La fiebre de la juventud

Con la consigna #Pampeanizate como bandera la Casa de La Pampa celebró la primera edición de Sí Pampa – Encuentro de Jóvenes Pampeanos en Buenos Aires. La actividad se llevó a cabo en la delegación oficial y contó con la participación de numerosos estudiantes pertenecientes a nuestra provincia, con un cierre musical que estuvo a cargo de las bandas Convidadores y Madre Chicha. Durante el encuentro se realizaron distintas actividades recreativas y culturales, además de la disposición de un escenario abierto en el que los jóvenes mostraron sus habilidades musicales.
El subdirector de la entidad anfitriona, Pablo Rubio, manifestó su satisfacción. “Estamos contentos por la cantidad de chicos que se sumaron a la propuesta y participaron de un encuentro de jóvenes estudiantes pampeanos convocados a pasar una tarde de camaradería en la delegación provincial, tomando mate, escuchando música, haciendo diferentes talleres y disfrutando en vivo de dos bandas integradas por talentosos exponentes de nuestra provincia. Pampeanizate es una forma de conectarte, de integrarte, de vincularte con los tuyos, con tu origen, con tu esencia, con todo lo que rescatamos cuando estamos lejos, con el hecho de extrañar y de conectarnos nuevamente con las cosas que nos hacen sentir pampeanos”.
La actividad artística estuvo a cargo de la plástica piquense Yamila Páez, quien con la ayuda de varios jóvenes realizó un mural en las paredes de la delegación, utilizando técnicas de esténcil, aerosoles, plantillas de papel y pegatinas. La obra contiene referencias a elementos identitarios como el caldén, la llanura, el río Atuel y un gran corazón grabado, objeto característico de los trabajos de Páez. Asimismo, se hicieron serigrafías en posters y remeras alusivas al primer Sí Pampa. Por otra parte, se montó una pequeña muestra de arte y fotografía en la que se expusieron trabajos de Abril Rodríguez, Mika Depetris y Pilar Pacheco.
En tanto, los talleres de percusión fueron dictados por Mariana Occhuzzi, teniendo un claro sentido lúdico más que musical –la actividad estuvo orientada a principiantes-, donde los adolescentes se sumaron a una propuesta que atravesó diferentes ritmos latinos. Una de las grandes atracciones fue el escenario abierto utilizado por los músicos emergentes que se animaron a mostrar su talento. Las primeras en salir a escena fueron Clara Laztra (voz y guitarra) y Rosario Pilar Brunengo (voz y bombo), quienes se lucieron con un repertorio folclórico. A su turno, Luca Eizaguirre cautivó al público con su voz y se llevó una verdadera ovación. En versión solista, el cantante y bajista nacido en Santa Rosa interpretó varios temas de su autoría. El espacio lo cerró el guitarrista Daniel Arias, presentando su quinteto de jazz junto a Pablo Felauto (bajo), Diego Preves (trompeta), Leandro Galván (percusión) y Facundo Daniel (piano).
La frutilla del postre la pusieron dos jóvenes pampeanos con largo rodaje en el ambiente musical: Fran de Pián y Pedro Manuel Cabal. La banda Convidadores volvió a la delegación provincial para presentar su primer sencillo grabado: Ansideidad. Liderado por De Pián (voz y guitarra), el grupo que completan Javier Antruejo (batería), Juan Maldonado (guitarra) y Francisco Di Pietro (bajo y coros), brilló sobre el escenario con una multiplicidad de paisajes sonoros que transitan desde el folk al rock, con aires de blues y gravé.
En tanto, Madre Chicha exhibió toda su potencia escénica con algunos clásicos de su disco Viaje a Motelo Mama y un adelanto de su segundo disco La venganza de Simpira. El grupo integrado por el cantante victoriquense Pedro Cabal transita de la cumbia psicodélica al pop, con rimas provocadoras y una estética anclada en la tradición latinoamericana. Cabal se presentó acompañado por Carlos Loarte Flores (guitara y programaciones); Fausto Varcelino (voz), Jairo Emil (bajo, armónica y voz); Lucas Heredia (batería y voz) y Gustavo Hernández (teclados).

Compartir

Autor

Raúl Bertone