“La cultura debe ser un bien común en este país”

Meses atrás emprendieron una gira por el norte argentino, buscando repetir sensaciones despertadas cuando supieron recorrer caminos del sur. EnSayo Libertario reúne en su génesis la esencia militante, el mensaje contestatario. Ese mismo que expresó cuando se dio a conocer en un primer momento como EnSayo Fuzzión Rock & Folk. Una banda que continúa alimentándose de vivencias, marchando de manera autónoma, a puro esfuerzo, y que le hace frente a las problemáticas sociales. Con la música, como cualquier arte, actuando como medio para la expresión de ideales.
El grupo liderado por el guitarrista Juan Carlos Rodríguez, se viene mostrando actualmente en el escenario con Paola Schwindt (primera voz), Ema González (batería) y Juan Cruz Olivera (bajo), fusionando, principalmente, arreglos de folclore con tonos de rock y blues. Este año salió a la luz Patagonia al norte, el segundo trabajo de estudio, y además desandaron kilómetros junto a Rubén Patagonia, un músico que siempre está muy cerca de la formación. Un mojón importante de la banda fue la vez que subieron al escenario mayor de Cosquín para mostrarse con la chacarera Pa’ los cumpas, que tiene letra y música de Rodríguez, autor también de Huella de los pecadores y Pat Agonia.
“Decidimos llamarnos EnSayo Libertario como un homenaje a las luchas de tantos compañeros, y principalmente de alguien a quien tuve la oportunidad de conocer, como Osvaldo Bayer, que defendió las causas de los obreros y de los pueblos originarios. Llevamos más de 40000 kilómetros entre giras y presentaciones, y entre ellas, poder compartir con Rubén Patagonia la amistad y el respeto musical que nos une. No es casualidad su participación en el tema que escribí sobre la represión en el sur y el despojo de los derechos a los pueblos originarios. Tiene un gran respeto por nuestro trabajo, fuera de esa amistad que mantenemos”, contó Rodríguez, en diálogo con El Lobo Estepario.
“En el primer disco quisimos dejar bien en claro nuestra idea de hacer un folclore distinto, y en el último trabajo está la reflexión y la posición tomada con respecto a que la cultura debe librar esta batalla entre los que menos tienen. La cultura debe ser un bien común en este país. Ser parte de EnSayo es una responsabilidad y un compromiso muy grande. Así lo sentimos quienes integramos la banda. Y a veces pareciera que hay gente que te ningunea, hay una ignominia hacia nosotros, y no sabemos por qué. Somos solidarios tanto con los músicos de afuera como con los músicos de acá. La única banda que va a ver a otras bandas, que va a los espacios y paga el derecho al espectáculo. Y parece que no nos retribuyen igual. Hay cierta envidia. Estuvimos presentes en todos los actos reivindicatorios, y sin embargo pareciera haber un desconocimiento que espero no sea adrede. Es una lucha entonces para, al menos, no ser ignorados”, reflexionó Colo Rodríguez.
El primer disco se grabó en el estudio del santarroseño Pablo Jaquez, y contiene Zamba de amor en vuelo (Jorge Milikota), Zamba de Juan Panadero (Cuchi Leguizamón-Manuel Castilla), Zamba de Lozano (Leguizamón-Castilla), Quien quiera oír que oiga (Lito Nebbia), Zamba del Carnaval (Gustavo Leguizamón), La Encendida (Pica Juárez) y la mencionada chacarera Pa’ los cumpas. El grupo ha compartido además presentaciones con El Duende Garnica, Hugo Cuervo Pajón, o Toby Villa, y por estos días sus integrantes continúan bosquejando y armando un futuro nuevo trabajo. “Probablemente salgamos en un formato distinto al que se está comercializando, hay dos propuestas, y la verdad que nos demanda mucho tiempo y mucha inversión. Es un esfuerzo grande contratar a los músicos, traspasar las partituras para poder armar una base de piano o de bandoneón, pero estamos felices por los acontecimientos últimos”, concluyó.

Compartir

Autor

Raúl Bertone