La Biblioteca Pampeana, feliz

Como un ente abstracto que se alimenta de una sustancia para nada abstracta como los libros, que a su vez se alimentan de otra sustancia sutil como lo es el alma, la imaginaria Biblioteca Pampeana está de parabienes. Es que Miguel de la Cruz, de exquisito espíritu, sabe que la literatura no puede ser jamás una evasión del álgebra interna y sus páginas siempre serán tranquilas ventanas por donde pasa el sol. Y ahora Miguel escribió “Papá en Ciudad Rodrigo. Ser hijo de inmigrantes” para que nuestros anaqueles sonrían.

Papá en Ciudad Rodrigo
El acto cultural, abierto y gratuito, tendrá lugar el próximo viernes 13 de septiembre, a las 20 horas, en el salón Los Pioneros, ubicado en Alsina y Pellegrini.

Este libro es la más reciente producción de la Editorial de la Cooperativa, pronta a distribuirse entre sus asociados y asociadas junto al disco de poesía leída, “Un territorio inabarcable”, de Edgar Morisoli. “Papá…”, que tiene una tirada de mil ejemplares, es la primera obra de De la Cruz que publica la CPE.

De la Cruz es un reconocido autor pampeano de poemas y relatos, además de artículos sobre literatura y artes visuales. Desde su primera publicación -Vuelo Plural- en 1980 (aunque en aquella oportunidad como parte de un grupo de poetas), Miguel ha producido numerosas obras entre las que se cuentan Desde la trampa (1981), Poemas regionales (1987), Guía de ausencia (1994), El sendero sin bordes (2003), Es lo que no sé (2010), Varios Poetas (2014), Meses (2015), Amigo de las preguntas (2016) y Saludando al águila (2017).

Compartir

Autor