Kazuo Ishiguro obtuvo el Premio Nobel de Literatura 2017

Nacido en Nagasaki, Japón, vive desde su niñez en Londres y es ciudadano británico. Tiene 62 años. El Japón de la posguerra, el nazismo y los periodos anteriores a la II Guerra Mundial son los temas más tratados en sus obras. Hizo adaptaciones cinematográficas. Es autor de “Los Inconsolables” y “Lo que queda del día”.

El escritor británico de origen japonés Kazuo Ishiguro fue galardonado hoy con el premio Nobel de Literatura 2017 por sus “novelas de gran fuerza emocional”, anunció la Academia sueca, que con este fallo regresó al campo de lo puramente literario, luego de la polémica generada el año pasado cuando el elegido fuera el músico Bob Dylan.

Ishiguro-nobel
El anuncio fue realizado en Estocolmo por la secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, quien leyó el fallo del jurado donde se alude a la fuerza emocional de las novelas de Ishiguro, un corpus que ha descubierto “el abismo más allá de nuestro ilusorio sentimiento de conexión con el mundo”.
En una ceremonia transmitida en vivo por la página web oficial de la Academia, Danius se refirió a Ishiguro como un novelista “brillante”, un escritor “de gran integridad que no mira para otro lado” y que además ha desarrollado un “universo estético” único.
“Está muy interesado en entender el pasado pero no es un escritor proustiano, no trata de redimir el pasado, explora lo que hay que olvidar para sobrevivir como individuo o como sociedad”, explicó.
Sobre las obras de Ishiguro, Danius aseguró que todas ellas son “maravillosas y verdaderamente exquisitas”, pero mostró su predilección por su última novela, “El gigante enterrado” (2015), aunque consideró que “Los restos del día” es una “obra maestra”.
Danius sostuvo que la literatura del escritor, que publicó siete novelas y un libro de relatos, es un “cruce entre Jane Austen y Franz Kafka” que “ha desarrollado su propia estética”.
Consultado por la cadena británica BBC, el autor dijo sentirse “asombrosamente halagado” por haber recibido el reconocimiento. “Se trata de un magnífico honor, principalmente porque significa que sigo los pasos de los grandes autores que han
existido, y eso es una mención espectacular”, comentó.
Ishiguro evaluó que “el mundo atraviesa ahora un momento de mucha incertidumbre y confiaría en que todos los premios Nobel fueran una fuerza para algo positivo en el mundo”.
Agregó que se sentiría “profundamente conmovido” si pudiera “de alguna manera, contribuir a crear una atmósfera positiva en tiempos de gran incertidumbre”.
El autor señaló en declaraciones al canal público que, al no haber sido contactado directamente por la Academia sueca, temía que fuera una “broma”, mientras que la secretaria de esa institución había señalado que no lo habían podido contactar.
Nacido en la Prefectura japonesa de Nagasaki, el 8 de noviembre de 1954, Ishiguro se trasladó con su familia a Reino Unido cuando apenas tenía 5 años, luego de que a su padre que era oceanógrafo, fuera contratado por el Gobierno británico.
Al llegar a la adolescencia y recibir una educación británica, Ishiguro fue consciente de que no iba a volver a su país, a pesar de que en su casa se hablaba japonés.
Tras finalizar el colegio, estudió Filología inglesa y Filosofía en la Universidad de Kent, además de participar en un curso de escritura creativa en la Universidad de East Anglia.
Comenzó su carrera literaria a los 24 años, escribiendo relatos cortos y obras para la televisión.
Hasta entonces su ambición había sido convertirse en letrista y músico de rock, tareas en las que no tuvo éxito.
Debutó en la literatura en 1982 con la novela “Pálida luz en las colinas”, que al igual que “Un artista del mundo flotante” se enmarca en su ciudad natal pocos años después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial.
Con “Pálida luz en las colinas” obtuvo el premio Winifred Holtby Memorial, pero se consagró en 1989 con “Los restos del día”.
La memoria, el tiempo y la autodesilusión son los temas centrales de su obra reunida en ocho libros. “Los restos del día” , más conocida como “Lo que queda del día”, fue llevada al cine con Anthony Hopkins y Emma Thompson como protagonistas.
En esa obra, Ishiguro narra las experiencias de un mayordomo, Mr. Stevens, personaje típicamente británico, que trabaja para un lord pronazi en la Inglaterra de Eduardo VIII.
Esta novela tiene un fuerte componente psicológico al centrarse en las emociones contenidas de Mr.Stevens, que nunca se atrevió a declarar su amor por una criada, la señorita Kenton (Thompson), al anteponer su labor como mayordomo.
Con esta historia, Ishiguro cambió su habitual ambientación de personajes y situaciones orientales y se trasladó a Inglaterra, algo buscado por el escritor, que creía que el lector empezaba a encasillarlo como “una especie de corresponsal japonés que vivía en Londres”.
En “Los inconsolables” (1995) aborda la historia de un pianista famoso que llega para dar un concierto a una ciudad sin nombre en algún lugar de Europa Central y se pierde en encuentros inesperados, dilaciones y desvíos, relatados en seiscientas páginas.
Cinco años más tarde, en “Cuando fuimos huérfanos” dio forma a la deriva del detective Christopher Banks por la laberíntica Shanghái de entreguerras con una vaga intriga policial.
En 2005 publicó la magistral “Nunca me abandones”, una historia de clones donantes de órganos con un aire tenue de ciencia ficción que convierte el drama amoroso de Kathy en una parábola sutil sobre la fugacidad de la vida.
Esta novela de ciencia ficción distópica llegó a la gran pantalla de la mano del cineasta Mark Romanek, con las actuaciones de Carey Mulligan, Keira Knightley y Andrew Garfield, una historia que toma como eje a tres amigos cuyas vidas se narran desde su
estancia en el internado de Hailsham.
En su último trabajo, “El gigante enterrado” (2015), que narra el viaje de dos ancianos en busca de su hijo, exploró cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad.
Además de sus siete novelas, todas ellas publicadas en español por Anagrama, Ishiguro es autor de varios volúmenes de relatos como “Nocturnos: cinco historias de música y crepúsculo” y de guiones para el cine y la televisión (“The Gourmet” para la BBC o “La condesa rusa”, de James Ivory”).
Es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, Oficial de la Orden del Imperio británico, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia y Premio Helmerich.
Su más reciente logro, el Nobel de Literatura, está dotado con nueve millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares).
La ceremonia de entrega tiene lugar el 10 de diciembre, en coincidencia con el aniversario de la muerte del fundador de los galardones, Alfred Nobel.
Obra:

