«En la habitual soledad del artista no se siente el encierro ni el aburrimiento»

«Las variables de tiempo y dinero en mi vida la única vez que coincidieron (nunca a favor) fueron en los ´90 y la espantosa crisis del 2001 en nuestro país. Vivía en Córdoba dónde estudiaba y trabajaba en diferentes escuelas y los Lecor y los “tickets canasta” no alcanzaban para llegar ni a mediados de mes y el Paicor me suplía del almuerzo con mis alumnos de la Villa de Emergencia. Esa fue una época no tan lejana, dolorosa y de mucha desigualdad; tenía a favor la fortaleza, la garra y la potencia de los años jóvenes. En el 2003 regresé y con mi familia nos reestablecimos en mi pueblo natal, Realicó. Después de haber transitado tantos cambios de gobiernos y experiencias en educación durante 35 años frente a alumnos, me llega la tan esperada y ansiada jubilación para al menos tener la variable del tiempo completo a mi favor, y por consiguiente comenzar a cumplir algunos sueños postergados…y se viene esta pandemia!!! Estoy transitando este momento como mejor puedo entre tanta incertidumbre, hecatombe y crisis mundial donde aflora lo mejor y lo peor de cada un@. Me informo diariamente, leo, escucho música y radio que me encanta, a las redes me asomo de vez en cuando, Netflix y diferentes sitios de Internet acompañan mis días de larga cuarentena. También disfruto tiempo completo a mis hijes (venían por un finde a relajar después de sus exámenes universitarios y no pudieron regresar), todo es un reacomodamiento, pero confieso que si estuviéramos separados en estos momentos yo estaría caminando por las paredes. Las sensaciones se confrontan…la angustia y la ansiedad se calma un poco ejercitando el poder de la aceptación y haciendo de todo un poco en casa ya que son muchos los roles a cumplir en lo cotidiano. Personalmente me siento afortunada al tener la posibilidad de trabajar en mi taller y en la habitual soledad del artista no se siente el encierro ni el aburrimiento por las medidas de prevención de esta pandemia (también ayuda vivir en un pueblo pequeño y en una provincia donde hasta el momento el contagio está controlado). Y en esta búsqueda incesante de la creación visual en la bi o tridimensión, acompaña una feliz rutina sin horarios además de creer fervientemente que El Arte en cualquiera de sus expresiones, nos salva! Si a esto le agregamos un incondicional compañero de vida con el que formamos una hermosa familia, una casa con patio, mi perra, mi perro y mi gata…¿Qué más se puede pedir? Sí, no morir ahora. La muerte es un tema recurrente, siempre nos acompaña, nadie nos prepara para el momento final (propia o ajena) y tan explícita en este presente. Con ella viene la fea sensación de lo inacabado, de los proyectos truncos, que “no me encuentre vacío y solo sin haber hecho lo suficiente”. A nivel social me duelen infinidad de situaciones en el “mientras tanto” de la pandemia: la violencia de género, los abusos, la injusticia y miseria de los más vulnerables, la de “los nadies”, la desigualdad cada vez más notoria, en fin, las miserias humanas. El odio, el veneno, el egoísmo y la desidia de los que se creen poderosos e inmunes a este virus….y de los que la replican, las fake news. A veces me pregunto si esta gente insensible, inescrupulosa y acaudalada pensará que su puto dinero los salvará o tendrán una ciudad hidroespacial al estilo Gyula Kosice a donde ir a vivir. El solo hecho de pensar esta pandemia con un gobierno como el anterior me da escalofríos. Las políticas neoliberales como las de Macri o aquellas de los ’90 y 2001 a personas de medio o escasos recursos nos matan directamente sin necesidad de un virus…imagínate lo que sería! Por eso es importantísimo un Estado presente preocupado y ocupado, implementando políticas públicas que te dan más herramientas para sobrellevar esta pandemia y por supuesto el volver a tener un Ministerio de Salud, de Ciencia y Tecnología