Información visual pidiendo atención

“Un cartel es un cartel y no una pipa. Un cartel transmite un mensaje. A veces. Un cartel es una hoja de papel sin reverso. Un cartel es un sello. Puedes ponerlo en la pared o en una ventana, o en el techo o en el suelo, boca arriba o bocabajo. Hay carteles jóvenes que parecen muy viejos y carteles viejos que nunca mueren. Un buen cartel te ataca. Un mal cartel te ama” señaló cierta vez el diseñador Uwe Loewsch.
En una suerte de reivindicación del póster los diseñadores pampeanos Juan Barbonaglia, Facundo Di Nápoli y Ramiro Achiary exhiben en la Casa de La Pampa la muestra Chiquero Póster Show, integrada por una serie de trabajos elaborados para la industria discográfica y enmarcada en el ciclo de Artes Visuales 2017. La exposición permanecerá hasta el 31 de agosto y puede visitarse de lunes a viernes de 9:00 a 16:00 horas en la sede de la delegación provincial, ubicada en Suipacha 346, Buenos Aires.
En los últimos años el póster ha ganado importancia como pieza de arte en sí misma, transformándose en un valor agregado a la propuesta estética de cualquier banda musical. Esto motivó a Barbonaglia, Di Nápoli y Achiary a desempolvar sus archivos de diseños elaborados para el mundo de la música. “La idea de armar la muestra surgió en una reunión con Facundo y Ramiro donde conversamos sobre nuestra intención de mostrarlos. Esa charla terminó convirtiéndose en un proyecto que tiene como mensaje mostrar y posicionar al diseño gráfico como una herramienta para la música”, explicó Barbonaglia.
Achiary aseguró que “a veces se olvida que hay gente trabajando en la imagen de las bandas. Y Chiquero Póster Show es una forma de reivindicación al trabajo de las personas que estamos detrás de las bandas”. Los tres mantienen una estrecha relación con la música, e incluso Di Nápoli y Achiary tienen sus propias bandas: Rey Momo y Los Siberianos, respectivamente. Di Nápoli agregó: “el público que visite la muestra se va a encontrar con diseños y estilos muy diferentes entre sí, pero que arrancan desde una plataforma similar que son el dibujo y la edición de fotomontajes. A su vez, van a poder descubrir las bandas para las cuales hicimos los trabajos que muchas son de La Pampa”.
El cierre musical estuvo a cargo de la banda Los Siberianos, integrada por Tomás Cortina (guitarra acústica y voz); Joaquín González (guitarra eléctrica y voz); y el multifacético Ramiro Achiary (batería), quien no se subió al escenario por estar abocado a su rol de expositor. Banda oriunda de La Pampa y formada en 2015, hace una música un tanto difícil de encasillar. “Se trata de un poco de todo, blues, psicodelia, western”, explicó el cantante. El grupo –radicado desde hace unos años en Buenos Aires- recupera melodías de antaño heredadas inconscientemente de pioneros como Lito Nebbia, Moris, Tanguito y Miguel Abuelo. En Casa de La Pampa interpretó varias canciones de su próximo álbum debut, a editarse a través del sello Queruza.

Compartir

Autor

Raúl Bertone