«El payador volverá a surgir desde las ruinas para estar junto a su pueblo»

«Un artista está acostumbrado a vivir o tratar de vivir de lo que le gusta, de llevar su propuesta cultural a los diferentes lugares de la provincia y del resto del país. Todo lo que estamos viviendo se ha vuelto algo muy preocupante, comenzando por el encierro, y si bien en esta época donde las redes sociales nos permiten estar en contacto virtual con el mundo, uno extraña el aplauso del público, las reuniones camperas, los viajes, el asado compartido, el mate. En lo económico considero que es desastroso el momento, y si bien el artista puede tener algunos ahorros para afrontar esta situación, debido a lo largo de la misma, y a que la expectativa está instalada en que tardará la vuelta a la normalidad, seguramente se encuentra en rojo…algo muy preocupante. Esta pandemia hizo que se descubrieran otras sensaciones, nos dimos cuenta de pequeñas cosas que teníamos a nuestro alcance y no las veíamos por el solo hecho de vivir en ese mundo apurado por el tiempo que no alcanza, por lo económico o sentirse presionado constantemente por todo. ¿Cuándo íbamos a pensar que estaríamos en casa varios meses sin poder trabajar, sin salir, restringidos en espacio, aferrados a lo más sencillo, como el hogar y la familia? ¿Quién iba a pensar que íbamos a necesitar tanto ese apretón de manos, el abrazo, el beso? Volvió el libro a las manos para una lectura, el juego de cartas, el mirar una película, y después otra, total hay tiempo. Pienso que el escenario del canto payadoril tendrá una vuelta importante, estoy ansioso de regresar al camino, a recorrer los lugares donde podamos mostrar nuestro arte. ¿Si será difícil? Seguro que sí, siempre fue difícil, pero el payador estuvo, está y estará presente en la vida del pueblo argentino y del mundo. Será con poco público, con mucho público, con distanciamiento, no lo sé. La incertidumbre existe ante eso. Como también si el regreso será pronto, o tardará mucho más tiempo en producirse. Lo que sí sé es que el payador volverá a surgir desde las ruinas para estar junto a su pueblo».

El coronavirus es fatal

Empezó como epidemia

Hoy es terrible pandemia

un problema universal.

Su objetivo es ser letal

Donde llega, donde pasa

Por tu bien y el de la raza

Humana que es atacada

Hacete esta gauchada

De quedarte en tu casa.

Misael Palma

Nació en Malargüe (Mendoza) el 11 de agosto de 1969. Motivado por el trabajo de su padre, desde pequeño recorrió diferentes provincias hasta radicarse en Santa Rosa, en 1980. Al poco tiempo comenzó a tocar la guitarra, interpretando milongas o cifras, y empezó lentamente a rimar versos. En 1988 se subió por primera vez a un escenario y desde entonces llevá más de 30 años recorriendo el arte del canto payadoril, presentándose en diferentes festivales, peñas y reuniones gauchescas realizadas en nuestro país y en el vecino Chile. Editó un libro llamado La Pulpería de Santos (una historia versificada en décimas) y grabó 17 discos, entre otros De puro gaucho nomás, Por mis hijos, La culpa no es de la Patria, Yo soy el cantor del pueblo, Payadas, Milongas, Camperito o Para ti mujer. Recibió premios en las ediciones 2009, 2010 y 2011 del Festival Nacional del Malambo, en Laborde (Córdoba), como recitar gauchesco y autor.

Compartir

Autor

Raúl Bertone