“Las manos haciendo sonar bien la guitarra es mi idea de la felicidad”

Técnica vertiginosa, donde la precisión gana siempre terreno en cada una de sus interpretaciones. Con su guitarra clásica desafiando con improvisaciones jazzísticas. Y saliendo indemne en cada intento. Julio Azcano emplea, expone su sensibilidad y su destreza para aprovechar todas las posibilidades del instrumento. En permanente búsqueda musical, en todo este tiempo no ha dejado de experimentar y entablar comuniones con otros cultores.
Rodearse de destacados músicos como Sid Jacobs, el sazista turco Taylan Arikan, el flautista de jazz austríaco Günter Wehinger, el percusionista Claudio Spieler, el virtuoso contrabajista Juan Pablo Navarro, el violinista alemán Volker Biesenbender, el cellista suizo Daniel Pezzotti, la cantante Marcela Arroyo, el saxofonista Javier Girotto, o el galardonado guitarrista Quique Sinesi le ha servido de mucho para la amalgama de diversos estilos, enriqueciendo su diálogo fluído con la guitarra.
Nacido en la ciudad de Mar del Plata, Azcano comenzó su recorrido profesional en nuestro país compartiendo escenarios junto a reconocidos guitarristas. La obtención de los primeros premios en Jazz y en Música Clásica de la Bienal Nacional de Arte Joven significó la posibilidad de grabar su primer material solista y el inicio de conciertos a lo largo de Argentina, a los que seguirían giras en EEUU y Europa. En Zurich realizó el Diploma de Jazz e Improvisación de la Zürcher Hochschule der Künste, profundizando su trabajo con la guía de Kurt Rosenwinkel, hasta que en 2004 decide irse a vivir a Lucerna, ciudad suiza que lo sigue cobijando.
“A mí siempre me interesó la música y en el momento en que me puse a estudiar en serio, tenía muchas ganas de improvisación y jazz, pero en Mar del Plata no estaba esa posibilidad. Fue entonces que me inicié con música clásica, con la suerte de dar con un maestro como Eduardo Isaac y con el repertorio de Leo Brouwer. En ese momento me ganó la sensación de que no estaban tan lejos esos lenguajes que escuchaba y que había muchas cosas en común. A partir de ese interés por la guitarra clásica se dieron como dos vidas, trabajaba mucho tocando jazz también y bueno, se dio algo parecido a una beca para ir a estudiar con Pino Marrone, un legendario guitarrista del que notables como Jim Hall o Joe Diorio hablaron maravillas de él. Pino me ayudó muchísimo, iba a su casa en Buenos Aires una vez cada dos semanas , pasaba toda la tarde con él y sin dudas fue mi gran impulso”, contó el músico marplatense en diálogo con Lobo Estepario.
En su último álbum solista Distancias presentó un revolucionario repertorio de piezas para guitarra clásica, con espacios de improvisación, que la célebre revista alemana Akustik Gitarre elogió como “ensoñadoramente hermosas” y “al nivel de los solos de piano de Keith Jarret”. En su próximo breve paso por Argentina -los piquenses pudieron disfrutar su arte aquí en 2014-, realizará un único concierto en Buenos Aires el domingo 8 de octubre en la Usina del Arte, en el que estará secundado por dos reconocidos músicos argentinos: el bandoneonista Gabriel Rivano y el percusionista Leandro Savelón.
Desde 2013 Azcano es miembro del Eos Guitar Quartet, citado por Brouwer como “uno de los mejores cuartetos de guitarras del mundo”. Paco de Lucía, McLaughlin, Mike Stern, Ralph Towner o Roland Dyens son sólo algunos de los compositores que han dedicado obras al Eos. El cuarteto se ha presentado en festivales de guitarras de todo el mundo. “Todo se produjo cuando Marcel Ege, uno de los integrantes, estuvo en nuestro país, y un día compra un disco de Guitarras del Mundo de 2001. En ese disco estoy tocando My Funny Valentine, y al tipo le gustó. Pasaron los años, estaba en un proyecto de Towner, en Zurich, me reencuentro con un amigo brasileño, Alieksey Vianna, un guitarrista impresionante, y me presenta ahí a Ege. Empezamos a conversar, me cuenta que había escuchado el disco y yo pensaba que era un coleccionista fanático de discos donde hay guitarras. Le pregunto a qué se dedicaba y me dice “yo toco en un cuarteto”. Cuando me tira el nombre no lo podía creer. A partir de ese momento nació una amistad, me invitaron a tocar en un encuentro que organizaron, lo hice como solista, y a fines de 2012 Martin Pirktl, que estaba hacía 25 años, decide alejarse. Hicieron audiciones, al final quedamos dos personas, conmigo estaba un amigo de ellos, del mismo barrio diríamos, y sin embargo me dieron la oportunidad. Eos Guitar Quartet es como una marca registrada y esa oportunidad la aprovecho al máximo todos los días”, recordó consultado por su arribo a la reconocida formación.
“Acabamos de hacer un nuevo disco con Eos Guitar Quartet junto a la orquesta de Winterthur -una de las más antiguas de Europa- y Leo Brouwer como director. Grabamos una pieza de Leo para cuarteto de guitarra y orquesta, inspirada en temas de Egberto Gismonti. Y una obra sólo para cuarteto de guitarras que nos dedicó Ralph Towner. Además de eso se vienen un par de conciertos interesantes. El 8 de octubre estaré tocando en la Usina del Arte de Buenos Aires con un nuevo trío, los días 17, 18 y 19 estaré con Juan Pablo Navarro en diferentes ciudades en Suiza y el 29 de noviembre junto a Juan Falú daré un curso y un concierto en la Universidad de las Artes de Zürich, donde está lo que sería el conservatorio superior”, concluyó Azcano, quien por sus discos Ayres (en 2009, con el turco Arikan) y Nadear (editado en 2010 junto a Wehinger y Spieler), producidos por la Radio Nacional Suiza, recibió excelentes críticas de exponentes y periodistas especializados de la música académica y jazz europea, como también sucedió con New Tango Songbook, con la cantante Marcela Arroyo.

