“La poesía es la única religión verdadera”

El mar de Homero, el mar de Moby Dick, el mar de Conrad, por citar solo algunas de sus muchas memorables referencias, es también el mar de la vida y el mar de nosotros mismos, de nuestra propia interioridad, indudablemente. Pero es también el mar de las páginas de libros, el mar no menos inmenso de la literatura y el arte, y también el mar primigenio del lenguaje que nos rodea y nos constituye, nos crea y nos implica. El lenguaje nos hace hombres.
“La literatura salva de los vacíos del sistema. Escribir ha sido un encantamiento permanente, nos hace sentir vivos. Hay que defender el nuevo derecho universal al diario personal, los poemas de cada día”. Quien lo dice es Samir Delgado, escritor, crítico de arte y periodista, nacido en Islas Canarias en 1978. Residente en México, desarrolla líneas de investigación sobre la temática del imaginario atlántico, New Media Art y las poéticas de la insularidad. Integrante del proyecto interdisciplinar Leyendo el Turismo, 3 poetas, coordinador del Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas y El Tren de los Poetas, Estación Internacional de Poesía Contemporánea, Samir usa las palabras para volverlas lengua y cuerpo desde su limbo de pretendida indefinición.
Su último libro fue Las geografías circundantes. Tributo a Manuel Millares (2016), y sobre él, la crítica Cecilia Domínguez Luis escribió, haciendo referencia a la segunda parte del mismo, Los escombros: “Todos sabemos que los escombros son materia de desecho que provienen de cualquier derribo, ya sea real o imaginario, físico, moral o ético. Aquí, el poeta pone en palabras esa necesidad de demolición, de bajada a los infiernos, para `poder resurgir de entre nuestras propias ruinas. Y los colores se convierten en símbolos de esta destrucción necesaria. El negro, el rojo y el blanco se convierten en símbolos de la muerte, del acabamiento, pero, al mismo tiempo de denuncia, de lucha contra los espantajos de la guerra, las injusticias, el dolor”.
Es autor de los libros de poesía Última postal desde Canarias (2006), Poema global de la ciudad turística (2007), Un libro contra el fuego (2009), Tratado del Carnaval en Niza (2011), Cuando Venecia y el mar (2014), Banana Split (XXIV Premio de Poesía Emeterio Gutiérrez Albelo, 2010), y Galaxia Westerdahl (XV Premio Internacional de Poesía Luis Feria, 2014). El escritor canario pacta con el lenguaje que nos precede, nos supera y nos envuelve. Usando las palabras para contaminarlas con los hedores y los fervores de la vida.

1) ¿Qué le hubiese gustado ser?
Yo mismo tantas veces fuese necesario, soy partidario de la idea de que construimos nuestro propio destino, así lo dijo Martí, cada cual es autor de sí.

2) ¿Quisiera cambiar de trabajo?
Tuve que salir de España por la crisis económica, el trabajo lo considero un espacio de creatividad y de cooperativismo. Su carencia es deshumanizador.

3) ¿Un lugar para vivir en el mundo?
Sin duda México, mi nuevo país.

4) ¿Qué desea para su vejez?
El mismo cauce de vértigo y de exploración vital que el de la juventud. Añoro la vejez desde siempre.

5) ¿Qué mejoraría de su cuerpo?
Somos corporalidad necesaria, los defectos nos hacen singulares.

6) ¿En qué tarea no se siente inteligente?
Toda aquella tarea donde exista cálculo monetario. Detesto los números, las cifras, los dígitos.

7)¿Cuál fue el momento más feliz de su vida?
Hay muchos, imposible determinar un momento únicamente. La vida toda.

8) ¿Su primer trabajo?
Provengo de islas atlánticas con diez millones de turistas al año.

9) ¿Cuál es el buen cine?
Tengo predilección por el cine argentino. El mejor es el cine independiente, la nouvelle vague, por ejemplo.

10) ¿El último libro que leyó?
Himnos a la noche, de Novalis.

11) ¿El mejor libro que leyó?
Rayuela, de Julio Cortázar. Cronopios del mundo, unámonos.

12) ¿Un programa de T.V?
En las islas hay un programa muy conocido llamado Tenderete. Marcó muchas generaciones.

13) ¿Qué instrumento musical le gustaría tocar?
Desde siempre quise tocar el violín, una utopía de por vida.

14) ¿Qué hito de la historia mundial le hubiese gustado vivir personalmente?
La Comuna de París. Me considero un jacobino pacifista intergaláctico.