da un poco de tranquilidad en medio de tanto caos. Valoro muchísimo a nuestros científicos, personal de la salud y un Estado que cuida y piensa en su pueblo. En cuanto al Arte en tiempos de coronavirus…Ohhh si tuviera la bola de cristal…!!! El presente está complicadísimo social y económicamente en todas las áreas y aspectos, y el mundo del arte no está ajeno. Imagino que si sobrevivimos se modificarán muchas cosas en todos los ámbitos. Ya venía a los tumbos y por el momento se torna más difícil todo, pero habrá que replantearse los modos para la circulación y comercialización de obra, reubicarse, es como que empezamos de nuevo, reinventarse todo el tiempo aprovechando las nuevas tecnologías. Readaptarnos y reaprender con más solidaridad. Que la empatía y la otredad sea un hábito como el cuidado de lavarse las manos. Bueh, quizá sea una utopía…uno es como es, “del derecho y del revés y anda siempre con lo puesto, nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio”. La hijaputez no tiene remedio, el Covid-19 capaz que sí. ¿Por qué digo esto? Porque todo está concatenado y nuevamente aparecen los sentimientos encontrados…no hay un mango, y los que tienen poder adquisitivo si les interesa tu obra, te regatean o adquieren obras de consagrados o lavan dinero, o invierten en otra cosa porque desconocen el valor de una obra de arte. Pocos son los que valoran. Por eso hay que educar e insistir sobre el trabajo y valoración del artista y su obra. Hay que reeducar e instalar el verdadero significado sobre el concepto. Muchos creen que al artista no le cuesta trabajo producir. Pocos son los que viven de su arte, algunos son verdaderas genialidades, otros hacen buen marketing, buenos contactos donde ayuda el “padrinazgo”, galerías o instituciones privadas, pero la mayoría debemos remarla con trabajos paralelos para el sustento diario. Y acá sigue siendo importantísimo la presencia del Estado con políticas culturales para todas las expresiones artísticas, donde se haga un hábito la agenda cultural en una sociedad y no solamente de relleno o para rédito partidario cuando hay elecciones. La otra gran brecha era (y sigue siendo) la de llegar al umbral de las puertas de “la gran Buenos Aires”, en menor escala sucede en La Pampa con General Pico o Santa Rosa…Los que somos del interior del interior tenemos que atravesar muchas más dificultades. Por supuesto que las redes e Internet son buenas herramientas y facilita la difusión de la producción (también se miente mucho jaja!). Habrá que enarbolar más que nunca las banderas de resistencia y deconstrucción. Los que llevamos la vida en esto continuaremos educando con pasión, sudando y sembrando arte hasta el último día de nuestra existencia, con la finalidad de fomentar la construcción de sentido y pensamiento propio y dejar “la posta” a futuras generaciones. Cada día me pregunto: ¿Cómo querés que te recuerden?. Quizá así podamos modelar y mejorar nuestras conductas, y trascender a través de la obra que dejamos pero especialmente por el tipo de persona que somos/fuimos y por nuestras acciones porque las dicotomías existieron, existen y seguirán existiendo en el arte tanto como artistas auténticos, comprometidos y viscerales como artistas embaucadores, oportunistas y mentirosos. Por eso, ojalá que no, pero si hoy me tocara partir a otra dimensión, me gustaría ser de esas “Almas” que te cuidan y te acompañan siempre porque alguna de las tantas semillas que diseminé germinó. Aguantemos!!! Hoy se extrañan los abrazos, el contacto físico, la adrenalina de los encuentros de escultor@s, pintor@s muestras y salones. (Creo se extrañarán por mucho tiempo o hasta que se encuentre la vacuna ¿?). Pero tengo la sensación de que nada volverá a ser igual o como estábamos acostumbrados…pero también pienso que la humanidad superó tantas pestes, guerras y miserias…¿cómo no nos vamos a readaptar a todos estos embates del día después?!»

