Expresiones libres de obras literarias

Una obra literaria convirtiéndose en algo vivo. A lo esencial que es leer, que todo aquel alumno/a pueda conservar el gusto por la lectura, para conservar a la vez lo mejor de su condición humana, de su exacta estatura espiritual, poder fomentar esa motivación a través de actividades que permiten recrear escenas de un texto. Fortalecer mediante una representación la comprensión lectora para crear hábitos. Una manera dinámica y lúdica que alimenta el interés en el ámbito educativo. Ese objetivo se viene persiguiendo en el Instituto Nuestra Señora, mediante la representación escénica de, en su mayoría, clásicos de la literatura universal. Es así como se generan ámbitos donde se desarrolla la funcionalidad del pensamiento, y se incentivan relaciones de temporalización, o de agrupación, dentro del mismo entorno.
“La idea surgió el año pasado y de alguna manera inspirada en las actividades que venían haciendo María Koncurat y Julieta Roig en el Centro Educativo Los Caldenes. Ellas son las creadoras. Cuando me enteré de la actividad, pedí permiso para replicarla con la diferencia de que ellas involucran a todo el colegio, lo hacen al mismo tiempo mostrando escenas más estáticas y tiene como un carácter competitivo. Hay un jurado que elige el mejor mundo literario y cada curso presenta al mismo tiempo una obra. Nosotros nos largamos a hacerlo en 2018 con los chicos de cuarto año y presentamos La metamorfosis, de Kafka, y Lo que debas ser, de una autora contemporánea llamada Silvia Werner. La propuesta que les hice fue tenían que recrear el mundo y el ambiente literario de cada obra con absoluta libertad, como ellos lo quisieran hacer pero que todo el aula se involucrara”, contó la profesora de Lengua y Literatura Roxana Michelis, impulsora de estas manifestaciones en el establecimiento ubicado en calle 26 N° 775.
Días atrás se llevó a cabo una nueva edición de lo que se ha denominado Mundos Literarios, y en esta ocasión la puesta estuvo a cargo de quienes cursan quinto año, explorandon obras pertenecientes a la corriente literaria realismo mágico. La modalidad económica encarnó su versión de Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez, y la orientación biológica, Como agua para chocolate, de Laura Esquivel. Michelis acompañó el proceso y desempeño de los grupos junto al también profesor David Albornoz, encargado de orientar a los alumnos en técnicas de teatro, además de asesorar en la puesta en escena. La muestra fue abierta al público en general, asistiendo una importante cantidad en cada una de las jornadas.
“En cuarto año insisto mucho en que todo comunica y trato de que internalicen esa idea, que la literatura no es solo la lengua, la boca o el oído que escucha, sino que vivimos la literatura desde todos los sentidos. Entonces, la idea era introducir a cada persona que viniese a ese mundo, que se eligiera un mensaje y se trabajara desde la decoración, los sonidos, los olores, poder llegar a comunicar el mensaje. Así surgieron cosas preciosas, actuadas, se generaron climas, laberintos. Todos salimos gratamente sorprendidos, lo disfrutamos y trabajamos mucho. Como docente a veces no es un tema menor soltar las riendas y salirnos de los lugares de control, permitirnos esta incertidumbre de con qué nos sorprenden los chicos. En lo que a mí respecta, prácticamente entro a ese mundo ese mismo día, voy viendo y acompañando los procesos, pero la elección y las ideas son de ellos. A finales del año pasado hubo una segunda muestra con alumnos de quinto que presentaron clásicos pensando para niños no tan niños. Un grupo abordó Alicia en el país de las maravillas y otro trabajó con El Principito, también con un resultado maravilloso”, agregó Michelis, durante la charla con El Lobo Estepario.
Manteniendo la misma dinámica de trabajo, hoy y mañana jueves 29 -en el horario de 9:00 a 13:00-, quienes cursan los cuartos años presentarán sus trabajos, que comprenderán dos obras a partir de las cuales reflexionarán sobre los gestos de humanidad o no de los que somos capaces como hombres. Quinto Económico presentará Los árboles mueren de pie, del autor español Alejando Casona, mientras Quinto Biológico expondrá El capote, del autor ruso Nikolái Gógol.

Compartir

Autor

Raúl Bertone