Laura Carnovale, entre las piedras y la luz

Falta poco tiempo para que “Piedras Verdes”, el nuevo poemario de la piquense Laura Carnovale se presente públicamente. Entre tanto su producción continúa y acaba de finalizar en el Taller de Literatura de la Biblioteca “Estrada”, un poema cuyo eje gira en rededor de la luz, la misma luz que giró en torno de los impresionistas y ahora se transforma en una metáfora lista para cambiar nuestros ojos.

Puedo ver la luz
entrar a la casa como pájaros.
Un estampido anaranjado y ocre
traspone los vidrios y las piedras
y la pared ya no es pared
sino una pintura intensa,
pinceladas precisas sobre el blanco
y el piso ya no es piso
sino una alfombra tibia, duraznos o gerberas.
Puedo ver la luz
entrar a la casa como pájaros.
Quién dice que no es posible
que pueda atravesar los muros en bandadas
si yo la vi levantar en pleno vuelo
las pequeñas partículas de polvo sobre la mesa
y cambiar el color de las cosas
cambiar sus nombres.

Compartir

Autor