“La incertidumbre hace que la vida sea una aventura”

Eduardo Cetner es autor de una obra monumental. Se llama La Gran Bajante y tiene 25 metros, conformada por diez cuadros autónomos. Cetner es un artista plástico que busca emocionar. Y siempre lo consigue. Su obra en óleo se instala mayoritariamente en escenarios bucólicos, o en extensos paisajes. Invita a quien contempla despertar su imaginación. O reavivar la nostalgia. Como con su serie de inmigrantes, donde las imágenes transportan a una geografía con pocos personajes, con figuras generalmente de espaldas, de cara a un horizonte infinito. Personajes que aparecen minimizados con el espacio como protagonista.
“Siempre quise ser pintor de cuadros. Siendo niño dibujé todo aquello que me llamara la atención, caballos, peces de colores, ilustraciones de libros, historietas, todo con plumín y tinta china. Comencé muy chico como autodidacta, mi abuela Herminia fue mi mecenas. Luego tomé clases con el maestro Enrique Sobisch y siendo muy joven viví en Madrid y París, para estudiar las grandes obras. Hice de todo para sobrevivir, y poder seguir pintando. Me casé en España, volví a la Argentina, mis hijos nacieron acá. Luego regresé a España en el 2000 y en el 2005 nos radicamos definitivamente en Buenos Aires. Tuve la suerte de trabajar con buenas galerías, de exponer en el Gran Palais de París, en muchas ferias de arte y vivir de mi oficio”, relató Cetner, entrevistado por El Lobo Estepario.
Nacido en 1956 en Buenos Aires, su trabajo, desde 1978, ha sido expuesto en Argentina, Uruguay, Estados Unidos, China, Bélgica, Francia y España. De carácter por momentos surrealista, su obra ha participado en la exposición América Latina en París, en 1982. Además, entre 1983 y 1989 tuvo participación en el Salón Figuration Critique. Además, expuso en las ferias Art Shanghai (China); Los Angeles Art Show (EEUU), Art Lima (Perú), Marbella Art Fair, Amberes Art Fait (Bélgica) y ArtBo (Colombia), entre otras. Se destaca una muestra de carácter individual en el City Hall de Santa Clarita, Los Angeles. Obtuvo el Primer Premio de Pintura del Ejército del Aire y el de la Universidad Politécnica de Madrid. Además fue finalista de premios en nuestro país como el Fortabat, Novartis y Constantini, entre otros. Sus obras forman parte de colecciones nacionales e internacionales.
El 16 de enero de 2017 fue diagnosticado de cáncer en su médula ósea y ese trance obligó por primera vez en su vida a tener que hacer un parate en su trabajo pictórico. “Por suerte el dolor fue muy fuerte y eso me obligó a hacerme ver y detectar precozmente ese linfoma. Digo esto por la importancia que tienen la detección rápida, el no tener miedo y de estar en buenas manos. El cáncer NO es sinónimo de muerte. Es sinónimo de lucha, de saber que se puede vencer. De no tener miedo. Cuando me dijeron que tenía tal o cual porcentaje de posibilidades de curación, yo le dije a mi médica que se equivocaba, porque el porcentaje era del cien por cien a mí favor. Me respondió que esa mentalidad era tan importante como la quimioterapia, y aquí sigo dando batalla, guerra que ya gané porque mis hijos fueron ángeles guardianes hechos de acero, mi amiga Ale una leona y todos mis amigos sin faltar un sólo día a mi lado. ¿Cuándo fue la última vez que lloré…? Ahora. Me emociona todo el cariño que me rodea”.
Cetner quiso compartir su fuerte experiencia de vida, deseoso de contar todo lo importante de la detección temprana de la enfermedad. Y de lo fundamental del amor para sostenerse. “Siempre que he podido fui al taller, a mi trabajo, nunca abandoné y aquí estoy, curado del cáncer y reponiéndome. Cada mañana como siempre frente al caballete…¡claro que el arte sana! Perdón por esta digresión pero espero que mi humilde mensaje sirva: cáncer no es sinónimo de muerte, lo es de lucha, y lo digo habiendo perdido a mi sobrino muy joven y a varios amigos, pero hay esperanza y se puede vencer y sanar. Abrazar una vocación, tener el coraje de seguirla, aguantar, perseverar, perfeccionarse, no perder la fe, no seguir la moda, pintar lo que se ama y no lo que se “usa”, son conceptos y valores que no deben perderse”, concluyó Cetner.

1) ¿Qué le hubiese gustado ser?
Lo que soy. Pintor.

2) ¿Quisiera cambiar de trabajo?
No. De ninguna manera.

3) ¿Un lugar para vivir en el mundo?
Frente a una tela en blanco.

4) ¿Qué desea para su vejez?
Poder pintar, poder trabajar.

5) ¿Qué mejoraría de su cuerpo?
Todo, menos mis ojos y mis manos.

