La música fomentando solidaridad

La música alegrando el alma en tiempos de pandemia. Y las distintas plataformas en Internet emergiendo con fuerza para promocionar, transformándose en fuentes de arte, optimismo y solidaridad. Virales musicales en época de COVID-19. Son momentos que se instalan y requieren por parte de todos una conciencia de la responsabilidad compartida, así como de la solidaridad que debe caracterizarnos como seres humanos.

En el contexto del aislamiento social obligatorio, diferentes expresiones se aquietaron, y obviamente las manifestaciones artísticas en público se vieron interrumpidas. De esa manera, son muchas las personas que hacen música de manera independiente y que se encontraron sin esa posibilidad del ingreso económico. Surgieron las primeras reacciones, con grupos o intérpretes ejecutando y ofreciendo su arte, y como un ramillete de flores coloridas intentando arrebatarle a la pandemia esa intención de quebrar estados anímicos, fueron expresiones que emanaron para atar aún más los lazos humanos.

En medio de la crisis, se empezaron a analizar y bosquejar diferentes caminos, alternativas para afrontar de la mejor forma el presente, y que permitan, además, empezar a pararse de una manera más firme ante un futuro que lógicamente asoma incierto. En ese sentido, M.I.P.A (Músicos Independientes Piquenses Asociados), M.A.P.U (Músicas Autoconvocadas Pampeanas Unidas) y la Asociación Coral de La Pampa se unieron para ayudar a hombres y mujeres que atraviesan esta difícil situación, creando un Ciclo de Conciertos Virtuales que contribuirá a un Fondo Solidario.

«Ante la situación generada por la pandemia hay compañeros y compañeras que no tienen acceso a su trabajo diario, hablo de músicos y músicas independientes que no pueden dar clases particulares en sus casas, o aquellos que son sesionistas y no pueden grabar sus materiales, o no pueden tocar en vivo ante la ausencia de eventos, o coreutas que dan clases en colegios o en sitios. Entonces es desesperante la situación de quienes no tienen ningún ingreso económico, de ahí que nos propusimos armar esta movida, donde pueden hacer un video con una extensión no mayor de 20 minutos, contando un poco su historia musical e interpretando o ejecutando un par de canciones», contó Juan Gustavo Adam, músico, docente e integrante de M.I.P.A.

En el instructivo que se entregó a los músicos/as, se detalla cada una de las características que hacen al armado de ese video. «Una vez enviado al correo electrónico, lo recibe Andrés Martínez, un compañero de MIPA, y con las herramientas que él tiene, lo edita en su casa para ser subido después a las diferentes plataformas, principalmente YouTube, donde está un canal específico, y también se replican a través de los canales de las distintas asociaciones. En el video aparece el número de cuenta única en la que personas, entidades, etc, pueden aportar el dinero que puedan, en un momento determinado se logrará una cantidad de dinero y la misma será dividida entre las asociaciones para entregárselo a los compañeros y compañeras que no tienen ningún ingreso en este momento», agregó Chino Adam.

Este Ciclo de Conciertos Virtuales se puso en marcha el pasado 1 de mayo, una fecha emblemática que conmemora el movimiento obrero mundial. Un día elegido justamente en tiempos difíciles, para reinvindicar la lucha por los derechos y las conquistas sociales. «Se largó ese día con la intención de revalorizar el trabajo del músico. Esto tiene dos cauces, uno lleva la finalidad de ayudar, y el otro apunta hacia el lado cultural, teniendo en cuenta que se podrá ver a músicos o músicas que no han aparecido tal vez en este tipo de plataformas, que pertenecen a diferentes géneros como tango, folclore, instrumental, cuarteto, cumbia, etc. Buscar así que se amplíe el conocimiento de lo que se hace en La Pampa, donde la gente es solidaria y seguramente ayudará. Y quiero aclarar algo importante, quienes participan, no es condición estar asociados a ninguna de las tres entidades. Además, aquellos que no padecen esta situación producto de que tienen otros ingresos, igualmente harán sus videos para colaborar con la causa», cerró Adam.

«Espero que cuando se active todo, la gente concurra a los eventos»

Andrés Chory Martínez viene navegando desde hace un buen tiempo en las redes. Transitando el ámbito del rock, con presencia asidua en la escena del metal, acompañando el trabajo de distintas bandas y armando caminos a través de su trabajo de edición de materiales, y demás. Encargado de recepcionar el material que se empezó a construir a partir del anuncio de este ciclo, comentó que «mi laburo en este proyecto consiste en recibir los archivos que mandan los artistas de toda la provincia, los edito un poco para acomodarlos a la mejor calidad posible y después se arma una plantilla de animación que se observa en el video. Todo bajo los parámetros de la estética que se pretendía, algo no tan formal pero tampoco informal. En lo personal es un desafio bastante nuevo, trabajo generalmente con bandas de rock o de metal. Y obviamente algunas cosas se van mejorando de a poco a medida que salen».

Martínez contó que la cuarentena obligatoria no afectó demasiado su trabajo diario, además de seguir alimentando el vínculo como manager de las bandas Patada en la nuca, Guadaña y Metrópolis. «Me siento una persona afortunada en este momento, tengo mi casa y no debo laburar para pagarme un alquiler, sí obviamente para comer. Tengo dos hijos, mi pareja, y aprovechamos muy bien el tiempo en nuestro reducto. En cuanto a lo laboral, hago edición, diseño gráfico, mi trabajo no se ha visto afectado para nada al hacerlo desde mi casa. Tal vez existen menos pedidos, pero con esta pandemia las redes sociales se transformaron en un boom. Se puede manejar mucho desde lo virtual, se abren otras puertas. Todo esto obviamente generará cambios, como humanos nos habíamos olvidado de ciertas cosas que son básicas, como la higiene, lavarse las manos asiduamente o no estornudar ante la cara de una persona, situaciones que deberían estar ya incorporadas desde siempre».

Consultado por el movimiento que pueden registrar las bandas en tiempos de confinamiento, Chory expresó finalmente que «las tres que estoy acompañando están trabajando mucho, ensayando a través de Zoom, cada integrante hace su parte, y me pasan todo. Por ejemplo Patada en la nuca está produciendo a lo loco, cada dos días tengo algo nuevo, como que los muchachos vienen aprovechando muy bien el tiempo. Están laburando en su tercer disco, que saldrá con cambios que son desafiantes. Y con Guadaña me pasa lo mismo, el otro día me pasaron grabación del bajista y del violero ensayando algunos temas. Zoom es una buena forma para contactarse, funciona bastante en tiempo real aunque, claro está, depende mucho de cómo funcionan los servidores de internet en cada lugar. También observo en este momento de redes a gente quejándose todo el tiempo, que no pueden salir a ver bandas, pero cuando hacemos eventos con bandas toda esa gente que se queja no va. Espero que cuando se active todo, la gente concurra. En esta provincia hay mucho material, principalmente hablo del under del rock, y también del trap. Hubo un crecimiento gigantesco, de muy buena calidad, y es una picardía que la gente no asista en vivo».

Compartir

Autor

Raúl Bertone