Entre la Experiencia natural y las Pasiones argentinas

Nuevas exposiciones en el Museo de Artes. Viernes 21 Noviembre 20.00hs. 9 de Julio y Villegas. El Museo Provincial de Artes invita a la inauguración de las exposiciones
“Experiencia natural”, fotografías de Javier Martín, y “Pasiones argentinas” -fútbol, burros, tango y política-, pinturas de Marta Rivero.

“Experiencia natural”, por Javier Martín:
“De pequeño me sentí atrapado por lo que la naturaleza me mostraba en cada una de las salidas al campo. Luego, un poco más tarde, viendo documentales, me hacían soñar con un día estar ahí haciendo lo mismo. La fotografía desde ese entonces me permitió no sólo capturar, sino también, poder compartir con el reto de las personas esas ‘experiencias naturales’.
Esas vivencias me han servido de mucho en la vida, ya que al estar en contacto con el medio ambiente salvaje, he podido recibir enseñanzas que hoy puedo ponerlas en práctica en la vida cotidiana. Para un fotógrafo de naturaleza, cada instante vivido en soledad observando el transcurrir de la vida silvestre, te da la posibilidad de reflexionar sobre la importancia de cuidar cada una de las bellezas poco valoradas de nuestro planeta, de cuánto deberíamos aprender de la convivencia armónica con la vida salvaje.
Cada viaje, cada salida son, sin duda, una nueva posibilidad de llenar el alma de emociones que te regala la vida en el mundo natural. (…)”.

experiencia

“Pasiones argentinas” -fútbol, burros, tango y política- por “Chopi” Toledo:
“La chica que vive conmigo hace casi 45 años, los invita a la muestra Pasiones Argentinas que se inaugura el viernes 21 de noviembre en el Museo Provincial de Artes (verde), sito en Villegas y 9 de Julio a las 20hs . Marta, con la que tenemos 4 hijos y 8 nietos, presenta estas cuatro pasiones TANGO, POLÍTICA, BURROS y FÚTBOL…. Nos conocimos en nuestra querida ciudad de La Plata; allí compartimos la pasión del fútbol, hasta que un día después de un partido de Vélez con el ‘Pincha’, y con gran quilombo de la barra brava, nos mordieron los perros de la policía, nos mojaron las mangueras de bomberos, y mi compañera dijo basta de fútbol para mí, por lo menos en la cancha. La pasaba a buscar a la salida de los talleres de la facultad donde cursaba, que lindaba con el hipódromo, y entre el griterío de alguna de las carreras de la noche, le robaba de rabona algún besito. Así en algún Dardo Rocha, también gritamos al pingo por los palos, y los pocos pesitos que teníamos los jugamos a las patas del que teníamos una fija. Cruzamos el río La Matanza buscando llegar a Ezeiza en el primer regreso de Perón, el día que posteriormente dio en llamarse de la Militancia. Tuvimos mucho frío y miedo, mientras esperábamos el micro para volver de Ensenada, el barrio donde trabajábamos. Al comenzar pensamos que eran cohetes los tiros de Ezeiza, y tomados de la mano pasamos un rato cuerpo en tierra, después llenamos Vicente López de entusiasmo. Después… qué importa del después. Al tango lo bailamos en casi todas las milongas de Buenos Aires, Mar del Plata, Santa Rosa y hasta en la Plaza Mayor en España, mientras un bandoneón hacía La Cumparsita y los gaitas miraban asombrados nuestros cortes y quebradas. Vengan y vean la muestra, hay mucha memoria emotiva para compartir”.

pasiones

Compartir

Autor