6) ¿En qué tarea no se siente inteligente?
En las de bricolaje. No sé ni cambiar el cuerito de una canilla.

7) ¿Cuál fue el momento más feliz de su vida?
Son muchos, alguno vivido en momentos muy difíciles, algo que suena contradictorio, pero por muy íntimo me abstengo de contarlo.

8) ¿Su primer trabajo?
A los 18 años en una agencia de publicidad, no duré mucho, pero como considero que la pintura es un trabajo me doy cuenta que siempre trabajé de lo mismo: pintor de cuadros.

9) ¿Cuál es el buen cine?
El que permanece en la memoria.

10) ¿El último libro que leyó?
Releo una antología de Guy de Maupassant. Prefiero el cuento y la poesía a la novela.

11) ¿El mejor libro que leyó?
Los cuentos de Cortázar, Borges y una novela: Cien años de soledad.

12) ¿Un programa de T.V?
De los actuales, ninguno.

13) ¿Qué instrumento musical le gustaría tocar?
El chelo.

14) ¿Qué hito de la historia mundial le hubiese gustado vivir personalmente?
Acompañaría a San Martín en el cruce de los Andes.

15) ¿Cuál fue la vez que más lloró?
En el último año y medio muchas veces, no de tristeza sino de emoción, de verme rodeado de tanto amor y de tanta ayuda para sanar del cáncer.

16) ¿El mejor político en la historia del país?
Don Arturo Illia.

17) ¿La mejor persona que haya conocido?
Mis hijos Tomás y Lucas, mi compañera de taller Alejandra, mi abuela, mi mamá, mi familia, mis amigos…¿sigo?.

18) ¿Usted cree en la justicia de este país?
No.

19) ¿Qué profesión u oficio nunca ejercería?
Contador, creo…

20) ¿Un personaje nefasto en nuestra historia?
Muchos. Rivadavia, Uriburu, Perón y sigue la lista…

21) ¿Le preocupa la muerte?
No.

22) ¿El arte salva?
Sí. Siempre.

23) ¿Qué opina del aborto?
Estoy a favor.

24) ¿Qué le gustaría saber del futuro?
Nada. La incertidumbre hace que la vida sea una aventura.

25) ¿A quién no dejaría entrar a su casa?
¡¡A tantos políticos delincuentes¡¡

26) ¿Donaría sus órganos?
Ya lo hice. Espero que alguno sirva.

27) ¿Recuerda su primera maestra?
No. Sí a la de séptimo grado.

28) ¿Qué opina de la religión?
Soy ateo.

29) ¿Una película?
Muchas. Big Fish, Grupo de familia, El hijo de la novia, Lawrence de Arabia, Up, Ratatouille

30)¿Cuál es la persona que más le gustaría ver en estos momentos?
A mi mamá.

31) ¿Le molesta que fumen al lado suyo?
No.

32) ¿Qué sabe o recuerda de la dictadura militar?
Casi todo. Fue la época de mi juventud.

33) ¿Cuál es su idea de la felicidad?
Vivir como vivo con mis hijos, pintar como pinto al lado de mi compañera de taller Alejandra. Es decir, soy feliz.

34) ¿Qué es lo que más valora en sus amigos?
La lealtad, mis amigos valen por miles, gracias también a ellos sigo vivo, estuvieron a mi lado cada día, y lo siguen estando. Son emocionantes en su entrega…¡Son mis amigos!.

35) ¿A quién le gustaría parecerse físicamente?
A Monet , ya octogenario, panzón, poderoso, con su larga barba, pintando sus nenúfares.

36) ¿A quién le gustaría parecerse intelectualmente?
Jaaa! A Goya, Rembrandt, Borges y Hawking, una mezcla de todos ellos.

37) ¿Le niega o le negó el saludo a alguien?
Una vez.

38) ¿Qué le gustaría saber ante todo?
Entender esta pregunta.

39) ¿Qué artista influyó en su carrera?
Rembrandt, el barroco y el impresionismo.

40) ¿Su peor defecto?
Ser cabeza dura y no ser más comprensivo…Muchos.

41) ¿Qué le gusta regalar?
Me gusta regalar lo que al otro lo haga feliz.

42) ¿Qué piensa del periodismo en general?
Que se ha empobrecido intelectualmente.

43) ¿Justificaría en algún caso la tortura y aún la muerte?
Jamás.

44) Se incendia su casa, sólo puede llevarse una cosa, ¿cuál?
Ninguna.

45) ¿Una canción?
Alguien a quien amar, de Queen.

46) ¿Cuál lugar de la casa es el mejor para leer?
La cama.

47) ¿Si fuese presidente, qué es lo primero que haría?
Llamar a elecciones.

48) ¿Si fuese Dios, qué es lo primero que haría?
Renunciar por inepto.

49) ¿Cuál fue la persona que más lo ayudó?
Mis padres y mi abuela.

50) ¿Se arrepiente de algo?
De muchas cosas, claro que sí.

Compartir

Autor

Raúl Bertone