“Nos pareció copado subir una canción por vez”

Shoji es la palabra japonesa que define a una pared o puerta de papel. Y cada vez que observamos una casa tradicional del país nipón aparecen esos paneles dividiendo los espacios. Shoji se llama el último trabajo del cantautor pampeano Cucu Howes. Y como disco amasado desde la tarea del orfebre ganado por los momentos necesarios de soledad, que permiten enfocar en un todo la impronta personal, su nombre está asociado a esa veta de la arquitectura japonesa que tanta admiración despierta. Un proceso que se fue gestando de a poco, propio de quien tiene el privilegio de poder hacer música y escribir canciones.
“Es un material que ya venía trabajando y acumulando en mi sala, fui grabando mis canciones, y luego de dos años arranco a trabajar con Javier Oros, principalmente en todo lo que tiene que ver con la mezcla y la masterización, y un poco de producción. De esa manera empezó a cerrar mucho más la idea del disco. Esto de afrontarlo de manera independiente tiene un poco que ver con el título del disco. Paralelamente estaba leyendo un libro de Tanizaki, El elogio de la sombra, que habla de la arquitectura japonesa, y bueno, me había enganchado mucho con los shoji, paneles de papel y madera que aparecen generalmente en películas japonesas, y que generan una cierta luminosidad en el interior. Decidí usarlo como una especie de metáfora por como fue trabajar el disco de esa manera, en mi propia sala, no aislándome pero tratando de preservar el silencio necesario como para poder elaborar las canciones, contraponiéndolo con todo lo que pasa alrededor de uno”, contó el músico, entrevistado por El Lobo Estepario.
Cucu Howes estará presentando parte de su nuevo material este viernes 29 en Black Bart (Avellaneda 1, Santa Rosa), desde las 00 horas, acompañado por su banda Cucus Band, que integran Marcos D’Atri (batería) y Adrián Barbera (guitarra eléctrica). En esta ocasión también subirán a escena José Tomas (cantante y bajista de la banda santarroseña I Love Daiana, fue quien puso su voz en Como si fuésemos novios), Magui Elizalde (cantante de Arboleda), Micaela Romero (participó en los coros de Diacrónico), y Belén Martínez (cantó en Como un fade out).
A la hora del armado del camino tomado para la difusión de los temas, Cucu Howes buscó una forma poco habitual en estos lares; cada tres o cuatro semanas viene haciendo conocer una canción por vez, exponiéndola en todas las plataformas y redes sociales posibles. Al respecto, señaló que “se decidió encararlo de otra manera a como se hacen algunos discos atento a que la gente hoy no escucha tanto vinilo como antes, por lo que nos pareció copado subir una canción por vez hasta la primera mitad del año. Se trata de un primer EP de cuatro temas, y el resto vamos a seguir subiéndolo. La primera canción fue Como si fuésemos novios, que habla de poder convivir con lo cotidiano a través de una realidad quizás más romántica entre tanta vorágine, recuperar un poco el idealismo y la sensibilidad. Una canción con una armonía tal vez no muy compleja pero con arreglos pensados para generar cierta inquietud, y con una letra que invita a pensar”.

El arte de Shoji estuvo a cargo de Pablo Salazar, y en ese sentido el músico relató que “nos habíamos enganchado mucho con dibujos y animaciones japonesas de los años ’80, por lo que entonces queríamos darle un toque hiperrealista. Así fue quedando el trabajo pintado a mano, y conceptualmente tiene mucho que ver con la música que de a poco va apareciendo. El armado de una banda permite poder salir a presentarlo y si bien surgieron invitaciones para ir fuera de la provincia, tenía muchas ganas de poder tocar aquí, en vivo. El objetivo fue que la canción circule, se escuche, y de esa forma, a la hora de presentar el disco, la gente vaya sabiendo de qué se trata. Una vez que estén los cuatro temas online, haremos el disco en formato físico, lo vamos a producir para que salga y de esa manera se exponga también el arte impreso. Y cada canción con un video para generar material audiovisual”.
El cantautor pampeano tiene en su haber una prolífica producción discográfica. En 2008 debutó con un EP llamado Deforma viento, presentado en el programa de TV Volver rock, conducido por Tom Lupo y Catarina Spinetta, al que le siguieron Frágil (2010) y Aproximación al aire (2013), con participación de músicos como Fernando Bruno y Mauricio Ponce. Su trabajo Alunado (2015), un disco de rock mezclado en los estudios ION, en Buenos Aires, con arte de tapa diseñado por Florencia Pumilla, fue presentado en Espacio Le Parc (Mendoza), La Cigale (Buenos Aires) y Teatro Attp (Santa Rosa), entre otros. El músico participó en 2016 del festival Atuel Rock en reclamo por el río Atuel, realizado en parque Oliver y fue invitado al homenaje Cantamos a Cerati, junto a la orquesta de la Unidad 7 en Medasur. En vivo, sus presentaciones alternan entre sets acústicos y de banda, haciendo un repaso de toda su discografía, además de versiones de la canción popular argentina.
Consultado por el presente de la escena musical en nuestra provincia, Cucu Howes consideró que “cada vez hay más cosas y eso está bueno suceda, trabajos que me gustan y que salen a la luz. Hay mucha producción de discos, eso habla de un cambio en materia cultural. Tuve la posibilidad de recorrer mucho el interior pampeano, donde he visto y escuchado cosas interesantes. Mientras exista mayor diversidad, será mejor para cualquier espacio, y también que las producciones sean cada vez más interdisciplinarias, que la música se vincule con otras disciplinas, que haya varias influencias del arte”.

Compartir

Autor

Raúl Bertone