«La idea es seguir sumando repertorio al folclore»

Canciones, y más canciones. La faceta creativa que no se detiene. Expuesta fielmente en 2019 con Charangueando, su tercer disco, echando a volar su virtuosismo con el charango para un trabajo totalmente instrumental. Y que se repite ahora con Al viento, su nueva producción en estudio, compuesta por diez canciones bien marcadas por su impronta. El jujeño Martín Patricio Javier Herrera, conocido en la escena musical como Pachi, estará reencontrándose en las próximas horas con su público, en lo que será la presentación en sociedad del nuevo proyecto, que asomó su nariz el pasado 21 de agosto en todas las plataformas digitales (Spotify, iTunes, YouTube, Music, Deezer, Tidal).

Tanto Pachi, como los integrantes de su banda, seguramente han imaginado cómo será esa vuelta a la escena después de un largo tiempo sin poder pisar un escenario, producto de la pandemia de coronavirus. Este sábado 4 de septiembre, desde las 21:00 horas, la esperada cita tendrá lugar en la sala principal del Teatro Ciudad de las Artes, en Córdoba. Luego se sucederán otras dos fechas confirmadas: el viernes 15 de octubre en La Trastienda (CABA), y el sábado 13 de noviembre en el Teatro Mitre, de San Salvador de Jujuy. La agenda hasta concluir el 2021 muestra, además, un show en la zona Sur de Buenos Aires (16 de octubre), en la santafesina Correa (17 de octubre), en las denominadas Fiestas del Pueblo, en Sunchales (19 de octubre), y en la ciudad de Rafaela (5 de noviembre).

La nueva placa reúne diez temas: Carnavalito riojano, Otra vez en el camino (con Chuzo González Quintana), Hoy, Cocinita del amor (con Chaco Andrada), El encuentro (con Andrada), Humahuaqueño del sol, Las comidas de mi tierra, Mujer viento, Viajando (con el pampeano Román Ramonda) y Charangueando. «Al viento se trata de un disco que iba a ser grabado en el 2020 y todo eso quedó trunco a partir de lo que vivimos con la pandemia. Era la continuidad de Charangueando, la idea que fuera bien pegado, pero bueno, no pudo ser ese en ese momento. Finalmente consumamos el deseo y el objetivo, grabamos diez canciones, todas nuevas, de las cuales participo en la composición de todas ellas, tanto en letra o música», contó el cantautor y charanguista, entrevistado por El Lobo Estepario.

Pachi, cuando joven, atrapó la atención del mítico Ricardo Vilca, quien rápidamente lo sumó al grupo Ricardo Vilca y sus Amigos. Viviendo desde hace muchos años en el Valle de Punilla, fue un pilar de Inti Huayra, grupo formado en 1999, y que se transformó en una referencia ineludible de la escena perteneciente a la música andina. Dejaron cuatro discos: Pa’la vuelta, Almas, Savia y 4 Cuerdos. Como solista, Herrera se mostró en 2015 con Variablemente, que contiene 12 canciones propias y de autoría compartida. En 2017 nació su segundo hijo musical: El calladito. Se trata de un disco independiente producido por él mismo, en el que propone 11 canciones de autoría propia y compartida.

Herrera estuvo acompañado por los músicos Jorge Peralta (guitarra acústica), Álvaro Murúa (bajo), Manu Paredes (batería) y Facundo Tolaba (zanca, zampoña). A la hora de elaborar Al viento, intervinieron Juan Manuel Naveira (grabación), Fernando Argento (mezcla), y Juan Cana San Martín (masterización). El equipo se completó con Gustavo Laksman (dirección, cámara, edición de videos), Duilio Schinner (cámara, drone), Iván Díaz (cámara), Juan Pablo Assef (cámara), y José Luis Fioramonti (mánager, arte, diseño).

«La idea es aportar y contribuir a la música popular argentina, seguir sumando repertorio al folclore. Y siempre con la esperanza intacta. En ese sentido el disco tiene un tema que compuse junto al Chaco Andrada, que se llama El encuentro. Es una canción esperanzadora, en la que nos permitimos soñar lo que nos va a suceder ahora este 4 de septiembre con la banda, cuando presentemos Al viento. Volveremos a tocar en vivo después de un montón de tiempo. Bueno, dicha canción tiene que ver con eso, con el reencuentro con la gente, algo que venimos deseando y necesitando mucho», concluyó Pachi.

Compartir

Autor

Raúl Bertone