«La felicidad sería algo así como un buena canción en el momento justo»

Cucu Howes es un inquieto cantautor pampeano que ha forjado una prolífica producción discográfica. En 2019 lanzó Shoji, adoptando una forma poco común por aquí a la hora de difundir los temas: cada tres o cuatro semanas hizo conocer una canción por vez, exponiéndola en todas las plataformas y redes sociales posibles. En cuanto a sus presentaciones en vivo, alternan entre sets acústicos y con su banda, repasando sus discos o versionando canciones populares argentinas.

«En todo este tiempo he producido varias canciones, aunque lógicamente por la pandemia no he podido trabajar como lo venía haciendo, tanto colaborando con músicxs o haciendo recitales. De todas formas, en este 2021 estoy a la espera de un disco homenaje a Rosario Bléfari, producido por mi amigo Jableach, de Temporal Home Studio, en el que participo como invitado. También he lanzado un nuevo material audiovisual, se trata del video musical Vuelve al río, que puede verse en mi canal de YouTube. Fue producido por Sombra de Toro Records, y participan Mauricio Flores en cámaras, Niko Piva en postproducción, Ariel Malizia en grabación y Néstor Tinaro en mezcla y mastering», contó Cucu en diálogo con El Lobo Estepario.

Justamente, el músico pampeano lo presentó en sociedad días atrás, en Unísono, el programa del INAMU emitido por la TV Pública y conducido por Tweety González. Howes debutó en 2008 con un EP llamado Deforma viento, presentado en el programa de TV Volver rock, conducido por Tom Lupo y Catarina Spinetta, al que le siguieron Frágil (2010) y Aproximación al aire (2013), con participación de músicos como Fernando Bruno y Mauricio Ponce. Su trabajo Alunado (2015), un disco de rock mezclado en los estudios ION, en Buenos Aires, con arte de tapa diseñado por Florencia Pumilla, fue presentado en diferentes escenarios del país.

¿Qué le hubiese gustado ser?

Me gusta lo que soy; o quizás jugador de fútbol.

¿Un lugar para vivir en el mundo?

En que el que habito estoy bien, y trato de disfrutarlo. Tal vez un lugar con montañas, aunque la llanura me gusta también.

¿Qué desea para su vejez?

Deseo una vejez con el menor deterioro físico y mental posible.

¿En qué tarea no se siente inteligente?

En muchas actividades, pero principalmente en todo lo que tiene que ver con las manualidades. Es donde desarrollo mi mayor torpeza.

¿Cuál fue el momento más feliz de su vida?

El nacimiento de mi hija.

 ¿Su primer trabajo?

A los 14 años, cuando salí a ofrecerme para cortar el pasto. Quería comprarme un vinilo de Guns N’ Roses: Use Your Illusion I. En realidad mi primera paga fueron unos alfajores que recibí luego de interpretar folclore en una escuela.

¿Cuál es el buen cine?

El clásico, ese que busco disfrutar por las noches.

¿El último libro que leyó?

Asesínenme, de María Rosa Yorio.

¿El mejor libro que leyó?

Bartleby, el escribiente, de Herman Melville.

 ¿Mira T.V?

Miro bastante, pero me concentro en pocos programas. Principalmente en aquellos vinculados al fútbol.

¿Qué músico influyó en su camino?

Elliott Smith. Resultó decisivo a la hora de lanzarme a tocar con un proyecto solista.

¿Qué hito de la historia mundial le hubiese gustado vivir personalmente?

Más que un hito, me hubiese gustado vivir en los años ’60. Toda esa época. Creo igualmente que este momento será un hito en el futuro.

¿Cuál fue la vez que más lloró?

Con la derrota en la final del Mundial de Italia 90.

¿El mejor político en la historia del país?

Raúl Alfonsín. Le tocó atravesar una difícil situación política y tuvo la habilidad que el contexto ameritaba. Considero que no fue lo suficientemente reconocido por el pueblo.

