La búsqueda de una mirada singular

El último fin de semana se continuó desarrollando en Santa Rosa el seminario Taller de dramaturgia del actor para directores, a cargo de Román Podolsky y organizado por la Representación La Pampa del Instituto Nacional del Teatro. El mismo consta de tres encuentros a realizarse en abril, junio y septiembre. El grupo de participantes está conformado en su gran mayoría por mujeres, algunas de las cuales han viajado desde localidades pampeanas, debiendo realizar recorridos algo más extensos de lo normal por los inconvenientes causados en las rutas por las inundaciones que afectan a la provincia.
Una de ellas es Shaiel Yur, de 16 años y de Eduardo Castex. “Quedé encantada. Hace poquito empecé teatro y me gusta mucho aprender sobre el tema y Román me sorprendió por las ideas que tiene”, expresó. “A mi me gusta mucho escribir y pienso por ahí dedicarme a esa parte artística y creo que ésto me va a servir mucho como herramienta”, añadió Shaiel.
Otra de las asistentes, que viajó desde General Pico, es Vanesa Samatan, quien opinó que “la experiencia está siendo muy interesante porque permite trabajar en pareja y en lo grupal porque se hace una tarea de análisis y revisión de lo que siente y vive cada uno a partir de una temática”. Vanesa agregó que “empiezan a salir imágenes, textos, palabras, ideas para una puesta en escena. Y eso nos tiene atrapadas”.

“El propósito es que aparezcan aquellas asociaciones que sorprenden”

– ¿En qué consiste el seminario que estás dando?
Tiene la intención de transmitir una herramienta que es la dramaturgia del actor como yo la concibo, y del modo que vengo trabajando de hace unos cuantos años. En la experiencia de creación de mis propias obras fui encontrando una manera de llevar adelanto esta forma de trabajo. Acá se convocaron once directores y once actores para que puedan participar de una experiencia de creación de obras en base a esta metodología. A principio no hay obra, se apropian de esta herramienta y van armando textos. La idea es que a través de tres encuentros a lo largo del año puedan llegar a producir una obra de entre 20 y 30 minutos.

– ¿Qué se genera en el intercambio con los y las asistentes?
Esta forma de trabajo no propone un tema de entrada, sino que los que vienen al seminario traigan sus propios temas e intereses. Lo que hacemos es interrogar esa temática, escuchar los puntos de vista que cada uno tiene alrededor de esa temática y se va trabajando con lo que le pasa a cada uno con ese tema en ese lugar.

– ¿La idea es que la obra de cada pareja surja en ese proceso?
Exactamente. Un director y un actor se encuentran y se ponen de acuerdo sobre qué tema quieren trabajar. Por ejemplo, las inundaciones. A partir de ahí, la idea es ir viendo qué asociaciones va trayendo esa cuestión, y se le pide al actor que empiece a hablar. Lo más interesante es que empieza a aparecer lo que uno no esperaba que apareciera. Ese es el propósito del trabajo. Que aparezcan aquellas asociaciones que sorprenden al que está hablando y al que está escuchando, y que suelen ser mucho más ricas que los lugares comunes sobre ese tema. Se supone que en el trabajo artístico uno tiene que dar una mirada singular, una mirada alternativa a lo que ya sabemos todos…producir alguna clase de novedad. Y sobre todo producir alguna clase de mirada singular. Mi trabajo es que los directores puedan hacer ese trabajo de interrogación a los actores y que juntos puedan ir produciendo textos.

Laboratorio de formas animadas

Permanece abierta la convocatoria para participar de la capacitación en títeres denominada Laboratorio de Formas Animadas, a cargo de Carlos Alberto Piñero. El primer módulo, que iba a desarrollarse durante los días 27, 28 y 29 de abril, se suspende hasta nuevo aviso. La idea es ofrecer nuevos espacios de estudio del arte titiritesco, arte popular que se arraiga en las manifestaciones más genuinas de nuestra cultura, donde se conjugan dramaturgia, poesía, música, plástica, danza, lenguajes clásicos y modernos. También, apuntar a la construcción de un repertorio que abarque desde la tradición de contar historias hasta la investigación de dramaturgias experimentales y novedosas.
Piñero trabaja en teatro desde la década del ’80 como actor, coordinador y director de numerosas obras, principalmente en Córdoba. Ha dictado talleres de títeres en Chile, Brasil, España y Argentina. En 1994 se sumó al Teatro de Muñecos Animados “El Chonchón”, con el que participó en festivales internacionales en España, Italia, Francia, Portugal, Bolivia, México, Brasil, Chile, Ecuador, Colombia, Estados Unidos.
Requisitos e inscripción: presentar Curriculum Vitae y una Carta de Intención explicando los motivos por los cuales la capacitación despierta su interés. Ambos pueden acercarse personalmente al edificio del Centro Cultural MEDSUR, 1º Piso, Av. Belgrano Sur 180, Santa Rosa. O a través del correo centroculturalprovincialmedasur@lapampa.gob.ar

Compartir

Autor

Raúl Bertone