Ganó un Pulitzer con la espectacular foto que sacó en su último día de trabajo

Ryan Kelly fue distinguido por una imagen del momento en que un automóvil embistió una marcha antirracista.

El 12 de agosto de 2017 era el último día de trabajo de Ryan Kelly como fotógrafo del Daily Progress, un periódico de Charlottesville, Virginia.

Era el día de una nueva marcha de los supremacistas blancos en defensa de los símbolos (estatuas y banderas) de la época de la Confederación y de una contramarcha antirracista. Se respiraba la tensión en las calles céntricas de la histórica ciudad.

El editor Wesley Hester recogió a Kelly en su automóvil, lo dejó cerca de la marcha y buscó un lugar para estacionar.

Caminaron juntos un rato. Hacía mucho calor. Comenzaron a sudar. Hester ingresó a un negocio a comprar unas bebidas. Kelly siguió caminando entre la muchedumbre. De pronto, un automóvil ingresó a toda velocidad por el medio de la manifestación anti-racista y comenzó atropellar a la gente. Kelly disparó su cámara. Una de sus fotos fue el testimonio más brutal de aquel incidente en el que murió una mujer de 32 años y otras varias personas quedaron heridas.

This undated photo provided by The Pulitzer Prizes shows Ryan Kelly, winner of the Pulitzer Prize for Breaking News Photography announced Monday, April 16, 2018, at Columbia University in New York. (The Pulitzer Prizes via AP)

This undated photo provided by The Pulitzer Prizes shows Ryan Kelly, winner of the Pulitzer Prize for Breaking News Photography announced Monday, April 16, 2018, at Columbia University in New York. (The Pulitzer Prizes via AP)

El lunes siguiente comenzó a trabajar como responsables de redes sociales de una cervecería y mientras continúa con algunos trabajos como fotógrafo free lance.

Este lunes se enteró que aquella instantánea de su último día de trabajo ganó el premio Pulitzer a la Mejor Fotografía de noticia de último momento (breaking news).

“Ojalá ese fin de semana en Charlottesville nunca hubiera ocurrido”, dijo. “Pero el premio es un valioso recordatorio de la importancia y la potencia del periodismo local. Estuvimos allí todo el tiempo y nuestro trabajo refleja eso”, añadió, al compartir la distinción con sus ex compañeros.

A pesar de la felicidad por su premio, Kelly dijo que por ahora no piensa en regresar al fotoperiodismo, por los horarios extenuantes de trabajo, el estrés y la crisis que atraviesa la industria. Su editor, Hester, también dejó el Daily Progress para desempeñarse como portavoz de una Universidad.

Fuente: Infobae

Nota: Diario de cultura

Compartir

Autor