Jean Paul Gaultier inauguró en el CCK su muestra de moda por el amor en la diversidad

Se denomina “Amor es amor” y está compuesta por 35 vestidos y trajes de novias y novios, creados por el diseñador francés entre 1991 y 2017, en busca de celebrar y reivindicar el amor en la diversidad y el matrimonio igualitario.

“Amor es Amor. El matrimonio igualitario según Jean Paul Gaultier”, es el nombre completo de la exhibición que incluirá una clase magistral del creador y un show de alta costura, que logró concretarse tras un año de gestiones entre el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, el Museo de Bellas Artes de Montreal, la Maison Jean Paul Gaultier, la Embajada de Francia en Argentina y el Institut Français d’Argentine.

Resultado de imagen para Jean Paul Gaultier inauguró en el CCK su muestra de moda por el amor en la diversidad

Haciendo gala de su buen humor y procurando hablar español siempre aunque mezclado con el italiano, algo sobre lo que bromeó al comenzar la conferencia, Gaultier agradeció la posibilidad de concretar “esta nueva aventura”.

“Yo hablo un mix de todo. Esta mezcla de idiomas es increíble y muy simbólica si lo relacionamos con la muestra”, aseguró Gaultier, quien evitó durante toda la conferencia hablar en francés o inglés y se esforzó por hacerse entender en castellano.

A su vez, el diseñador se manifestó “orgulloso” de estar en la Argentina, “un país que avaló el casamiento igualitario, mientras en Francia aún se sigue esperando”, dijo.

Gaultier estuvo acompañado por Hernán Lombardi, titiular del Sistema Federal de Medios Públicos; Yann Lorvo, consejero de cooperación y acción cultural, director del Institut français d’Argentine; Nathalie Bondil, directora general y curadora en jefe del Museo de Bellas Artes de Montreal, y Thierry-Maxime Loriot, curador de la exhibición, además de la curadoras y el director del CCK, Gustavo Mozzi.

Llamado el “enfant terrible de la moda”, porque con sus creaciones cuestionó los estereotipos sociales, las tradiciones arraigadas y fue de los primeros en romper las convenciones de género ya en los ’80, Gaultier aseguró que no ve contradicción en dedicar una muestra al romanticismo de los vestidos y trajes de novia y novio, que justamente celebran la igualdad.

04.jpg_418415744
“Pienso en una mujer bipolar, fuerte y romántica y lo mismo me pasa con el hombre, que sea seductor y sexy. La verdad no puedo explicar cómo lo hice o qué unió ambas cosas. Simplemente, lo hice”, explicó sobre la unión de lo tradicional y la de dejar de lado los estereotipos de género.

Más allá de las transgresiones y aunque siempre se opuso al matrimonio, Gaultier no dejó de incluir los vestidos y trajes de novia en sus colecciones, muchos de los que a partir de mañana el público podrá ver en el segundo piso del CCK.

Allí, el visitante será sorprendido por una instalación inédita coronada por una torta de boda de tres metros, que en sus distintos niveles está habitada por maniquíes enfundados en trajes y vestidos nupciales, algunos de ellos animados, como el del rostro de Gaultier que habla y hace muecas.

02.jpg_418415744
El imponente vestido de novia de “La Mariée”, de la colección de alta costura otoño-invierno 2002-2003, que tiene su falda confeccionada en tafetán, organza y terciopelo de satén de seda color crema, y está adornado con un abrigo húsar invertido, con tocado de plumas y bustier de joyas de cristal, demandó 451 horas de trabajo y es la pieza que da la bienvenida a la muestra.

Vestidos acorsetados tridimensionalmente en jersey drapeado, de estructura de ballena en terciopelo devoré o tul, uno confeccionado íntegramente en cristales Swarovsky y hasta tipo suéter tejido en lana pura, estilo pescador irlandés con bordados y flecos, conforman un maravilloso recorrido con una visión de inclusión intercultural, hombre con hombre y mujer con mujer.

“El mensaje es de amor, humanista, que es para mí el centro de los valores de Gaultier”, recalcó Bondil en diálogo con Télam Tendencias.

A su vez, el recorrido por los 35 maniquíes permite apreciar y entender la coherencia de la idea de Gaultier, en la que no se nota que la diferencia entre los diseños hechos hace 30 años y los más recientes.

En ese sentido, Lombardi definió a la muestra como “un enorme estímulo estético”, al tiempo que destacó que “el esfuerzo compartido entre tres naciones para concretar proyectos ambiciosos como éste”.

5ab19c6a50653_1004x1405
Consultado sobre el movimiento generado a nivel global sobre el derecho de las mujeres y el feminismo, Gaultier aseguró que estamos en “un momento de reacción” aunque recordó que él es de una generación que “ha visto mujeres muy fuertes”.

De hecho, recuerda que en su primera colección estaba dotada de “hombres-objeto porque el hombre -opinó- también puede ser objeto y eso no tiene nada de malo”.

En esa línea, describió una evolución: “Antes era usual ver a un señor de 60 con una chica de 20. Hoy la mujer hace lo mismo, pero la clave está en la libertad”.

Finalmente, subrayó que no hay que olvidar que “la alta costura es un trabajo enorme y artesanal que viene del corazón, de la piel, de la humanidad, esa misma humanidad que siente en este país”.

La muestra podrá ser visitada hasta el 15 de julio, de miércoles a domingos y feriados, de 13 a 20 h, en el Salón de los Escudos.

Nota: Diario de cultura

Compartir

Autor