Los 5 alimentos más peligrosos para la salud que todavía se siguen consumiendo

Algunos sólo pueden ser preparados por expertos, otros pertenecen a comidas tradicionales. Casu Marzu: el queso de Cerdeña, en Italia, con larvas puede provocar una revolución intestinal en el humano.

qweqweqw

La alimentación es una de las necesidades elementales del ser humano y muchas veces ser conscientes de lo que se ingiere puede salvar vidas ya que varios alimentos tienen, por diferentes razones, una gran peligrosidad

Además de los alimentos con alto contenido de grasas saturadas que, por acumulación en el tiempo, complican diferentes funciones vitales, otros pueden dañar inmediatamente al organismo.

Este tipo de alimentos que tienen un elevado potencial mortal tras su ingesta, por una preparación inadecuada o deficiente. Por eso las autoridades de varios países los han prohibido.

Sin embargo, varios continúan formando parte del menú en restaurantes especializados ya que la preparación la realizan expertos en ese tipo de comidas.

En ese sentido la revista estadounidense especializada en viajes Condé Nast Traveler realizó un reporte acerca de los alimentos más con mayor peligrosidad en diferentes partes del mundo.

Ruibarbo

Ruibarbo. Puede provocar insuficiencia renal. Foto/archivo

Ruibarbo. Puede provocar insuficiencia renal. Foto/archivo

Esta verdura tiene un sabor sorprendentemente ácido. Las hojas de ruibarbo tanto crudas como cocidas contienen grandes cantidades de ácido oxálico, que puede provocar rápidamente una insuficiencia renal en los seres humanos.

Los síntomas de intoxicación incluyen problemas para respirar, diarrea, dolor de ojos y orina roja. Sólo hacen falta entre 15 y 30 gramos de ácido oxálico puro para matar a un ser humano. Sin embargo, habría que comer alrededor de 4 kilos de hojas de ruibarbo para alcanzar esa cantidad letal.

Casu Marzu

Casu Marzu. Un queso de Cerdeña. Foto/AFP

Casu Marzu. Un queso de Cerdeña. Foto/AFP

Lo que mucha gente consideraría un producto asqueroso los habitantes de Cerdeña lo consideran tradición: un queso de leche de oveja con gusanos vivos, prohibido en toda la Unión Europea.

Las larvas que habitan en este picante pecorino no son letales, pero pueden sobrevivir a su ingestión y, en consecuencia, causar estragos en el revestimiento intestinal humano.

San-Nakji

San Najki. Pulpo bebé de la cocina coreana que puede provocar asfixia.

San Najki. Pulpo bebé de la cocina coreana que puede provocar asfixia.

Una preparación coreana de pulpo bebé crudo. Como los miembros del cefalópodo contienen neuronas, las extremidades siguen moviéndose y las ventosas mantienen su poder de agarre, incluso después de ser separadas del cuerpo y dosificadas con aceite de sésamo.

Eso significa que, a menos que se mastique con cuidado y repetidamente, las ventosas podrían agarrarse a la boca y a la garganta en su descenso provocando asfixia.

Fugu (Pez globo)

Pez globo. En Japón lo usan para hacer fugu, un plato que enciende la pasión pero que si no se prepara bien, mata. Foto/archivo

Pez globo. En Japón lo usan para hacer fugu, un plato que enciende la pasión pero que si no se prepara bien, mata. Foto/archivo

Quizás el alimento peligroso, las delicadas rodajas de pez globo sólo pueden ser servidas por chefs altamente capacitados porque sus órganos internos -específicamente el hígado, los intestinos y los ovarios- tienen cantidades concentradas de un compuesto paralizante llamado tetrodotoxina, que puede resultar mortal para los humanos si se ingiere.

Las preparaciones más atrevidas (más populares en Japón) contienen sólo una pizca de la sustancia potencialmente letal, que es 1.200 veces más tóxica que el cianuro, para dar a los comensales una sensación de cosquilleo mientras la comen.

Bayas de saúco

Bayas de sauco. Puede provocar naúseas.

Bayas de sauco. Puede provocar naúseas.

Estos frutos se presentan en mermelada o jalea, incluso en la homeopatía de todo el mundo para tratar heridas de la piel y resfriados.

Sin embargo, las hojas, las ramitas y las semillas pueden presentar un problema si se ingieren, concretamente en forma de náuseas y otras formas más graves de enfermedad.

Fuente: Clarín

Compartir

Autor

Avatar