1) ¿Qué le hubiese gustado ser?
Cuando niño maestro Jedi, guitarrista, mago o etólogo. Y desde los 18 años sueño con alcanzar alguna vez la síntesis de todo esto.

2) ¿Quisiera cambiar de trabajo?
No.

3) ¿Un lugar para vivir en el mundo?
Lucerna, donde vivo ahora.

4) ¿Qué desea para su vejez?
Seguir encontrando cosas interesantes para aprender.

5) ¿Qué mejoraría de su cuerpo?
Que armonice mejor con la vergüenza.

6) ¿En qué tarea no se siente inteligente?
En la hipocresía cotidiana/funcional, ahí sí que me voy al pasto enseguida.

7) ¿Cuál fue el momento más feliz de su vida?
No puedo pensar en uno en especial, pero seguro varios momentos con mi mujer y algún que otro concierto lideran el ranking.

8) ¿Su primer trabajo?
Con una banda de rock en mi adolescencia.

9) ¿Cuál es el buen cine?
Depende de la situación. Soy un fan de Michelangelo Antonioni. Pero en los aviones termino mirando cualquier cosa.

10) ¿El último libro que leyó?
Crafmanship, libro de ensayos de Richard Sennet.

11) ¿El mejor libro que leyó?
Cuando niño Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne, como adolescente Moon Palace de Paul Auster y hace menos años 2666 de Roberto Bolaño. Una injusticia que queden afuera de la lista los cuentos de Poe, de Abelardo Castillo, las novelas de Javier Marías, y obras muy ingeniosas como Die Vermessung der Welt de Kehlmann. Los mitos griegos de Robert Graves lo tuve desde mi adolescencia en la mesa de luz. Aquí en Suiza me conseguí la versión en alemán y me sigue acompañando en los insomnios.

12) ¿Un programa de T.V?
Better Call Saul.

13)¿Qué instrumento musical le gustaría tocar?
El piano.

14) ¿Qué hito de la historia mundial le hubiese gustado vivir personalmente?
Ser amigote de Alfonso X por un par de años.

15) ¿Cuál fue la vez que más lloró?
En alguna despedida.

16) ¿El mejor político en la historia del país?
Luis Zamora.

17) ¿La mejor persona que haya conocido?
Premio compartido en miles de millones que siguen salvando el mundo todos los días haciendo una vida consciente de sus semejantes.

18) ¿Usted cree en la justicia de este país?
No.

19) ¿Qué profesión u oficio nunca ejercería?
En la que tuviese que explotar a otra persona.

