“Feliz de poder brindar mi corazón como siempre”

Reencontrarse. Con las veredas correteadas cuando pibe, con aquellos rostros que, aún mostrando los lógicos rasgos marcados por el paso del tiempo, siguen siendo perfectamente reconocibles. Volver al lugar de uno es alimentar el alma. Y volver para ofrecer lo aprendido y recogido en el camino iniciado cuando un día el horizonte marcaba partir, genera satisfacción interior. Nicolás Tato Ledesma es un músico de excelencia. Pianista, arreglador, compositor y director, este piquense que fue cobijado en sus primeros pasos en la gran urbe por el inmenso Horacio Salgán, vive días donde la ansiedad garabatea en sus horas. El sábado 11 de mayo estará presentándose en nuestra ciudad junto a su Orquesta Típica para una doble cartelera pampeana. Un día después expondrán su arte en Santa Rosa.
“Estoy muy feliz de volver a mi provincia, y especialmente a General Pico. Me produce una alegría muy grande volver a mi lugar. La última vez que estuve fue en septiembre de 2005 junto a la orquesta de Leopoldo Federico, recuerdo que también lo hice con mi cuarteto, y bueno, ante esta oportunidad enorme de volver a encontrarme con toda la gente, de poder brindar mi corazón como siempre, lógicamente todo eso me produce mucha ansiedad. Lamento que a veces los destinos de cada uno, que tienen que ver la búsqueda de un crecimiento, o perfeccionamiento, hizo que tuviera que alejarme de mi tierra, pero se trata simplemente de un alejamiento físico, mi corazón está ahí y en pocos días estaré respirando ese aire tan lindo y tan propio” contó Ledesma, entrevistado por El Lobo Estepario.
A 14 años de aquella última vez ante el público piquense, Ledesma y los integrantes de su formación desembarcarán aquí luego de la convocatoria realizada por Magna Producciones. La actuación en el Cine Teatro Pico comenzará a las 21:30 horas, con la Orquesta Típica Maracó como invitada abriendo la velada tanguera, y el domingo 12 repetirán la experiencia en el Teatro Español de Santa Rosa, desde las 21:00 horas. A Tato lo acompañan habitualmente María Viviana Pisoni (voz), Horacio Romo, Santiago Polimeni y Nicolás Ledesma (h) (bandoneones), Pablo Agri y César Rago (violines), Mario Fiocca (viola), Luciano Falcón (violoncello), y Enrique Guerra (contrabajo). Todos ellos estarán ese fin de semana en los dos escenarios pampeanos.

Orquesta Típica Nicolás Ledesma.

Nicolás Ledesma Orquesta Típica.

“Estaremos haciendo un repertorio clásico, que comprenderá además temas propios y también obras nuevas que formarán parte del próximo disco que pienso grabar antes de que termine el 2019. Con el transcurrir de los años me sucedieron muchas cosas, crecieron mis hijos, creció mi familia, así como también despedí a mis padres y a mi hermana, situaciones que obviamente impactan en el afecto, pero la esperanza es renovadora y siempre es la que termina definiendo el destino de la vida. María Viviana interviene con su bella voz, y desde hace un año se sumó a la orquesta mi hijo Nicolás, por lo que es un regalo de la vida poder compartir con mi familia este proyecto y este sueño que me lleva en el camino desde hace 40 años, cuando debuté profesionalmente en 1979 con la Orquesta de Alberto Pelizzari, en una presentación en Victorica”, destacó Ledesma.
Tato ha integrado los conjuntos orquestales de Leopoldo Federico, Pascual Mamone, Osvaldo Piro, el quinteto del violinista Fernando Suárez Paz, el trío de Julio Pane y el octeto de Daniel Piazzolla, además de tocar en la Filarmónica de Buenos Aires bajo la dirección de Daniel Barenboim, en la Camerata Bariloche, en El Café de los Maestros, en la Gran Orquesta TangoVía de Buenos Aires o integrar la Selección Nacional del Tango. Con el nacimiento del nuevo milenio se animó a lanzar sus propios discos: Sueño de tango (compuesto por solos de piano, en 2001); De tango somos (con un cuarteto, en 2004), Meridiano Buenos Aires (con una pequeña orquesta reforzada por un cuarteto de cuerdas, en 2008) y Cuando llora la milonga (con su formación de orquesta típica y la voz de Mariana Viviana, en 2015). En 2016 este último trabajo le valió el Grammy Latino en la categoría Mejor álbum de tango.

Compartir

Autor

Raúl Bertone