La uruguaya Ida Vitale obtuvo el Premio Cervantes 2018

MIRÁ EL VIDEO. La poeta uruguaya (nacida en Montevideo en 1923) logró el galardón considerado el Nobel de literatura en español, por “su lenguaje, uno de los más destacados y reconocidos de la poesía”, y por tener una trayectoria “de primer orden”, según destacó el jurado. Una verdadera artesana de la palabra.

Con Vitale, de 95 años, se rompe por sexta vez la tradición de alternar el galardón entre escritores latinoamericanos y españoles, ya que el año pasado el Cervantes recayó en el nicaragüense Sergio Ramírez.

El premio fue anunciado por el ministro español de Cultura, José Guirao, que antes de anunciar al ganador leyó un poema de Vitale y manifestó un “emocionado recuerdo” para el mexicano Fernando del Paso, fallecido un día antes.

“Es un referente para los poetas en español con una trayectoria poética e intelectual”, señaló el ministro sobre Vitale tras leer los motivos por los que el jurado le otorgó el galardón.

“Por su lenguaje, uno de los más destacados y reconocidos de la poesía moderna en español, que es al mismo tiempo intelectual y popular, universal y personal, transparente y honda”, señaló Guirao.
El funcionario contó que al llamarla para comunicarle la noticia, la escritora se mostró “sorprendida, agradecida y muy vital, haciendo honor a su nombre”.

La poeta también le dijo, entre risas, que los españoles “siguen igual de locos que en la época de la Conquista”, porque en los últimos años también fue galardonada con los premios García Lorca (2016) y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2015).

La escritora Carmen Riera, presidenta del jurado del premio, calificó a Vitale de “poeta extraordinaria con grandes vínculos con España”, y también destacó que este año se ha “roto la regla no escrita de que se turne cada año un escritor español y uno latinoamericano”.

Poeta, traductora, ensayista y crítica literaria Vitale formó parte de la llamada Generación del 45, estudió humanidades y fue profesora hasta 1974, cuando debió exiliarse en México durante diez años, debido a la dictadura militar.

A partir de su primer libro, “La luz de esta memoria” (1949), su obra se destacó por el rigor formal, una límpida dicción y un refinado sentido del idioma.

Durante su estadía en México conoció a Octavio Paz que la integró en el comité asesor de la revista “Vuelta” y participó en la fundación del semanario «Uno más Uno» y continuó dedicada a la enseñanza, impartiendo además un seminario en el Colegio de México.

A lo largo de su trayectoria cultivó el ensayo y la crítica literaria y tradujo a autores franceses e italianos, como Simone de Beauvoir, Benjamin Péret, Gaston Bachelard, Jacques Lafaye, Jean Lacouture y Luigi Pirandello.

También ofreció conferencias y lecturas, y participado en jurados, además de colaborar en numerosos diarios y de dirigir la página cultural del semanario “Jaque” en 1984.

Su poesía indaga en la alquimia del lenguaje y establece un encuentro entre una exacerbada percepción sensorial de raíz simbolista y la cristalización conceptual en su perfil más preciso.

Entre sus numerosas obras destacan, además de “La luz de esta memoria”, “Procura de lo imposible”, “Léxico de afinidades”, “Sueños de la constancia” y “Cada uno en su noche”.

A lo largo de su trayectoria obtuvo además los premios literarios Octavio Paz, el Alfonso Reyes y el Max Jacob.

Considerado el Nobel de literatura en castellano, el Premio Cervantes que concede el Ministerio de Cultura y Deporte español está dotado con 125.000 euros (141.200 dólares).

Vitale es la quinta mujer en recibir el premio, después de María Zambrano en 1988, Dulce María Loynaz en 1992, Ana María Matute en 2010 y Elena Poniatowska en 2013.

El 23 de abril de 2019, día en que se conmemora la muerte de Cervantes, Vitale recibirá este galardón durante una ceremonia en la Universidad de Alcalá de Henares.

Nota: Diario de cultura.

Compartir

Autor