20) ¿Un personaje nefasto en nuestra historia?
El que dijo por primera vez ¡nahh, no pasa nada…!

21) ¿Le preocupa la muerte?
No, ya la muerte se ocupa suficiente de nosotros.

22) ¿El arte salva?
El arte genera significados. Algunos se salvarán con eso.

23) ¿Qué opina del aborto?
Estoy de acuerdo con la legislación aquí en Suiza: en el primer trimestre de gestación es una decisión privada de la mujer. Los costos por el asesoramiento profesional así como los de una eventual interrupción del embarazo están cubiertos por el seguro médico.

24) ¿Qué le gustaría saber del futuro?
Si con alguna de mis acciones estoy generando algún daño.

25) ¿A quién no dejaría entrar a su casa?
Al que se invita por su cuenta.

26) ¿Donaría sus órganos?
Sí.

27) ¿Recuerda su primera maestra?
Por supuesto: la señorita Adriana, una de las mejoras que tuve.

28) ¿Qué opina de la religión?
Debería empezar a practicarse por elección individual y a partir de los 18 años.

29) ¿Una película?
Blow-up, de Michelangelo Antonioni.

30) ¿Cuál es la persona que más le gustaría ver en estos momentos?
A mis viejos que cumplen 70 por estos días.

31) ¿Le molesta que fumen al lado suyo?
No.

32) ¿Qué sabe o recuerda de la dictadura militar?
Terrorismo de estado, 30.000 desaparecidos, Malvinas, la abuela de algún amigo en la que en cada conversación termina en lágrimas hablando de su hijo que no sabe dónde está. Y todo ese dolor como cortina para el saqueo económico.

33) ¿Cuál es su idea de la felicidad?
Las manos haciendo sonar bien la guitarra.

34) ¿Qué es lo que más valora en sus amigos?
La lealtad.

35) ¿A quién le gustaría parecerse físicamente?
Si en unos años uno puede implantarse las manos de Andrés Segovia, me anoto.

36) ¿A quién le gustaría parecerse intelectualmente?
Un mix entre el compositor Dusan Bogdanovic y Umberto Eco.

37) ¿Le niega o le negó el saludo a alguien?
Sí.

38) ¿Qué le gustaría saber ante todo?
Ser consciente de las propias falacias.

39) ¿Qué músico influyó en su carrera?
Muchos. Juan Pablo Navarro, Quique Sinesi, Pino Marrone, Eduardo Isaac, Jorge Armani, Kurt Rosenwinkel, Ralph Towner, Leo Brouwer, Sid Jacobs, Alberto Chaín, Silvia Castro, Juan Falú, mis colegas del Eos Guitar Quartet, Javier Girotto, Günter Wehinger, Sebastián Zambrana, Carlé Costa, Daniel Corzo, Leonardo Alonso, Roberto Aramburu…, y tantos más.

40) ¿Su peor defecto?
La timidez.

41) ¿Qué le gusta regalar?
Libros, vinos, discos, cosas que posibilitan compartir una misma experiencia en tiempos y lugares diferidos.

42) ¿Qué piensa del periodismo en general?
Tiene sentido si se trata de establecer significados y correlaciones en determinados aconteceres.

43) ¿Justificaría en algún caso la tortura y aún la muerte?
Supongo que quien torturó o mató tendrá sus argumentos para justificarse. Tal vez por falta de experiencia es que no encuentro yo justificación alguna.

44) Se incendia su casa, sólo puede llevarse una cosa, ¿cuál?
Posiblemente algún documento, certificado, etc. de Argentina. Prefiero chamuscarme a repetir las andanzas kafkianas que la obtención de los mismos implican.

45) ¿Una canción?
Pues amas, triste amador, de Juan del Encina.

46) ¿Cuál lugar de la casa es el mejor para leer?
El balcón.

47) ¿Si fuese presidente, qué es lo primero que haría?
¿De Argentina? Lo llamaría a Luis Zamora para que me asesore. En Suiza no me quedaría otra que hacer lo que indique el parlamento.

48) ¿Si fuese Dios, qué es lo primero que haría?
Un parlamento politeísta.

49) ¿Cuál fue la persona que más lo ayudó?
Mi mujer.

50) ¿Se arrepiente de algo?
Sí, claro.

Compartir

Autor

Raúl Bertone