Angélica Gondean

Nació en Realicó el 29 de julio de 1963. En 1988 inició la carrera de Bellas Artes en la Escuela Superior Dr. José Figueroa Alcorta, de Córdoba, recibiendo el título de Perito en Artes Plásticas y Profesor de Artes Plásticas, y de Técnico Superior y Profesor Superior en Dibujo y Escultura. Intervino en las muestras colectivas Renacer (sala Francisco Vidal) y y en el Centro Cultural General Paz. En nuestra provincia expuso su obra Vientre materno en el Salón Pampeano de Artes Plásticas (2003), realizando en 2004 su primera muestra individual de dibujos y esculturas en Realicó: Formas Madres-Madres Formas. Ese año comenzó a dirigir el Taller de Arte La Fragua. En 2005 intervino con esculturas y relieves en la muestra colectiva por el Día Internacional de la Mujer (Club Social de Realicó); relieve, modelado y vaciado de cemento (pátina bronce), y de piedra talla directa para el monumento homenaje emplazado en la Avenida San Martín (2006); participó con grabados y aguafuertes en la muestra colectiva Arte Mujer: Todas por todas, en Realicó (2007); donación de obra (xilografía) para el periódico La Voz de Realicó, con copias para cada uno de los abonados en el marco del centenario de la localidad; escultura e instalación en la muestra colectiva Collage en el Cine Amadeus de Santa Rosa (2008); IV Encuentro de Artistas Visuales Pampeanos en E.Castex, con donación de obra para la Casa de la Cultura (2009); muestra plástica Expresión oculta (junto a Adriana Ale), en el marco del centenario de la Biblioteca Avellaneda de Realicó; muestra colectiva Interdisciplinaria por el cincuentenario de la Escuela de Comercio; muestra plástica itinerante Expresión oculta en el salón Expresarte de Eduardo Castex; obras en el Encuentro de Artesanos por el centenario de Hilario Lagos; dibujos, relieves y esculturas en madera en la muestra del Grupo 5 Huellas (Paseo del Buen Pastor de Córdoba, Museo Bonfiglioli de Villa María, Galería de Arte Josefina Cangiano de Córdoba, Museo Municipal de Bellas Artes Ricardo Pedroni de La Calera, Antigua Capilla para la Noche de los Museos); realización de la obra Entre el cielo y el infierno (madera ciprés) en el IX Simposio Internacional de Esculturas en Unquillo 2013; participó con su obra Vinal Humano en el Salón Nacional de Dibujo en Santa Rosa 2013; realización del mural (tríptico) en homenaje a Julio Timo en el 107° Aniversario de Realicó (junto a los muralistas Jimena Cabello y Ariel Sejas Rubio); invitada y convocada por la Secretaría de Cultura Municipal de S.Rosa, participa ad-honorem como auxiliar técnica ayudante de la escultora Laura Marcos en la realización de la obra en piedra para el homenaje al artista pampeano Raúl Fernández Olivi (2014); muestra colectiva de Artistas Pampeanos en la sala de SAAP y en Casa de La Pampa, en Buenos Aires (obra Vuelta de rosca, escultura en caldén y hierro); 2° Encuentro de Escultores por el Arte y la Paz en Laboulaye (obra Misil por el arte y la paz, escultura en madera ciprés). Recibió el Premio Estímulo Artistas Plásticos de La Pampa por la obra Orografía ancestral, en el Salón Nacional de Artes Visuales de La Pampa. Organizó y participó en 2015 en el 1° Encuentro de Escultores en Realicó (obra La grieta, en madera caldén). Muestra individual Estados capsulares en el Patio de Esculturas del Paseo del Buen Pastor (Córdoba); obra/dibujo Insondable en el Salón de Artes Visuales de La Pampa; muestra Escultura Pampeana- Capítulo 2 en Medano, General Pico; muestra Nodo Primavera en Galería de Arte Nodos 940 (obra Entre sueños atrapados); 3° Encuentro Nacional de Escultores en Laboulaye (obra Preservación, talla en madera y metal); 9° Encuentro de Pintores en Los Reartes, Córdoba; Muestra Colectiva Pinceladas de Mujer-Libro de Artista en Medano (obra Protección infinita, escultura madera caldén, pequeño formato intervenida); 1° Concurso de Escultura Internacional en Madera “Tallando el Patrimonio Natural y Cultural del Territorio 2017” Reserva Biológica Huilo – Huilo (Región de los Ríos, Chile) con la obra en madera coihue Área protegida; exposición de esculturas (madera y metal) en el Centro Cultural y de Convenciones de Realicó por el 110° aniversario de la localidad; Concurso Provincial Memoria en cuerpo presente organizado por el Ministerio de Educación y Secretaría de DDHH de La Pampa, logrando con el 5° año del Colegio Witralen el 1° Premio con la instalación artística 5to Instala Memoria; muestra de dibujos y esculturas en el stand DescentralizArte por los 10 años de descentralización regional, organizado en G.Pico por el Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa; Salón de Artes Visuales de La Pampa Sección Escultura (obra Surcos, metal); III Simposio Nacional de Escultores en Santa Rosa (obra Gurumusa, talla en madera caldén con intervención metal); 10° Salón de Artes Visuales de La Pampa Sección Dibujo (obra seleccionada Crisálida). Integró distintos jurados de logotipos, isologotipos y en el Salón de Pequeño Formato; ha realizado el arte de tapas de libros y trabajos discográficos, como también dirigió y participó en el pintado de murales en establecimientos educativos. Recientemente jubilada del ámbito docente.

Compartir

Autor

Raúl Bertone