“Me atrae la incertidumbre, es ciertamente más bella que la certeza”

Poema 56

A mis hijas
les deseo lluvia
piedrecita ocre o verde
les deseo rama

cabito que une al tallo
tiempo
pasitos de baile
almohadones cartas

les deseo palabra
intimidad sorpresa

les deseo refugio
lumbre veracidad camino
lo apacible

les deseo poemas
ojos y oídos para el viento
les deseo impensables

les deseo ciudades
brotecitos de historias
veranitos páginas
plazas estaciones

les deseo creer
les deseo pájaro
les deseo nada

manos también
muchos verbos
sobre todo
y cosas sustantivas
descanso quietud marea
algo morado algo carmín

peso doblez soledad
plumita entre la zarza
arruga pliegue correntada

les deseo algo blanco
les deseo fuego
y otro poquito de nada

Lavar la vida, 2018.

La poesía, como creación literaria, tiene algo de mágico, de misterioso. González Tuñón decía que un poeta es como cualquier hombre, pero cualquier hombre no es un poeta. Una voz expresa a un poeta. Y en ese delicado equilibrio del hacer poético, Susana Slednew revela su posición frente a la escritura. Interpretando que el escribir es posibilitar la búsqueda de la forma. Nacida en 1958 en la bonaerense Coronel Suárez, se radicó hace varios años en Eduardo Castex, donde trabajó como docente, y como capacitadora y tallerista para el Plan de Lectura. Expositora en congresos y jornadas, es activa participante en ferias, encuentros y festivales, siendo autora de dos libros de poemas: Los bordes del azar (2017) y Lavar la vida (2018), ambos del sello independiente Ediciones en danza.
“El oficio de escribir poesía, en este tiempo, ha significado el acceso al mundo del arte en general y a los intercambios propios de la poesía en particular: lecturas, presentaciones, encuentros, festivales o recitales; conocer editores, escritores. Me genera mucho placer, expectativas constantes; deseos de leer, conocer, participar, hablar de poesía. Este año tengo el proyecto de editar mi tercer libro de poemas que ya tengo listo. Continuar el intercambio dentro y fuera de la provincia como lo he venido haciendo en estos últimos años. Me propongo seguir con mis talleres de poesía a distancia”, contó Slednew, quien desde el año 2010 forma parte del grupo Desguace y pertenencia, incluyéndose obras de su autoría en dos publicaciones: El hilo invisible (2012) y Donde el viento (2015). Poemas suyos también aparecen en Plaquete Pertenencia: puesta en común de la diversidad cultural argentina (2010), y en la VII Antología de Ediciones Ruinas Circulares (2015).

1) ¿Qué le hubiese gustado ser?
Una muy buena poeta.

2) ¿Quisiera cambiar de trabajo?
En absoluto. Disfruto enormemente de leer y escribir poesía, preparar materiales para los talleres.

3) ¿Un lugar para vivir en el mundo?
De momento, La Pampa se parece mucho a mi lugar en el mundo.

4) ¿Qué desea para su vejez?
Tranquilidad, libros, la mirada de la gente que amo, su palabra; seguir escribiendo, seguir conociendo escritores de poesía.

5) ¿Qué mejoraría de su cuerpo?
Algo más de altura no me vendría nada mal.

6) ¿En qué tarea no se siente inteligente?
Cocinando, algo me impide ser suficientemente astuta y valorar esa tarea.

7) ¿Cuál fue el momento más feliz de su vida?
Cada nacimiento de mis cuatro hijas.

8) ¿Su primer trabajo?
Dibujante técnico. Hacía planos de obra y de instalaciones, con papel vegetal, lanzaminas y punteras de dibujo.

9) ¿Cuál es el buen cine?
El que deja abiertos interrogantes, que permite encontrar metáforas, alegorías; y, con buena fotografía.

10) ¿El último libro que leyó?
Correspondencia y poemas. René Char – Raúl Gustavo Aguirre.

11) ¿El mejor libro que leyó?
Pedro Páramo, de Juan Rulfo.

12) ¿Un programa de T.V?
No miro televisión. Es una elección.

13) ¿Qué escritor/a influyó en su camino?
Fueron dos, pude aprender de ellas en persona: Alicia Genovese, ensayista y poeta; e Irene Gruss, poeta.

14) ¿Qué hito de la historia mundial le hubiese gustado vivir personalmente?
Cualquiera vinculado a la mujer escribiendo a escondidas, en soledad y finalmente peleándose contra el entorno para hacer valorar sus creaciones.

15) ¿Cuál fue la vez que más lloró?
Cuando murió mi amor y padre de mis hijas, en un accidente.

16) ¿El mejor político en la historia del país?
Las organizaciones de trabajadores que lograron reivindicaciones sociales, porque contribuyeron a lograr cosas valiosas para las mayorías.

