al que solo le faltan grabar tres canciones-, y una gira por el norte del país en el mes de julio que incluirá shows en las provincias de Salta y Jujuy.

Compartir

Autor

Raúl Bertone