Escenario poblado de poesía

La poesía fue la auténtica protagonista de la noche. El aire poblado de versos, el ambiente plagado de sensaciones. La poesía es un acto de rebeldía, una toma del lenguaje. Es una evocación de impresiones, trabaja con un gesto de revolución e irreverencia. La nueva edición del ciclo Extramuros en la Casa de La Pampa en Buenos Aires ofreció un encuentro literario que contó con la participación del grupo Desguace y Pertenencia, las poetas Laura Carnovale y Josefina Bravo, y la pianista Susana Cerruti Wüz.
En un ambiente relajado de encuentro y reflexión las escritoras pampeanas fueron protagonistas de una serie de lecturas de sus poemas, donde quedaron expuestas diversas formas de concebir, pensar, trabajar y mostrar la poesía, al tiempo que Cerruti Wüz intervenía con su música entre recitado y recitado. La artista –a la que le gusta autodefinirse como pianista de potrero– interpretó varios jazz y otras piezas musicales con aires pampeanos.
Las integrantes del grupo Desguace y Pertenencia leyeron poemas de sus obras El hilo invisible y Donde el viento…, y sorprendieron al público con algunos poemas inéditos que formarán parte de su próximo libro. El colectivo literario está integrado por Águeda Franco, Lisa Segovia, Marisa Cascallares, Daniela Pascual, Susana Slednew y Marcela Zuazo. “El grupo nace después de una capacitación que hicimos en el Fondo Nacional de las Artes en 2010. La metodología del taller hizo que nos entusiasmara seguir juntas porque generalmente el trabajo de un poeta es muy solitario. En ese primer taller se dio una forma de trabajar que era desarmar los poemas, rescatar lo que servía y volverlos a armar. De ahí sale el nombre Desguace y Pertenencia”, contó Cascallares.
Por su parte, Carnovale leyó poesías de sus libros Tengo un cielo en la cocina y Piedras verdes. La escritora definió su trabajo como “poesía del lenguaje cotidiano”. “Es la búsqueda de la palabra dentro del espacio cotidiano. Una búsqueda que va a estar siempre, para encontrar la palabra de lo no dicho o de lo ya dicho de una manera nueva”, dijo.
A su turno, Bravo volvió imaginariamente a sus años de estudiante en Buenos Aires a través del recitado de poemas de Escalofriante de mí. “El libro está compuesto por poemas de mi etapa en Buenos Aires que tratan un poco la distancia con La Pampa, con la llanura y la nostalgia de volver. Una de las cosas que más extrañaba de La Pampa era el cielo. Hay una canción de Los Piojos que dice ‘qué voy a hacer con tanto cielo para mí’. A mí no me alcanzaba el cielo en Buenos Aires, estaba recortado. También extrañaba ver el horizonte, el silencio, escuchar a los pájaros, el viento y el sol, que acá no te toca”, expresó.
El ciclo Extramuros está organizado conjuntamente por la Casa de La Pampa y la Asociación Pampeana de Escritores (APE), y tiene como objetivo dar voz a los escritores pampeanos, interpelarlos y dialogar con ellos a través de sus obras.

Compartir

Autor

Raúl Bertone