El Nobel a José Saramago cumple 20 años, con el premio en crisis

Un diario íntimo de Saramago en medio de la fiesta por el aniversario.

A orillas del río Mondego, en la refaccionada estructura de un convento del siglo XVII, una auténtica joya arquitectónica, se dan cita durante tres días eruditos, profesores, políticos y los lectores -de todas partes del mundo- de quien escribió, precisamente Memorial del convento. Es solo una broma del azar. Lo que no es casualidad es el motivo de esta reunión.

Hace veinte años José Saramago obtenía el premio Nobel de Literatura, una noticia que fue recibida con algarabía tanto en Portugal como en España. Los presidentes actuales de cada país no quisieron quedar fuera de estos homenajes. Así, Marcelo Rebelo de Sousa inauguró el congreso en Coimbra donde se exploró durante tres días la obra saramaguiana, mientras que Pedro Sánchez se hizo presente hace unos días en la isla española de Lanzarote, en la casa donde vivió el escritor, para destacar el ejemplo “poderoso y más necesario que nunca” de este dramaturgo, novelista, poeta y cronista.

En este contexto de emoción y de actos de diversa naturaleza (representaciones teatrales, discursos, conferencias, clases magistrales, etc.), ayer se entregó el New Academy, a la autora Maryse Condé, o el “Nobel alternativo”, un galardón que busca ocupar aquel espacio que este año quedará vacante dado la crisis que atraviesa la Academia sueca de Letras, quien decidió no expedirse en esta edición.

Fuente: La Nación

Compartir

Autor