«O nos resistimos a este cambio que está siendo, o lo abrazamos y fluimos con él»

«Disfruto mucho quedarme conmigo misma en mi casa, aprovechando este tiempo de encierro obligatorio como un tiempo de apertura para mí y para todas aquellas cosas que no podía hacer justamente «por falta de tiempo». A partir de ese «estar conmigo» en mi casa, es que sigo cantando, proyectando un nuevo repertorio, ensayándolo, trabajando a la distancia con músicos amigos en nuevos arreglos, para nuevos temas para un nuevo disco. También estoy estudiando mucho, piano, guitarra, música y como novedad, esta cuarentena me trajo inspiración y escribí mi primera letra para un bolero, con la música de Daniel García y la colaboración autoral de mi querida amiga poeta Marta Pizzo, que acercó su sabiduría para que la misma llevara los componentes necesarios para ser cantable. Soy cantante, actriz, y hoy ama de casa de tiempo completo. Las tareas del hogar también llevan su tiempo de realización considerable. En este momento toda mi vida laboral pasa por «lo virtual», con reuniones a través de plataformas digitales, mientras como cantante hice un par de miniconciertos en vivo desde mi casa a través de Facebook e Instagram. Hoy las pantallas se han convertido, a la fuerza, en mis mejores aliadas. Nada puede reemplazar el calor y la mirada del público, toda esa energía que circula y nos abraza cuando podemos expresarnos ante su presencia, pero siento que debemos dejar volar nuestra mejor creatividad, ser resilientes y reinventar una manera de encontrarnos en el arte con el otro, aunque sea así, pantalla mediante y sin contacto. La pandemia dejó «todo en suspenso», la realidad conocida suspendida en una gran incertidumbre, flotando, hasta que el nuevo futuro sea un hoy, y veremos qué depara. La naturaleza cambia, nosotros cambiamos, ¡todo cambia!…Pero la esencia de cada uno de nosotros permanece. La sociedad que fuimos no será más, porque es imposible transitar este tiempo mundial sin ser modificados, transformados, recreados, y espero de corazón que para bien, para nuestra evolución. Hoy surgen nuevos modos de estar con el otro, y desde lo artístico aún más. Miles de artistas relacionándose con el público desde sus canales virtuales, hay muchos profesionales promocionando también capacitaciones para ser más diestros en el manejo de las redes. El futuro está en las redes y lo virtual, querramos o no, vino para quedarse. Estoy confiada, muy activa, aprovechando este tiempo para ser productiva, y esperanzada en que siempre lo mejor está por venir. Hubo y habrá sufrimiento, pérdidas, problemas a solucionar, muchos seguramente, pero también habrá nuevas oportunidades. O nos resistimos a este cambio que está siendo, o lo abrazamos y fluimos con él, manteniendo la esencia de lo que somos».

Vivi Verri

Nació en Buenos Aires. Además de cantante y actriz, es también psicopedagoga y orientadora escolar. Si bien su género favorito es el tango, puede transitar sin inconvenientes otros terrenos musicales como el bolero, la balada romántica y el folclore. Empezó a tomar clases de canto con la talentosa Mónica D’Agostino, formándose en Teatro y Comedia Musical con Ricardo Bangueses y Christian Alladio, y en Interpretación Musical con Rodrigo Fornillo. Luego llegó a su camino la cantante y profesora Clara Terán, quien fue su guía para la grabación de su primer demo. Tiene dos discos editados de forma independiente: Rosa de tango (2012) y Dejámelo pensar (2015). Ambos pueden encontrarse en las plataformas digitales. Con su primer trabajo recorrió varios encuentros de tango realizados en Latinoamérica durante 2013, como Valparatango y el Festival de Arica (Chile), y el Festival de Montevideo (Uruguay), además del 25° Festival Internacional de Tango de Granada (España). Su segundo disco fue nominado como Mejor Album Nuevo Artista de Tango en los Premios Gardel 2016. Ganó como Mejor Cantante Femenina en el certamen Hugo del Carril (Buenos Aires, 2012) y en el Festival de La Falda (Córdoba, 2013). Aquí conoció a Esteban Morgado y María José Demare, con quienes compartió muchos escenarios. Desde 2017 estudia canto con Mirta Arrua Licchi en Escuela Mitra, donde también se está formando como Profesora de canto. Como actriz protagonizó la comedia musical Nine en Zárate (Buenos Aires), Los Miserables, junto a la Compañía Mitra en el Auditorio de Belgrano, y 7 perlas sobre el diván (ópera prima de Marta Pizzo), con la que tiene pensado regresar próximamente a los escenarios.

Compartir

Autor

Raúl Bertone