¿La mejor persona que haya conocido?

El maestro Enrique Mariani. Fue una persona trascendental para mí.

¿Extraña algo de su niñez?

Lo que más extraño es jugar al fútbol, después de cenar, el Parque Oliver en verano, los helados de la Roberts, las luciérnagas.

¿Qué profesión u oficio nunca ejercería?

Nunca sería policía.

¿Un personaje nefasto en nuestra historia?

López Rega. Aunque hay muchos.

¿Le preocupa la muerte?

A la muerte la asimilo como algo natural que nos trasciende, más allá de lo que nos toca en esta época. Luego de contraer Covid me asusté bastante, pero también me sentí tranquilo de hacer lo que siempre he querido, y de dejar algo en el mundo. Haberlo transitado a un estadio mas óptimo me hace valorar y disfrutar más de la familia y amigues.

¿El arte salva?

El arte siempre salva, es lo que viene sosteniendo al mundo desde hace tiempo. Igualmente no es lo único.

¿Qué opina del aborto?

Celebro que se haya legalizado, y que sea seguro y gratuito.

¿Qué le gustaría saber del futuro?

Me gustaría saber si las nuevas generaciones podrán hacer de este mundo un lugar mejor. Creo en ese porvenir.

¿A quién no dejaría entrar a su casa?

A los mormones y/o evangélicos.

¿Donaría sus órganos?

Sí. De hecho en mi DNI aparezco como donante.

¿Recuerda su primera maestra?

Melita. La recuerdo con mucho aprecio.

¿Qué opina de la religión?

La religión es el opio de los pueblos, cada persona con la suya. Lo que no tolero es la imposición de la misma a los pueblos, desconfío de los grupos evangélicos que se alían con la derecha más conservadora y ultraortodoxa del continente.

¿Cuál es la persona que más le gustaría ver en estos momentos?

Me gustaría encontrarme con los amigxs que hace tiempo no veo.

 ¿Qué sabe o recuerda de la dictadura militar?

Creo saber bastante a partir de haber estudiado Historia y Sociología. Mantuve siempre mi interés por lo social.

¿Cuál es su idea de la felicidad?

La felicidad sería algo así como un buena canción en el momento justo.

¿Qué es lo que más valora en sus amigos?

En mis amigxs valoro que celebren mis chistes.

¿Qué nos dejará la pandemia de coronavirus?

Mucho aprendizaje, además de todo el dolor que habrá que procesar por las pérdida de vidas.

¿A quién le gustaría parecerse intelectualmente?

Jean Pierre Noher.

¿Le niega o le negó el saludo a alguien?

Creería que no.

¿Qué le gustaría saber ante todo?

Me gustaría saber cuándo concluirá esta pandemia.

¿Qué otro instrumento musical le gustaría tocar?

El piano.

¿Su peor defecto?

Me irrito fácilmente.

¿Qué le gusta regalar?

Libros, ropa o vinos.

¿Qué piensa del periodismo en general?

No necesita repetir lo que ya sabemos, eso abunda en el periodismo que más vemos y escuchamos. El que más me interesa lo busco en los medios independientes.

¿Justificaría en algún caso la tortura y aún la muerte?

No, para nada.

Se incendia su casa, sólo puede llevarse una cosa, ¿cuál?

En principio mi bolso, luego mi guitarra.

¿Una canción?

Para ir, de Almendra. Es preciosa por el nivel de abstracción que logra, y por la belleza de su lírica.

¿Cuál lugar de la casa es el mejor para leer?

El rincón que posea más luz natural.

¿Si fuese presidente, qué es lo primero que haría?

Decretaría una fiesta en las calles, cuando sea posible.

¿Si fuese Dios, qué es lo primero que haría?

Frenaría esta pandemia.

¿Cuál fue la persona que más lo ayudó?

No hay una sola persona. Son muchas. Mi familia y amigxs.

Compartir

Autor

Raúl Bertone