15) ¿Cuál fue la vez que más lloró?
Lloro todos los días si puedo un poco.

16) ¿El mejor político en la historia de su país?
Admiro a La Pasionaria, a todos los vencidos de la guerra civil española.

17) ¿La mejor persona que haya conocido?
Todas las personas tienen una virtud inigualable.

18) ¿Usted cree en la justicia de su país?
Lamento decir que tanto en las islas como en España la justicia es lamentable. La corrupción ha sido un factor decisivo para la pérdida total de horizontes.

19) ¿Qué profesión u oficio nunca ejercería?
Detesto los lugares cerrados.

20) ¿Un personaje nefasto en la historia?
Hay una historia de los personajes nefastos, no hay que perder la conciencia crítica y la historia de los pueblos. Por eso Videla, por ejemplo, Franco, todas las dictaduras militares.

21) ¿Le preocupa la muerte?
Siento una infinita curiosidad por el paso decisivo, he visto morir a seres queridos muy de cerca, nos hace más vivos.

22) ¿El arte salva?
El arte salva, su necesidad.

23) ¿Qué opina del aborto?
A favor, ellas deciden, es un derecho universal

24) ¿Qué le gustaría saber del futuro?
Nada en particular, prefiero vivir al día como promesa de eternidad.

25) ¿A quién no dejaría entrar a su casa?
Mi casa siempre está abierta para cualquier ser humano. Quienes no hayan leído a Cortázar deberán repetir.

26) ¿Donaría sus órganos?
Sí. La vida hay que compartirla.

27) ¿Recuerda su primera maestra?
Un profesor autoritario, todavía empleaba la regla para disciplinar en el aula. Así me hice anarquista.

28) ¿Qué opina de la religión?
La poesía es la única religión verdadera.

29) ¿Una película?
El último tango en París, de Bernardo Bertolucci.

30) ¿Cuál es la persona que más le gustaría ver en estos momentos?
Siempre la madre, benefactora de vida, memoria del mundo.

31) ¿Le molesta que fumen al lado suyo?
Estoy en contra de las tabacaleras multinacionales.

32) ¿Qué le diría a una persona joven que empieza a escribir?
Que si empieza que sea para ya nunca detenerse, es a vida o muerte.

33) ¿Cuál es su idea de la felicidad?
La soberanía íntima y el amor compartido.

34) ¿Qué es lo que más valora en sus amigos?
El ánimo reivindicativo, y el afecto por la cultura y el arte.

35) ¿A quién le gustaría parecerse físicamente?
Me han dicho que me parezco a un faraón de dinastías perdidas egipcias.

36) ¿A quién le gustaría parecerse intelectualmente?
Siento absoluta devoción por tipos como Martí. Eran de otro planeta.

37) ¿Le niega o le negó el saludo a alguien?
Evito a toda costa la competitividad y la maledicencia. Prefiero mirar las nubes.

38) ¿Qué le gustaría saber ante todo?
La oposición crítica ante las injusticias, ser consciente del estado del derrumbe.

39) ¿Qué escritor influyó en su carrera?
Vuelvo a Cortázar, Cronopio Mayor.

40) ¿Su peor defecto?
La impuntualidad, el desenfreno, el caos permanente.

41) ¿Qué le gusta regalar?
Flores y libros, un clásico.

42) ¿Qué piensa del periodismo en general?
Ardua tarea, últimamente más necesarios que la Cruz Roja.

43) ¿Justificaría en algún caso la tortura y aún la muerte?
Jamás. No deseo ni al peor enemigo la crueldad, es inhumano.

44) Se incendia su casa, sólo puede llevarse una cosa, ¿cuál?
Las lentes, es lo primero que tiento al despertar.

45) ¿Una canción?
Imagine, de John Lennon.

46) ¿Cuál lugar de la casa es el mejor para leer?
Recomiendo el suelo, sentarse bajo los umbrales, leer al pairo.

47) ¿Si fuese presidente, qué es lo primero que haría?
Decretar el final de las fronteras.

48) ¿Si fuese Dios, qué es lo primero que haría?
Socializar la tierra, el planeta entero, abolir la guerra.

49) ¿Cuál fue la persona que más lo ayudó?
Los amigos poetas, los poetas exiliados de Irak, Colombia, México, con los que conviví en Madrid.

50) ¿Se arrepiente de algo?
No haber aprendido otra lengua, por ejemplo la árabe de mis ancestros. Creo que sueño sus silencios.

Compartir

Autor

Raúl Bertone