Ir más allá de lo que nuestros ojos ven

Capturar la realidad exterior eligiendo y organizando los elementos que formarán parte de la composición del contenido de la imagen, es decir, aquello que el fotógrafo sitúa dentro de la fotografía y la porción de escena que elige captar. Eso es el encuadre. Todas las diferentes formas para realizarlo, todo eso que permite poder hacer una llamada a la creatividad y demostrar que se puede ir más allá de lo que nuestros ojos ven, fueron explicadas detalladamente por el fotógrafo Raúl Genovesio, en el transcurso de una charla que brindó ante un colmado salón de APySU, organizada por la Biblioteca Silvia Ramos de Corpico.
“Resultó una jornada interesante, donde la gente siguió con mucha atención cada uno de los temas que fui desarrollando, dedicados especialmente a tratar algunos elementos que hacen al encuadre y la composición de imágenes en la fotografía, y de la manera más sencilla posible, pensando en aquellos que son aficionados y desconocen la manera de solucionar problemas que surgen”, contó Genovesio, consultado por Lobo Estepario.
La charla fue ilustrada con esquemas y diapositivas, haciendo Genovesio hincapié en la ubicación del sujeto y la manera de encuadrarlo, los usos de las líneas que se encuentran en la naturaleza como elementos compositivos o el equilibrio de las masas. “Son todos aspectos de uso práctico para quienes deseen superarse en al arte de la fotografía. Además utilicé diapositivas que mostraron imágenes de autores famosos, entre ellos Pedro Luis Raota, el argentino conocido mundialmente y alguien que no puede faltar nunca en una recorrida de este tipo, Cartier-Bresson o Bischof, por citar solo tres verdaderos ejemplos a seguir. Los asistentes hicieron preguntas y uno fue tratando de satisfacer las necesidades de cada uno. Pienso que la gente se fue conforme, y encontró lo que estaba buscando”, concluyó el experimentado fotógrafo. Una exposición similar se producirá el viernes 28 del corriente en Ruido y Nueces, en calles 17 y 14, a partir de las 20:30 horas.

Compartir

Autor

Raúl Bertone