Leonard Cohen: aparece “La llama”, el libro que preparaba antes de morir

Poemas póstumos. Incluye 63 poemas inéditos, dibujos, autorretratos, letras de canciones y notas periodísticas del artista fallecido en 2016. En 2011 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Letras.

Leonard Cohen era artista de gestación lenta, pero, a la vez, de cabeza metódica. Eso es al menos lo que destila su obra póstuma, el libro La llama (Salamandra), en el que convergen sus poemas inéditos, dibujos, autorretratos, letras de canciones y, finalmente,numerosas notas redactadas a lo largo de su intensa existencia.

Además de su carácter previsorio, lo que realmente da entidad al volumen traducido por Alberto Manzano –amigo, traductor y biógrafo de largo recorrido– son los poemas que escribió el glorioso poeta/cantante/músico canadiense: tal como desvela su hijo Adam en el prólogo, la poesía fue el centro de atención de su padre en el ultimo periodo de su vida, y lo que lo mantuvo activo hasta su muerte el 7 de noviembre del 2016: “Era lo que lo mantenía vivo, su único objetivo vital”.

En sus últimos años, la poesía “lo mantenía vivo, era su único objetivo vital”, dice su hijo.

El libro, de cerca de 350 páginas, lleva por título el nombre que eligió el hijo de Cohen, y fue aprobado por sus editores, Robert Faggen y Alexandra Pleshoyano. A partir de una estructura –insisten estos en el prólogo del volumen– ideada por el propio autor de Aleluyah, La llama ofrece un primer bloque con un total de 63 poemas inéditosy un segundo donde se reproducen las letras de sus tres últimos álbumes –Old ideas, Popular problems y You want it darker, este aparecido en el mercado quince días antes de su fallecimiento–.

En este extenso poemario, la temática es variada, desde un humor cáustico sobre el músico/personaje Kanye West a un emocionado recordatorio a Enrique Morente. Alberto Manzano recuerda que se trata “del poema que escribió expresamente y que me envió para que se leyera en el concierto de homenaje que se le hizo a Morente en el teatro Español de Madrid en el 2014, tras su muerte”.

A los poemas se han añadido los textos de Blue alert, el disco que grabó en el 2006 con su pareja, la también cantante Anjani Thomas. Un tercer bloque lo constituye una profusa selección de material sacado de sus innumerables cuadernos de notas; tal como explica su hijo, Cohen padre se pasó toda la vida escribiendo de forma compulsiva, en cualquier momento, sobre prácticamente cualquier soporte: “Conocer a mi padre era (entre muchas otras cosas maravillosas) conocer a un hombre con papeles, cuadernos y servilletas de bar, todos con sus distinguida caligrafía, diseminados (cuidadosamente) por todas partes”. Este apartado se completa con algún añadido como un intercambio de correos con su amigo el poeta y profesor Peter Dale Scott.

Para dar aire a tanta letra y, quizás, para mostrar el polifacetismo del autor, a lo largo del libro se intercalan numerosas ilustraciones, principalmente autorretratos de un Cohen en su otoño vital, a menudo con sus respectivos complementos literarios así comoesbozos de atractivas mujeres.

En opinión de Alberto Manzano, indiscutible autoridad del universo coheniano, La llama muestra a un “Cohen que está en un momento personal en que se está preparando para la muerte”, “el único aspecto con el que discrepo es el de las notas. Es una selección que realizaron su hijo Adam, su mánager y abogado Robert Kory y su editorial canadiense. Es una selección exagerada porque ocupa la mitad del libro y creo que son notas que tienen muy poco que aportar poéticamente a la obra, algunas al menos. Además la mayoría de ellas no están datadas en ningún sentido, porque Leonard no solía hacerlo”.

En cualquier caso, La llama deviene obra imprescindible para conocer la última producción de uno de los grandes cantautores de la música popular, reconocido con el premio Príncipe de Asturias de las Letras del 2011, cuyo emocionado y emocionante discurso de aceptación de ese galardón se incluye también en el libro.

Fuente: Clarín

Nota: Diario de cultura

Compartir

Autor