«Jamás vivencié el ‘quedate en casa’ como un castigo, sino como un largo tiempo de disfrute»

«Siento que Dios, la vida, el universo o el azar, fueron tejiendo una urdimbre para que yo iniciara el mejor idilio: conmigo misma. Ese empezar a disfrutar de mi compañía, ese erradicar con firmeza el miedo a la soledad, fueron provocando una metamorfosis esencial en mi forma de vivir. Quiero decir con esto que, aun cuando me sorprendieron, tanto la pandemia como la cuarentena -esta frenada brusca en medio de una ruta abarrotada- mi ser interior estaba preparado para enfrentarlas sin sobresalto ni temor. Hacía tiempo que disfrutaba enormemente de mis horas de soledad y silencio. ¡Quién lo diría! Por lo tanto, jamás vivencié el “quedate en casa” como un castigo, sino como un largo tiempo de disfrute, con mucha música y mucha poesía. Además, la tecnología. Ese gigante abstracto que puede ser un monstruo o un super héroe, según elijamos nosotros. Yo solía decirle a mis alumnos que jamás debían olvidar que el ser inteligente era el que estaba frente a la pantalla. Sigo sosteniendo y practicando esa premisa, por lo tanto, uso la tecnología para producir, aprender y comunicarme. Con genuina alegría estoy participando de una profusa actividad literaria con poetas de todo el país, a través de publicaciones de poemas, videos, conversaciones por Zoom, audios por Whatsapp, que me mantienen felizmente ocupada haciendo lo de siempre, lo que amo. Como para aportar un granito de arena, abrí una nueva página en Facebook: Cuentos y poemas para volar con la imaginación. Si bien el nombre no es para nada original, es lo bastante descriptivo como para que se entienda de qué trata, ya que a ella subo videos en los que leo poemas y cuentos míos y de otros autores. Entre los últimos poemas que escribí, quiero compartir este:

Tal vez llegó la hora

cuentas saldadas

conciencia tranquila

corazón en paz.

Tal vez este silencio

sea la eternidad.

Ya di mis pertenencias.

Los tequiero

la compañía

los abrazos.

Tal vez podría caminar más.

En el umbral espero

ligera de equipaje

la conciencia tranquila

el corazón en paz.

Si bien algunos amigos se alarmaron porque les pareció que me estaba entregando, solo reflejo un estado espiritual de preparación que me parece acorde con mi edad. De ninguna manera pienso en morirme, pero tampoco quisiera que la muerte me sorprenda con deudas afectivas sin saldar. Si algo realmente me asusta de toda esta situación, es morir sin despedirse de los más amados. Eso sí me parece cruel. En cuanto a las nobles expresiones de deseo de mucha gente, como resurgir mejores después de la pandemia, soy bastante escéptica. Esta humanidad que somos ha caído tan bajo que cuesta creer. En todo caso, será más de lo mismo: los buenos, más buenos. Los malos, peores. Mientras estemos en este “No Lugar, No Tiempo”, quedate en casa y viajá hacia tu ser profundo. Es el único aeropuerto sin restricciones».

Olga Liliana Reinoso

Escribe poesía desde los 12 años. Publicó ocho libros: Estar con vos (Rayuela, 1982); Palabra de mujer (Pico Duplicaciones, 1991); A Quemarropa (Fondo Editorial Pampeano, 1998); Nunca sabré por qué (poemas, Dunken, Buenos Aires, 2017); Palabra herida (Ed. de autor, 2018); Cuentos con descuento (Ed. Mis escritos, Buenos Aires, 2007); el ensayo Educar para la paz: he aquí la cuestión; La sembradora (Llanto de mudo, Córdoba, 2010); En este mundo traidor, Artículos para reflexionar y refrescar la memoria (Dunken, 2017). Tiene dos libros inéditos: Crímenes impunes y otras maldades (narrativa) y Convicta (poesía). En julio de 2008 se jubiló como docente del área de Lengua luego de haber trabajado en todos los niveles de la educación (EGB, Polimodal, Adultos). Coordina Talleres Literarios y es una de las fundadoras del Grupo de Escritores Piquenses, al que presidió durante dos años. Asistió a Talleres Literarios en la Sociedad Argentina de Escritores; y luego con Ester de Izaguirre; Liliana Lukin; Juan Carlos Martini Real, Juan José Sena, Patricia Bence Castilla. Realizó Cursos sobre narrativa y poesía, con los escritores: Enrique Anderson Imbert; Manuel Mujica Láinez; María Granata; Luisa Mercedes Levinson; Federico Peltzer; Abel Posse. Ediciones compartidas: Cuadernos de Arena (Ediciones Autar); Constancia de Invocación (Ed.Tiempo de Hoy); Antología de poetas argentinos (Fondo Editorial Bonaerense); Anuario de poetas 1989 (Ed.del Dock y otras). Obtuvo los Premios Vivir en Democracia con Justicia Social – Subsecretaría de Cultura de La Pampa (1989- 1992- 1993- 1994); Certamen Por la memoria de los pueblos– Municipalidad de General Pico (1990- 1991- 1993- 1994- 1995- 1996); Certamen Mujer y Poesía (Fondo Nacional de las Artes); Certamen Museo Municipal de Arte (Cañuelas); Certamen Ateneo Poético Argentino (Capital Federal); Certamen Asociación de Escritores Argentinos (Hurlingham); Concurso Filial La Pampa de SADE; Concurso Hispanoamericano de poesía (Municipalidad de San Rafael); Concurso Nacional e Internacional de poesía- SADE (La Rioja). A fines de 2019 fue seleccionada por la Editorial Ruinas Circulares para integrar la Antología Cómo decir, en este mundo, sólo con estas palabras. Participó en: Festival Nacional de Teatro 1992- Mar del Plata; Jornada «El Diario en la escuela»; Programas culturales en Radio Belgrano, Radio Municipal y Radio América de Capital Federal; FM Imaginaria, FM Líder y AM Radio 37 de General Pico; Encuentros nacionales y provinciales de escritores; Feria del Libro; Poesía Abierta; Encuentro Federal de la Palabra (Buenos Aires); Participante y finalista en Abrazo de Voces, organizado por el Grupo de poesía Las Pretextas; Encuentro Empalabrados en Deán Funes; Encuentro Federal de Poetas (Rosario); Muestra de poemas ilustrados Poe-Mitos, con la artista plástica María García Fava; Feria del Libro La Pampa 2017 – 2019. Fue jurado en concursos literarios de diferentes provincias. Es coordinadora de Talleres Literarios. En el primer semestre de 2019, condujo el Taller Palabras Mayores, organizado por la Universidad Nacional de La Pampa y el Instituto de Seguridad Social. Ha participado de Simposios de literatura como ponente sobre Borges y la ética (Buenos Aires), la obra de la escritora rionegrina Mirta Isabel Amestoy (Puerto Montt, Chile), la relación entre Misoginia y Literatura (Montevideo), Vida, obra y muerte de Delmira Agustini (Caracas, Venezuela), Encuentro de poesía en Zamora, Michoacán, México, El lenguaje nunca es inocente (Rancagua, Chile), La tinellización del lenguaje (Bogotá, Colombia), La Influencia de las redes sociales en la literatura (Panamá).

Compartir

Autor

Raúl Bertone