La inmensa personalidad estética de Piazzolla

Astor Piazzolla demuestra en la excelente Suite “La Historia del Tango’, la inmensa personalidad de su estética y la coherencia interna de su obra. Describe en cuatro pinceladas escénicas gran parte de la vida en la Argentina a través del tango. Piazzolla la compuso en 1985 en su versión original para flauta y guitarra, y este sábado 11, el dúo de Música de Cámara integrado por el flautista Eduardo Cuevas y el guitarrista Roberto Palomeque recorrerá esa intensa travesía, con características diferentes en cada uno de sus cuatro movimientos. La presentación en la ciudad de Santa Rosa se producirá a partir de las 22:00 horas, contando la velada con la participación especial de Sergio Guiraudo y Clara Rivera (danza), y Laura González (plástica); la puesta en escena a cargo de Roberto Desilvestri y el sonido será de Rolando Giúdice. Las tarjetas se pueden reservar llamando al número telefónico 02954-15553560.
El dúo conformado por Cuevas y Palomeque surgió a comienzos de 2008. El objetivo principal reside en interpretar obras compuestas originalmente para flauta y guitarra, incursionando en la música académica y popular. Además de los estudios de perfeccionamiento en cada uno de los instrumentos, han tomado clases de música de cámara con el flautista Raúl del Castillo. El dúo actuó en el Teatro Español de Trenque Lauquen, en la Iglesia Catedral de Santa Rosa, Iglesia del Carmelo de Nazaret, Teatro Español de Santa Rosa, en el Museo Atelier “La Cinacina” y en otras instituciones del medio.
En agosto del 2009 interpretó la Suite “La Historia del Tango” de Piazzolla, ejecutada por primera vez en La Pampa por músicos locales, compartiendo este concierto junto a la virtuosa pianista Viviana Dal Santo. El 1 de julio de 2012 actuó en la Legislatura Provincial junto al” Coral Pampa” y el 27 de julio de este año, en el Museo de Artes Provincial, reeditaron la Suite, además de obras populares como tangos, milongas y choros brasileños.
Aunque cada movimiento tiene sus rasgos históricos, en todos percibimos la pluma de Piazzolla, lo que da gran unidad al trabajo compositivo.
La obra ha tenido gran aceptación en los ambientes de la música académica, es un clásico en la música para flauta y guitarra, y cuenta con versiones de intérpretes de todas partes del mundo que sienten, al ejecutarlas, un contacto casi folklórico con el tango argentino.

1- Burdel 1900: El tango comienza en Buenos Aires en la década de 1880, y entre los primeros instrumentos utilizados estaban la guitarra y la flauta; luego incorporaron el piano y después el bandoneón. Esta música debe ser tocada con mucha picardía y gracia, para visualizar la alegría de las francesas, italianas y españolas que vivían en esos burdeles, coqueteando con los policías, ladrones, marineros y malevos que las visitaban. Esta época era completamente diferente a todas. El tango era alegre.
2- Café 1930: Otra época del tango, en la cual se escuchaba y no se bailaba como en 1900. Era más musical y romántico. Las orquestas de tango estaban formadas por dos violines, dos bandoneones, piano y bajo. A veces se cantaba. La transformación fue total. El tango deviene más lento, con nuevas armonías y es más melancólico.
3- Night-club 1960: La época internacional. La gente concurre a los night-clubs para escuchar seriamente el nuevo tango. La revolución de ciertas formas lo convierten en una música sólo para escuchar. Bossa nova y nuevo tango se hallan en una lucha conjunta. Música para los músicos.
4- Concierto de hoy: Éste es el tango con conceptos de la música contemporánea. Esencia tanguera con reminiscencias de Bartok y Stravinsky, entre otros. Es el tango de hoy y del futuro. Abajo está el tango, arriba está la música, una música donde se escucha toda la historia, desde un nuevo enfoque contemporáneo (extraído y traducido al español de la partitura original).

Compartir

Autor