“Embalados en ese sueño de seguir siempre”

Son dos músicos con una marcada sensibilidad. Creadores de una poesía cálida que permite transportarnos por paisajes conocidos, y permitir descubrir otros nuevos. Ambos cultivan un camino de canciones que apelan a la reflexión y al afecto. Los santarroseños Mario Cejas y Jesús Dahir vienen ejercitando la palabra coherencia desde el vamos, y cada uno, fiel a su estilo, se han transformado en cronistas de su tiempo. Con sus voces y sus letras transmitiendo vivencias y sensaciones.
El próximo sábado 2 de junio Dahir y Cejas brindarán un concierto en el auditorio Bustriazo Ortiz del Centro Municipal de Cultura de Santa Rosa -ubicado en la calle Quintana 172-, ofreciendo a partir de las 21:00 horas un espectáculo denominado Trova2. Estarán acompañados por los músicos Rubén Chispa López (batería y percusión), Omar Saavedra (guitarra eléctrica, guitarrón, trompeta y arreglos), y Juan Cruz Aquaroli (saxo y guitarras).
“Con Mario nos encontramos en un aula del colegio nocturno Ajax Guiñazú, siendo los dos repitentes. Entre esos bancos -ya eran de fórmica-, empezamos a intercambiar textos y es muy difícil no sentir el aura, la bondad, el talento de este grandote con el corazón inmenso y la ternura de un niño. A partir de allí fueron años de encontrarnos fuera y dentro de escenarios, viajes donde se fortaleció una amistad que la disfruto entre bromas, charlas y proyectos embalados en ese sueño de seguir siempre. Siendo conscientes que transitamos a través de los años las distintas políticas y estados de ánimo de una sociedad en la cual siempre, de una manera u otra, le ofrecimos nuestra propuesta” contó Dahir, recordando el inicio de una fuerte amistad que ha perdurado en el tiempo.

Dos jóvenes Cejas y Dahir durante una presentación en Trenque Lauquen.

Dos jóvenes Cejas y Dahir durante una presentación en Trenque Lauquen.

Cejas nació en 1956 y desde muy joven se dedicó a cantar, componiendo sus propias letras. Fue fundador del grupo Músicos Agrupados (MAG), que reunió a jóvenes roqueros en los años 70 y 80. Artista perseverante lleva grabados varios discos. En 2011 se presentó junto a su entrañable compañero Raúl Fernández Olivi, colmando la sala del teatro Español. Fue una especie de reedición del dúo Zampal, conformado por ambos en la década del ochenta, y que luego se transformó en trío con el aporte de María Emilia Montalvo. Cuando retomó su camino solista produjo trabajos como Por nuestros días y Un claro de vida. Participó en la primera edición del Cancionero de los Ríos y a partir de los ’90 se sumó a la agrupación Músicos Pampeanos del Encuentro, que se encargó de gestionar reuniones que se sumaban a Músicos Patagónicos, para impulsar diferentes expresiones de esta región del país. Algunas canciones de su autoría son Un claro de vida, Casita blanca, Señales urbanas o Cita de luna.
Nacido en Mauricio Mayer en 1958, Dahir se radicó en Santa Rosa siendo un adolescente. Tiene compuestas algunas canciones de las denominadas de protesta, donde hunde la espada de su crítica irónica, sobre algunos aspectos de la realidad social que no comparte en absoluto, siendo un músico que ha permanecido siempre fiel a sus ideales. Recién en 1989 logró plasmar su primera obra Cansado de morir, apoyado por los primeros videos que se realizaron en nuestra provincia a través de Canal 3. Una década después surgió Del ABC, conjuntamente con el disco Dahir canta a Dahir. Su cuarta placa fue Serenata, en 2011, y Excalibur fue parido en 2003. Otros trabajos suyos son Abanicos del pasado, Ojos, Lo indecible, Quasimodo y Tren lejano. En 1986 su canción Cansado de morir cerró el Encuentro de Jóvenes Americanos realizado en Lyon (Francia), y otro de sus temas, El país de los respetos, integró la obra Contra viento y marea, de Alberto Zapata, y Falconpact, del poeta platense Jorge Falcone.
“Esta vez nos volvemos a encontrar sobre las tablas donde cada uno desarrollará su propio temario, algunas espadas ajadas pero no vencidas y las nuevas recién saliditas del horno, con la simple intención de reencontrarnos con el público, con ese mismo público que al entrecerrar los ojos en los ensayos estamos viendo. Mario será acompañado por una leyenda como Chispa López en percusión y Omar Saavedra, músico de aquilatada experiencia en guitarras, guitarrón y arreglos. En mi caso el músico obligado será Juan Cruz Aquaroli en guitarras, coros y saxo, alguien muy joven con un talento admirable”, concluyó Dahir en charla con El Lobo Estepario.

Compartir

Autor

Raúl Bertone