Novelas
Pálida luz en las colinas (A Pale View of Hills, 1982), trad. de Ángel Luis Hernández, publicada por Anagrama en 1994.
Un artista del mundo flotante (An Artist of the Floating World, 1986), trad. de Ángel Luis Hernández, publicada por Anagrama en 1994.
Lo que queda del día o Los restos del día (The Remains of the Day, 1989), trad. de Ángel Luis Hernández, publicada por Anagrama en 1992.
Los inconsolables (The Unconsoled, 1995), trad. de Jesús Zulaika, publicada por Anagrama en 1997.
Cuando fuimos huérfanos (When We Were Orphans, 2000), trad. de Jesús Zulaika, publicada por Anagrama en 2001.
Nunca me abandones (Never Let Me Go, 2005), trad. de Jesús Zulaika, publicada por Anagrama en 2005.
El gigante enterrado (The Buried Giant, 2015). Publicada por Anagrama en 2016.

Relatos
A Strange and Sometimes Sadness, Waiting for J y Getting Poisoned (1981). 3 relatos incluidos en la antología Introduction 7: Stories by New Writers.
The Summer After the War. Relato publicado en Granta 7 (1983)
A Family Supper. Relato publicado en Firebird (1983)
A Village After Dark. Relato publicado en The New Yorker (2001)
Nocturnos: cinco historias de música y crepúsculo (Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall, 2009), trad. de María del Carmen Alonso, publicada por Galaxia Gutenberg en 2010, y trad. de Antonio-Prometeo Moya, publicada por Anagrama en 2010. Libro de 5 relatos.

Guiones
A Profile of Arthur J. Mason (1984). Guion para Channel 4.
The Gourmet (1987). Guion para la BBC.
The Saddest Music in the World (The Saddest Music in the World, dirigida por Guy Maddin en 2003). Historia original.
La condesa rusa (The White Countess, dirigida por James Ivory en 2005). Guion de cine.

Adaptaciones cinematográficas
Lo que queda del día (The Remains of the Day, dirigida por James Ivory en 1993)
Nunca me abandones (Never Let Me Go, dirigida por Mark Romanek en 2010)

Estudios
Villar Flor, Carlos (1997). «Crisis y cambio de valores en la Posguerra de Gran Bretaña y Japón según la ficción de Kazuo Ishiguro». En Caramés Lage, José Luis; Escobedo de Tapia, Carmen; Bueno Alonso, Jorge Luis. El discurso artístico en Oriente y Occidente. Semejanzas y contrastes 2. Oviedo: Universidad de Oviedo. pp. 577-591. ISBN 84-8317-030-2.
Villar Flor, Carlos (2000). «Literary Englishness in Kazuo Ishiguro’s “The remains of the day”». En Gallardo, Pere; Llurda Giménez, Enric. Proceedings of the 22nd International Conference of AEDEAN (Asociación Española de Estudios Anglonorteamericanos). Lleida, 17-19 december 1998 (en inglés). Lérida: Universitat de Lleida. pp. 471-477. ISBN 84-8409-045-0.

Desde su creación en 1901 el Nobel de Literatura distinguió a 113 autores, 14 de ellos mujeres, y en cuatro ocasiones ha sido compartido, la última vez en 1974.

La prosa, con 76 representantes, es el género más reconocido por la Academia, que premió a 28 autores en lengua inglesa, 14 en francés, 13 en alemán y 11 en castellano.

El español José Echegaray abrió en 1904 la lista de autores hispanos, que incluye a compatriotas suyos como Jacinto Benavente, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre y Camilo José Cela.

Los chilenos Gabriela Mistral y Pablo Neruda, el guatemalteco Miguel Ángel Asturias, el colombiano Gabriel García Márquez, el mexicano Octavio Paz y el peruano Vargas Llosa completan la lista de representantes de la lengua castellana premiados con el Nobel de Literatura.

Nota Diario de cultura

Compartir

Autor