17) ¿La mejor persona que haya conocido?
Fueron varias, por suerte…Entre ellas, elijo a mi mamá. Sigo creyendo en su bondad extrema. Tierna y respetuosa del otro, aún a costa de sí misma.

18) ¿Usted cree en la justicia de este país?
Creo que sirve a ciertos sectores y género. Necesitamos reformarla, hacerla más equitativa.

19) ¿Qué profesión u oficio nunca ejercería?
La medicina.

20) ¿Un personaje nefasto en nuestra historia?
Videla.

21) ¿Le preocupa la muerte?
No. Pero amo la vida.

22) ¿El arte salva?
Hace lo suyo para salvar. Existe, que no es poco.

23) ¿Qué opina de la despenalización y legalización del aborto?
Que debería legalizarse, que es una cuestión política. Miles de mujeres mueren por obligarlas a la clandestinidad, por no respetarse sus derechos.

24) ¿Qué le gustaría saber del futuro?
Todo. En especial, me despiertan curiosidad los avances informáticos. En términos poéticos, me atrae la incertidumbre, es ciertamente más bella que la certeza.

25) ¿A quién no dejaría entrar a su casa?
Hoy, a un hombre que sepa que ha violado o violentado a una mujer.

26) ¿Donaría sus órganos?
Soy donante.

27) ¿Recuerda su primera maestra?
Sí, Alicia Olaciregui de Mayo.

28) ¿Qué opina de la religión?
Se la creó para dominar, se la sigue usando para eso. En lo personal, es una elección. Puede haber religiosidad en mucho de lo que hacemos o nos gusta, incluso en los que decimos no profesar ninguna.

29) ¿Una película?
Rapsodia en agosto, de Akira Kurosawa.

30) ¿Cuál es la persona que más le gustaría ver en estos momentos?
A cualquiera de mis cuatro hijas. A las cuatro. Siempre.

31) ¿Le molesta que fumen al lado suyo?
Sí, me parece una falta de consideración hacia el otro.

32) ¿Qué sabe o recuerda de la dictadura militar?
Persecuciones, infiltrados, asesinatos de estudiantes, de intelectuales, de activistas, de artistas, de curas tercermundistas, de comprometidos con alguna militancia o no, siembra del terror, censura y carreras cerradas, quema de libros, tiroteos, requisas en la universidad, en los colectivos, toque de queda. Y yo no viví lo peor.

33) ¿Cuál es su idea de la felicidad?
Los encuentros con la gente que quiero. La poesía. Cierta cuota de soledad. Estar sana. Tener libertad e independencia para muchas cosas.

34) ¿Qué es lo que más valora en sus amigos?
Que confíen y crean en mí. Que me respeten, sin condiciones. Que sean humanos, solidarios, receptivos, de mentalidad abierta.

35) ¿A quién le gustaría parecerse físicamente?
Mi padre y su familia paterna tenían los ojos más claros, o de un azul profundo…Algo de eso me hubiera gustado, quizás; el color, o su manera de mirar.

36) ¿A quién le gustaría parecerse intelectualmente?
A alguien de razonamiento ingenioso, creativo, sin demasiados prejuicios, poético, capaz de la síntesis, de mente abierta hacia lo nuevo o lo que propone el otro.

37) ¿Le niega o le negó el saludo a alguien?
No.

38) ¿Qué le gustaría saber ante todo?
Qué mecanismos sociales son necesarios para frenar la violencia de género.

39) ¿Qué instrumento musical le gustaría tocar?
La guitarra.

40) ¿Su peor defecto?
La testarudez; los largos silencios.

41) ¿Qué le gusta regalar?
Medialunas para el mate; un pasaje para encontrarnos; un poema; un libro de poesía.

42) ¿Qué piensa del periodismo en general?
Que no ejerce su verdadera profesión. Que hay quienes intentan otros caminos.

43) ¿Justificaría en algún caso la tortura y aún la muerte?
No. No soy partidaria de ningún tipo de violencia.

44) Se incendia su casa, sólo puede llevarse una cosa, ¿cuál?
El celular, para pedir ayuda.

45) ¿Una canción?
Imagina, de John Lennon.

46) ¿Cuál lugar de la casa es el mejor para leer?
Cerca de la biblioteca.

47) ¿Si fuese presidente, qué es lo primero que haría?
Invertir en educación.

48) ¿Si fuese Dios, qué es lo primero que haría?
Resetear la mente de los egoístas, codiciosos, de los malvados para que se redistribuyan las riquezas y se dejen de crear drogas, guerras, enfermedades, bancos para manejar el mundo al antojo de unos pocos.

49) ¿Cuál fue la persona que más lo ayudó?
Mi madre y mi padre. Cada cual a su manera.

50) ¿Se arrepiente de algo?
No, porque la vida es un conjunto de errores y aciertos.

Compartir

Autor

Raúl Bertone