“Extramuros de a poco va rompiendo el cerco”

La poesía pampeana quedó nuevamente expuesta en la ciudad de Buenos Aires a través de la voz y las letras de Águeda Franco, Susana Slednew y Silvio Tejada, protagonistas de un nuevo nuevo encuentro del ciclo Extramuros, que se llevó a cabo en la Casa de La Pampa ante una importante asistencia de público. Participó también el director de Ediciones En Danza, Javier Cófreces, encargado de presentar los libros de Franco y Slednew, publicados por su editorial. Cófreces manifestó su fascinación por la poesía de nuestra provincia, destacando especialmente a Olga Orozco, Juan Carlos Bustriazo Ortiz y Edgar Morisoli.
En un ambiente relajado e intimista, Franco dio el puntapié inicial con su libro Raspando los días. La poetisa piquense recitó algunas piezas de los cuatro conjuntos de poemas en que se divide su obra: los pasajeros transparentes, gajes del oficio, maneras de ser otras (en homenaje a Olga Orozco) y geografías. “Para los escritores del interior este ciclo es muy bueno porque ‘Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires’. Llegar acá y, además, ser recibidos en la Casa de nuestra provincia, es realmente lo valioso. El ciclo Extramuros de a poco va rompiendo el cerco y habituando a la gente a que venga a compartir el trabajo de los músicos, escritores y artistas de La Pampa”, destacó.
A su turno, Slednew leyó una serie de poesías de Los bordes del azar. “La escritura surgió a partir de un viaje. Otros reflejan lo que es la vida cotidiana, la casa, las cosas que te atraviesan pero a través de lo cotidiano. Y el último grupo de poemas refieren a ciertos personajes de la familia. En todo el conjunto, con esto de los bordes del azar hago referencia un poco a lo que vamos viviendo”, comentó.
El encargado de cerrar la velada fue Tejada, escritor nacido en San Juan y radicado en La Pampa, quien presentó su trabajo Nuevo Shangay en forma de instalaciones poéticas sobre las paredes de la sede provincial. “Nuevo Shangay es precisamente una plaqueta que estaba circulando en mi cabeza. Es un homenaje si se quiere a mi pasado infante en San Juan, donde hay un horno bautismal, el horno de mi abuela, donde cocinábamos, jugábamos y donde veía la magia. Coincidió con encontrarme con una gran cantidad de afiches comerciales que resignifiqué”, explicó uno de los fundadores de El Rallador, una suerte de festival itinerante de literatura.
El ciclo Extramuros –organizado conjuntamente entre la Casa de La Pampa y la Asociación Pampeana de Escritores (APE)- es un espacio de encuentro y reflexión que tiene por objetivo potenciar la obra literaria pampeana, integrarla a nuevos circuitos de opinión y circulación en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, y observar sus diálogos con otras disciplinas artísticas y filosóficas.

Compartir

Autor

Raúl Bertone