Ofreciendo canciones como flores

La personalidad de su timbre, su gran extensión vocal, su riqueza compositiva y una afinación perfecta. Sandra Aguirre es la prueba presente de que el canto popular de raíz folclórica tiene en nuestro país una larga y excelente producción de grandes voces femeninas. La cantautora salteña volverá a visitar nuestra ciudad, actuando mañana sábado en el Instituto Superior de Bellas Artes -situado en calle 25 número 512-, brindando un recital que se iniciará a las 20:00 horas y en el que ofrecerá sus propias canciones, además de hacer un recorrido que abarcará la música popular salteña y a otros autores contemporáneos del folclore nacional. La entrada consiste en un bono de 200 pesos.
Además hoy, desde las 14:45 horas, también en el ISBA, Aguirre dará una Clínica-Taller para personas que cantan, con o sin experiencia profesional. El eje fundamental de la clase será la exposición de métodos sencillos y creativos que permiten la comprensión, interpretación y expresión de canciones. Las posibilidades expresivas de la voz a partir del análisis personal del repertorio elegido; el sonido afectado por el sentido. También se incluirán señalamientos técnicos según cada caso, postura corporal, respiración, articulación, resonancia, afinación, emisión relajada, armónicos.
Los asistentes deberán concurrir con ropa cómoda y tres canciones elegidas para trabajar en el taller, que tendrá una duración de tres horas aproximadamente. El cupo es limitado y las inscripciones se recepcionan en el correo electrónico andrea_alomar@yahoo.com.ar. Andrea Alomar, profesora de dicho Instituto, fue gestora de esta vuelta de Aguirre, en conjunto con la buena receptividad de la directora Silvia Corniglione. La entrada para el recital consiste en un bono de 200 pesos.
En su trayectoria ha recibido varios reconocimientos, imponiendo su talento y sus convicciones musicales ya en 1998, cuando obtuvo el 1° Premio Revelación del Festival de Cosquín, para lograr en el año 2000, en los Premios Octubre, la llave que le permitió grabar , su primer disco, en el sello Melopea, donde luego registró su segundo trabajo El hombre de barro, inspirado en la obra del poeta salteño Julio Espinoza. Ambos discos fueron producidos por Litto Nebbia.
En 2013 editó Flores, de donde se pueden deshojar temas suyos y de creadores salteños como Gustavo Leguizamón, Eduardo Falú y Jaime Dávalos, ademas de recordar con este trabajo alguna joya de Ariel Ramírez y de los chilenos de Inti Illimani. Este disco fue seleccionado entre los mejores del folclore alternativo en los Premios Gardel 2013. En él incluyó Los aromos de Toay, tema de su autoría con aires de milonga, que hace algunos años fue estrenado en la Casa Museo Olga Orozco de Toay, en el marco de la presentación del libro de poemas de Norma Arana. Su repertorio está compuesto por temas propios y de compositores salteños, como Manuel J. Castilla, y los mencionados Falú, Dávalos o el Cuchi Leguizamón, e incursiona en ritmos de folclore latinoamericano, versionando temas de Inti Illimani y de Chabuca Granda.

Compartir

Autor

Raúl Bertone