Con el lenguaje de la danza

La magia del vuelo sigue intacta en los escenarios. Ver bailar a Maximiliano Guerra, uno de los mejores del mundo de la danza, es un placer de los sentidos. Una danza forjada a fuerza de mucha constancia y disciplina, amén de la genialidad. Pero Guerra es también un entusiasta formador de bailarines. En 1999 creó el Ballet del Mercosur, que nació para acoger a los nuevos talentos emergentes, y en 2010 inauguró lo que él llamó La fábrica de arte, una escuela y centro cultural.
En pocos días los pampeanos podrán disfrutar de su arte exquisito con la puesta de una obra que articula baile, teatro y plástica llamada Fenómena Frida, un homenaje a Frida Khalo que protagoniza junto a su mujer Patricia Baca Urquiza. Pero también quienes están vinculados al ballet podrán experimentar sensaciones únicas durante los días 5 y 6 de mayo, asistiendo al Seminario de danza clásica que ambos estarán brindando en nuestra ciudad. Todo se concentrará en la Escuela de Arte Carmen, ubicada en calle 25 esquina 20, perteneciente a la bailarina y profesora Marianela Camerlinckx.
“La Escuela tiene poco más de dos años de vida, aunque Marianela hace bastante más que está aquí brindando sus conocimientos. Integramos un grupo de padres de chicas que estudian en diferentes academias de danza clásica y tuvimos la posibilidad de llevarlas a una capacitación intensiva que se realizó en Córdoba. Allí fue el propio Guerra quien nos insinuó la idea de venir a La Pampa para dictar un seminario, algo que nunca hizo, después de quedar gratamente sorprendido de que hiciéramos tantos kilómetros para una capacitación”, contó Alejandra Peralta, una de las dos referentes del grupo organizador junto a Laura Cornejo, ante la consulta de El Lobo Estepario. La coordinación de la intensiva doble jornada está a cargo de Natalia Suasnabar.
Nacido en el barrio de Mataderos, pero criado en Almagro, Guerra, cuya primera pasión fue el fútbol -jugó en River hasta los 13 años-, descubrió la danza a través de su hermana. Se formó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón -más tarde sería primera figura-, y a los 16 años pasó a integrar el Ballet del Teatro Argentino de La Plata, donde interpretó como primer bailarín el rol de Don José, en Carmen, de Alberto Alonso. En 1988 encabezó una extensa gira por EEUU con Los Angeles Ballet Company, fue invitado a participar del London Festival Ballet como principal dancer y tiempo más tarde fue designado senior principal dancer.
El Teatro de la Opera de Novosibirsk (Rusia) lo invitó a bailar Espartaco, de Yuri Grigorovich, constituyéndose en el primer bailarín no ruso que interpretó esa producción. En 1991 fue nombrado primer bailarín de la Deutsche Oper de Berlín. Su trayectoria internacional está dibujada por interpretaciones en algunas de las mejores compañías internacionales como la Scala de Milán, el Kirov y el Stanislavsky. En el año 2000 fue invitado al Stuttgart Ballet para montar Don Quijote, el soñador de la Mancha, iniciando de esta manera una incipiente labor coreográfica cristalizada en la actualidad con diferentes obras.
Peralta continuó diciendo: “Lo charlamos una vez que regresamos de Córdoba y puedo decir que fue un trabajo de mucha conciencia y por amor a nuestros hijos. Pusimos esto en nuestros hombros con la idea de brindar otra forma de capacitación, no solo pensando en las bailarinas de nuestra ciudad, sino de toda la provincia. Sabemos que no es fácil acceder a este tipo de eventos y poder vivir esta experiencia. Ellos están muy entusiasmados con su presencia aquí y las expectativas en poder superar el cupo son grandes. Lo del espectáculo surgió después, aprovecharán el viaje para demostrar ese gran talento y esa pasión. Nuestras hijas asisten desde los seis años y nos pareció una buena oportunidad, deseamos que las chicas puedan valorar esta posibilidad. Ellos tienen una calidad humana especial. No quiero dejar de mencionar el apoyo de varios sponsors, ellos no quieren aparecer, pero nos permitió pagar gastos de traslado y estadía”, concluyó. Los interesados en participar pueden llamar a los números telefónicos 3572-537968, 2302-486356 o 2302-442360.

Compartir

Autor

Raúl Bertone